Publicidad

MOIA: la start-up de Volkswagen para la movilidad compartida

Cuenta con un prototipo eléctrico de seis plazas, desarrollado y diseñado para el servicio de movilidad compartida, y una aplicación para hacer la reserva.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

MOIA: la start-up de Volkswagen para la movilidad compartida

Transcurrido un año de su presentación, MOIA, la start-up de movilidad del Grupo Volkswagen ha presentado su nuevo prototipo de “ride pooling” integral (vehículo compartido). Este prototipo proporciona nuevas opciones de movilidad que reducirán de forma significativa el tráfico en las grandes ciudades. La start-up presentará su ecosistema de “ride pooling” con la misión “Un millón de coches fuera de la carretera” durante el TechCrunch en Berlín, donde estrenará este coche, totalmente eléctrico y optimizado para este tipo de servicios.

Como proyecto inicial, todo el ecosistema, que incluye el coche de nuevo diseño, se lanzará en Hamburgo a finales de 2018. “Seremos capaces de ofrecer toda la cadena de valor del ride pooling –en función de las necesidades o por piezas individuales, asegura Ole Harms, consejero delegado de MOIA.

El coche de MOIA es totalmente eléctrico con espacio para que hasta seis pasajeros se sienten cómodamente. El interior ha sido diseñado para ser espacioso, con asientos individuales, mucho espacio para las piernas y suficiente espacio para moverse y llegar a los asientos con facilidad. Los asientos están equipados con elementos prácticos, como luces regulables para la lectura o puertos USB. Cada coche también ofrece wifi para pasajeros. La puerta automática optimizada y el tirador hacen que entrar y salir del coche sea fácil. El equipaje puede colocarse en una zona espaciosa junto al conductor. 

Aplicación para reservar un MOIA

La última pieza del puzzle del sistema de transporte compartido es el coche MOIA. Pero, además del coche, el sistema consta de una aplicación para el cliente, que los pasajeros pueden usar para reservar su MOIA y pagar por el servicio. La aplicación muestra qué coches están disponibles y cuánto costará el recorrido antes de que el cliente haga su reserva. Un algoritmo de transporte compartido agrupa a los pasajeros con destinos similares para aumentar la capacidad de cada coche y así evitar desvíos. Una aplicación para el conductor y la gestión integral de la flota completan el sistema.

Volkswagen Vehículos Comerciales y Volkswagen  Osnabrück planearon, desarrollaron y construyeron el coche MOIA en un tiempo récord: 10 meses. El coche tiene una autonomía de más de 300 kilómetros según el estándar WLTP, y puede cargarse el 80% en unos 30 minutos.

MOIA ha estado probando su servicio en Hannover desde octubre de 2017, y sigue desarrollando sus componentes de forma continua y en tiempo real. El “proceso de co-creación de MOIA” es una parte íntegra de esta prueba, que consiste en una flota de 20 Volkswagen T6 Multivan. 

También te puede interesar

No compres coche: alquílalo o compártelo

Ni coches ni empleos: Volkswagen fabricará electromovilidad

Cabify: el nuevo servicio de coches eléctricos para la ciudad

 

 

Como proyecto inicial, todo el ecosistema, que incluye el coche de nuevo diseño, se lanzará en Hamburgo a finales de 2018. “Seremos capaces de ofrecer toda la cadena de valor del ride pooling –en función de las necesidades o por piezas individuales, asegura Ole Harms, consejero delegado de MOIA.

El coche de MOIA es totalmente eléctrico con espacio para que hasta seis pasajeros se sienten cómodamente. El interior ha sido diseñado para ser espacioso, con asientos individuales, mucho espacio para las piernas y suficiente espacio para moverse y llegar a los asientos con facilidad. Los asientos están equipados con elementos prácticos, como luces regulables para la lectura o puertos USB. Cada coche también ofrece wifi para pasajeros. La puerta automática optimizada y el tirador hacen que entrar y salir del coche sea fácil. El equipaje puede colocarse en una zona espaciosa junto al conductor. 

Aplicación para reservar un MOIA

La última pieza del puzzle del sistema de transporte compartido es el coche MOIA. Pero, además del coche, el sistema consta de una aplicación para el cliente, que los pasajeros pueden usar para reservar su MOIA y pagar por el servicio. La aplicación muestra qué coches están disponibles y cuánto costará el recorrido antes de que el cliente haga su reserva. Un algoritmo de transporte compartido agrupa a los pasajeros con destinos similares para aumentar la capacidad de cada coche y así evitar desvíos. Una aplicación para el conductor y la gestión integral de la flota completan el sistema.

Publicidad

Volkswagen Vehículos Comerciales y Volkswagen  Osnabrück planearon, desarrollaron y construyeron el coche MOIA en un tiempo récord: 10 meses. El coche tiene una autonomía de más de 300 kilómetros según el estándar WLTP, y puede cargarse el 80% en unos 30 minutos.

MOIA ha estado probando su servicio en Hannover desde octubre de 2017, y sigue desarrollando sus componentes de forma continua y en tiempo real. El “proceso de co-creación de MOIA” es una parte íntegra de esta prueba, que consiste en una flota de 20 Volkswagen T6 Multivan. 

También te puede interesar

No compres coche: alquílalo o compártelo

Ni coches ni empleos: Volkswagen fabricará electromovilidad

Cabify: el nuevo servicio de coches eléctricos para la ciudad

 

 

Publicidad

Galería relacionada

Primer coche de MOIA

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.