Publicidad

CTAG: la escuela de aparcacoches (automáticos) de PSA

Buena parte de los aprendizajes de los futuros coches autónomos de PSA se realizan el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) y así lo han presentado a la prensa.
-
CTAG: la escuela de aparcacoches (automáticos) de PSA

Un teléfono móvil, con su tecnología celular (sea 3G, 4G o la prometedora 5G) es la llave para que se ponga en marcha el prototipo de Citroën C4 Picasso que está estacionado en una esquina del la pista de ensayos del CTAG en Vigo, quienes han desarrollado el sistema que estamos a punto de ver.

La comunicación celular se revela clave para el coche autónomo: aqui, dando la instrucción para que desaparque y venga a buscarnos.

Con la orden dada desde el teléfono, no solo arranca el motor a distancia (se puede hacer en algunos coches actuales para calentar o refrigerar el habitáculo unos minutos antes de subirse a él), sino que el coche inicia automáticamente el movimiento para acercarse a nosotros. Nos van a demostrar lo que se conoce como "Valet parking", es decir, un aparcacoches automático. En el futuro (tampoco muy lejano), se espera que cuando hayamos llegado a un destino, nos bajaremos del coche y el coche solo se irá a encontrar sitio donde aparcar. Lo que nos van a demostrar hoy es justo lo contrario, llamamos al coche con el móvil para que venga a buscarnos.

La comunicación C2X (coche con infraestructura) facilita adecuar la velocidad a los ciclos de los semáforos.

En este caso, no a nosotros, que estamos de espectadores, sino que Mobil.Lab se detiene ante los actores determinantes para que el coche autónomo pueda progresar: Carla Gohin (la directora de Investigación e Ingeniería Avanzada de PSA), quien lo encarga para emplearlo en sus Citröen, DS y Peugeot, Francisco Conde (Conselleiro de la Xunta de Galicia), el político, o Jaime Moreno (subdirector de Movilidad de la DGT), organismo que tiene la llave para decidir cómo se deberán otorgará a un coche el permiso para que se conduzca. A otra órden del móvil, con todos a bordo, el coche se pone él solo en marcha y realiza una vuelta a las instalaciones. Nada más. Y nada menos.

Ana Paul, Directora de Innovación Tecnológica en CTAG, con Carla Gohin, directora de Investigación e Ingeniería Avanzada de PSA, Francisco Conde, Conselleiro de Industria, Economía y Empleo de la Xunta de Galicia y Frédñeric Puech, Director del Polo Industrial de PSA.

ADAS, ayudas a la conducción partir de 2018

En PSA la conducción autónoma se entiende como un conjunto de pequeños escalones en los sistemas de asistencia al conductor, que ya existen en una u otra medida en todos los turismos de sus marcas. Con esta aproximación, los sistemas de ayuda irán contribuyendo paulatinamente a mejorar la seguridad, disminuyendo los accidentes, además de mejorar el control del coche por parte del conductor.

A partir de 2018 el futuro DS7 incorporará una primera función totalmente automática, que será capaz de detener el coche en un atasco de autopista o autovía y reiniciar la marcha automáticamente si la detención dura menos de tres segundos. Funciones como la mencionada, de recogida de pasajeros automática, llevará bastante más tiempo para verse en la serie. El calendario en PSA para la conducción de alta automatización, aún muy abierto, arranca en 2020 para el llamado "nivel 3" de conducción autónoma y hasta el entorno de 2025 no se espera el "nivel 5", sin necesidad de conductor humano abordo.

CTAG, copado por PSA

La verdadera simbiosis entre CTAG y PSA se implantó en 2014 -explica Frederich Puech, responsable del polo industrial ibérico de PSA-, de manera que ingenieros de ambas entidades trabajan conjuntamente en estos proyectos, centrados en las áreas de la conectividad del futuro (especialmente la interacción hombre-máquina o HMI) y del mencionado coche autónomo. También trabajan PSA y CTAG en encontrar las bases científicas del confort, parametrizándolo, con las que sentar los principios para el desarrollo de un Confort Avanzado, aspecto que quiere ser el fundamento de todos los modelos venideros de la marca Citroën. Todos estos trabajos dan a España (y al CTAG, con sus 650 empleados) un papel estratégico en los procesos de investigación y desarrollo en automoción. A partir de 2020, anunciaron que se verían algunos avances notables gracias a la implantación en el automóvil de la comunicación celular 5G en la que trabajan.

Antenas GPS, radio y celulares de coche autónomo

La comunicación celular es también base fundamental para que el prototipo autónomo que acabamos de ver delante de nosotros funcionara, y se detuviera en un semáforo rojo colocado al efecto, cuyos ciclos conocía el coche mediante este tipo de comunicación.

También te puede interesar:

Ya en 2010... el salón de tu casa, en tu coche

Vigo-Madrid en coche autónomo

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.