Publicidad

Las cosas que no puede hacer el coche autónomo de Google

La industria automovilística parece moverse inevitablemente hacia la convivencia con los vehículos autónomos. Sabemos desde hace años que Google es una de las empresas que está trabajando en su propio coche autónomo. Sin embargo, ahora sale a relucir una lista con las cosas –que son muchas– que la ‘criatura’ de Google no puede hacer.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Las cosas que no puede hacer el coche autónomo de Google

Nubarrones negros parecen sobrevolar Google. Al menos en lo que a su vehículo autónomo se refiere. Cierto es que la multinacional estadounidense se encuentra en la actualidad realizando los pertinentes y exhaustivos test sobre su vehículo, y que todavía quedan varios años para que podamos ver el producto final. Sin embargo, uno de los responsables del proyecto, Chris Urmson, ha saltado a la palestra para contar las cosas que, de momento, el coche autónomo de Google no puede hacer.

Urmson ha señalado que de momento no han evaluado su vehículo autónomo en circunstancias de meteorología adversa. Es decir, todavía desconocen cómo reaccionaría ante una fuerte lluvia o ante una nevada. Tampoco sabría qué hacer al encontrarse ante los baches, socavones o alcantarillas abiertas que se puedan presentar en el asfalto, ni ante carreteras sin pintar o con señales borradas.

El coche autónomo de Google se mueve gracias a un desarrollado sistema de mapas. Gracias a sus sensores, puede reconocer el color de los semáforos, determinados obstáculos como los conos, el resto de coches de su alrededor y a los peatones –como borrones de píxeles en movimiento–. Sin embargo, la dependencia de los mapas le puede traer problemas, como los que veíamos antes y muchos otros.

¿Y si nos encontramos con un stop o un semáforo que no viene en el mapa? ¿Y si en unas obras nos vemos forzados a tomar un desvío? ¿Y si un policía da señales de detención con su brazo? De momento, el coche de Google sería incapaz de saber qué hacer. Tampoco sabría cómo moverse por los grandes aparcamientos o en los garajes con varias plantas de altura.

Google afirma que llevan realizados más de 1,12 millones de kilómetros de test sin problemas. Claro que, hasta ahora, sólo han preparado mapas para un número concreto de kilómetros de carreteras. Se habla de que, a día de hoy, no podría recorrer aún el 99 por ciento de las carreteras de los Estados Unidos. Desde Google afirman ser ‘optimistas’ y que todavía su tecnología tiene que ser sometidas a pruebas rigurosas antes de llegar al vehículo definitivo.

El apartado legal ya será otro mundo. Respecto a esto, hemos sabido recientemente que Google ha tenido que instalar volante y pedales a su prototipo, que alcanza los 40 km/h, ya que el estado en el que realizan las pruebas, California, obliga por ley a que un conductor sea capaz de tomar el control del coche si hay algún problema. Aún le queda mucho camino que recorrer a Google con su proyecto de vehículo autónomo.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.