Publicidad

GM se sube también al coche compartido de Lyft

General Motors ha realizado una inversión de 500 millones de dólares en Lyft, la empresa estadounidense de coche compartido, gran rival de Uber.
Miguel García Puente.

Twitter: @Miguelgpuente -

GM se sube también al coche compartido de Lyft

"El mundo de los transportes va a cambiar más rápidamente en los próximos cinco años que lo que lo hecho en los cincuenta últimos", decía el presidente de General Motors a modo de explicación de su alianza con una empresa de "coche compartido". Antes de General Motors fue el gigante de venta online Alibaba la que invirtió en Lyft, la empresa de coche compartido rival de Uber. Tanto Uber como Lyft o Blablacar conceptualmente son una amenaza para las empresas fabricantes de coches, dado que no hace falta tener un coche en propiedad para poderlo disfrutar. Son una alternativa a la compra de vehículo, como también a servicios de taxis, por sus tarifas más bajas. Los coches compartidos se ven sometidos a más desgaste, con renovaciones más frecuentes, pero para el fabricante disminuirán sus volúmenes de venta, dado que disminuirá la necesidad de los particulares de compra de coche. Se estima que el 90 por ciento del tiempo es el que un coche pasa detenido y sin uso. Hay programas en marcha que buscan obtener diversos tipos de rendimiento de esa inactividad, desde iluminación de la vía pública a soporte de la red, en el caso de coches eléctricos. 

General Motors pretende asegurarse estar al frente de los cambios que se sucedan en el sector de la movilidad. La entrada en Lyft significa para General Motors que podría servir de flotas de coches automatizados a la empresa de coches compartidos. Una utopía de taxis sin conductor como ya adelantó la película Blade Runner, en la que General Motors aportaría su conocimiento en coche autónomo y el Lyft la tecnología de transporte.

Otros fabricantes de automóviles ya se han sumado a actividades de coche compartido con otras modalidades distintas al coche con conductor. Las más llamativas son DriveNow de BMW y Mini, y Car2go de Daimler, ya implantada en España, concretamente en Madrid. Como ha sucedido con los coches compartidos con conductor, esta nueva modalidad de alquiler a corto plazo sin conductor tampoco está exenta de polémicas con sectores con los que concurren.

Uber tenía su propia ofensiva durante el CES 2016 de Las Vegas, ofreciendo un servicio de wifi en coches de Uber durante la celebración del Salón de la Electrónica.

No es la primera vez que una empresa de automóviles realiza fuertes inversiones en un negocio que rivaliza con el suyo. Por ejemplo, tanto Toyota como Daimler se hicieron con un puesto de privilegio en Tesla a base de comprar acciones, decían que porque eran muy rentables, pero no escondían que de paso podían conocer de cerca su manera de funcionar. "Ten a tus amigos cerca y más cerca a tus enemigos" es una frase secular de "El arte de la guerra". GM no es china, pero sabe aplicar su sabiduría.

Te puede interesar:

 Opinión: el imparable coche compartido

Fomento contra el coche compartido

 

Te recomendamos

Da igual desde qué ángulo lo mires porque su diseño es espectacular. El Lexus RX 450h...

Si el nuevo BMW Serie 5 ya ha sorprendido por refinamiento, tecnología y tacto de con...

ALD cumple 25 años consolidada como una de las compañías líderes del sector tanto en ...

Se dice que está en tu mano ahorrar, o en tu pie derecho, pero puedes conseguir que e...

Si el automóvil europeo presume de emplear la tecnología más avanzada, en la localida...

10 semanas de entrenamiento para que consigas completar una competición de larga dist...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.