Publicidad

El coche sin conductor de Google, ahora más inteligente

Nuevo paso al frente de Google en su coche sin conductor o vehículo de conducción autónoma, al introducir diversas modificaciones que lo hacen mucho más inteligente y capaz para la conducción pilotada total. Los avances principales, en detalle en el siguiente vídeo explicativo.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

El coche sin conductor de Google, ahora más inteligente

El departamento de tecnología de automoción de Google, el gran gigante de Internet, ha emprendido diversas mejoras en los prototipos de coche sin conductor. Después de los cambios introducidos, el vehículo que conduce solo de Google es mucho más inteligente además de captar muchas más situaciones potenciales de peligro.

 

En el blog oficial de Google, el director del proyecto del coche sin conductor, Chris Urmson, ha afirmado que "una milla de conducción (algo más de 1.600 m) por ciudad es mucho más compleja que una milla de conducción por autopista, con cientos de objetos diferentes moviéndose en base a distintas reglas y en una área pequeña". Desde hace aproximadamente un año, los 24 Lexus RX450h equipados con sensores de Google han estado circulando por las calles de Mountain View (California, EE.UU.), donde el gigante tecnológico tiene su sede.

 

Urmson ha señalado que se ha mejorado el software de los prototipos que permite detectar cientos de situaciones y objetos distintos de forma simultánea, desde peatones, autobuses, una señal de Stop sujetada por un agente de policía, un ciclista que realiza un gesto para indicar que va a girar...

 

El coche que se conduce solo de Google es un proyecto iniciado en 2009 con la vista puesta a largo plazo, aunque desde entonces las 24 unidades de Lexus RX ya han circulado -y, por tanto, registrado en mapas 3D- hasta 700.000 millas (1.126.000 km), hasta ahora fundamentalmente en autopistas y carreteras.

 

En todos los kilómetros que estos vehículos han recorrido hasta la fecha siempre ha habido un conductor humano sentado frente al volante, preparado para tomar las riendas del automóvil si hubiera algún percance. Según Google, sus coches sin conductor no han registrado ningún accidente mientras el vehículo se ha conducido automáticamente.

 

La lógica del funcionamiento de estos vehículos "inteligentes" se basa en un sistema de probabilidades: cuando, por ejemplo, el coche llega a una intersección con varias indicaciones de 'Stop', el aparato reconoce la situación -previamente registrada por los ingenieros de Google- y calcula cuántas posibilidades diferentes hay, para preparar así una respuesta para cada una de ellas. En este caso, el coche contemplaría varias posibilidades: que el resto de vehículos se detengan y le cedan el paso, que se detengan e inmediatamente prosigan la marcha, o incluso que no se detengan.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.