Publicidad

El semáforo que baila y que reduce atropellos de Smart

Smart realiza un experimento en Lisboa (Portugal) para reducir la siniestralidad en las ciudades. Tan sencillo como un semáforo en el que el muñeco en rojo baila en vez de estar parado y cuyo fin es entretener y divertir a los peatones para evitar que crucen la calle indebidamente. Los resultados han sido todo un éxito.
Alejandra Otero -
El semáforo que baila y que reduce atropellos de Smart

 

Cerca del 50 por ciento de los fallecidos en vías urbanas son peatones: los atropellos son los accidentes más habituales en las urbes y, en muchos casos, se debe a que los mismos cruzan indebidamente la calzada. Smart ha puesto su creatividad al servicio de la seguridad vial, con el objetivo de acabar con este mal que aqueja a las grandes ciudades. Se trata de un semáforo que baila y que entretiene a los peatones mientras está en rojo para ellos.

 

En este singular semáforo, que ubicaron para el experimento en la capital portuguesa, la habitual figura estática en rojo que prohíbe a los peatones cruzar la calle, es sustituida por una que baila. En realidad, esta figura es una representación en baja resolución de personas que, metidas en una cabina cercana a dicho semáforo, bailan al ritmo de música. A estos bailarines ocasionales y no profesionales, se les avisaba de cuando el semáforo se ponía en rojo para peatones y empezaban a bailar.

 

Por su parte, los peatones se divertían viendo al ‘muñequito rojo’ haciendo ‘payasadas’ y el efecto era el deseado: no cruzaban la calle. De hecho, tras el experimento de Smart, las conclusiones no dejan lugar a dudas: el 81 por ciento de los peatones esperó hasta que el semáforo se pusiera en verde. Una idea barata y sencilla que podría ayudar a reducir la siniestralidad en las ciudades notablemente. 

Galería relacionada

El semáforo que baila de Smart

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.