Publicidad

BMW ConnectedDrive, el coche inteligente

Convertir nuestro coche en un centro multimedia inteligente real: a grandes rasgos este es el objetivo de BMW ConnectedDrive. La marca alemana da un paso más hacia la integración del hombre y la máquina: el futuro ha llegado para quedarse.
Alejandra Otero -
BMW ConnectedDrive, el coche inteligente

Si hace unos años nos dijeran que podríamos escribir un mensaje de texto o un mail desde nuestro automóvil simplemente dictándolo pensaríamos en ciencia ficción. Hoy ya no sorprende: la integración multimedia en el vehículo es una realidad. Ejemplo de ello es el conjunto de tecnologías Audi Connect o nuestro hoy protagonista BMW ConnectedDrive.

 

Mucho ha llovido desde 2007 cuando BMW ofrecía una tecnología capaz de integrar nuestro iPhone en el coche. Si bien la marca bávara fue una de las pioneras, hoy en día casi todas las marcas ofrecen dicha posibilidad. Pero BMW, en su eterna hambre de distinción, lleva a otro nivel su ConnectedDrive para ofrecer una experiencia mejorada en lo que a conectividad y entretenimiento se refiere.

 

La gran novedad es la integración de una tarjeta SIM de serie, que permitirá crear una red real de automóviles conectados. De hecho, el objetivo de BMW es conseguir que, en 2017, cinco millones de modelos BMW estén conectados a esta red. Un amplio catálogo de Apps con las que disfrutar en el coche, música, la avanzada llamada de emergencia inteligente o nuevas formas de movilidad eléctrica son los principales pilares del renovado ConnectedDrive.

 

BMW ConnectedDrive

Entretenimiento en tu mano en un solo clic

Así define BMW su optimizado sistema de conectividad. El portal ‘Mi BMW ConnectedDrive’ permite acceder a cada usuario. Al comprar un modelo BMW, cada conductor recibe un código de acceso: una vez registrado podrá disfrutar de todos los servicios que ofrece este portal. BMW ha mejorado ConnectedDrive mediante la individualización de los servicios: cada cliente podrá configurar los servicios a su medida. Asimismo, ahora se ofrecen no sólo por paquetes, si no de forma individual y por duración variable: un mes, un trimestre o un año.

 

Las aplicaciones son el eje en el que se mueve esta tecnología y se adquieren a través de ‘BMW Online’, un portal abierto 24 horas al día. A él se puede acceder a través del PC, donde podemos configurar nuestra red de servicios, o desde el coche, gracias a la conexión de alta velocidad posible por la tarjeta SIM integrada.

 

De igual manera, BMW ha trabajado en la compatibilidad con las Apps que ya tenemos en nuestro smartphone, a fin de integrarlas pudiendo disfrutar de su experiencia desde el automóvil. Por el momento la compatibilidad se limita al sistema operativo del iPhone, iOs, pero el objetivo es incluir también las Apps del sistema Android este verano.

 

Nunca puede faltar la música y BMW ConnectedDrive ofrece más de 12 millones de títulos y 250 canales. Si se desea, se puede pagar una tarifa plana al año que nos permite disfrutar de una amplia selección que podemos ir modificando a nuestro gusto.

 

Funcionalidad y seguridad

Además de las funciones de entretenimiento, el nuevo ConnectedDrive ofrece novedades como el dictado por voz, tanto para mensajes de texto o emails, como para notas y recordatorios. Así, el coche se convierte en nuestra oficina sin que desviemos la vista de la carretera o quitemos las manos del volante.

 

BMW ConnectedDrive

Por su parte, la avanzada llamada de emergencia inteligente no sólo avisa de forma automática a los servicios de emergencia, además puede determinar la gravedad del accidente o la cantidad de ocupantes heridos. Esto se realiza gracias a una serie de sensores en el asiento y los cinturones de seguridad.

 

Otra de las novedades es el Real Time Traffic Infomation que, trabajando en conjunto con nuestro navegador GPS, nos muestra en tiempo real la mejor ruta teniendo en cuenta el tráfico, ofreciendo alternativas para evitar atascos.

 

Movilidad del futuro

Muy en consonancia con la gama de eléctricos BMW i, ConnectedDrive también ofrece útiles servicios enfocados a la movilidad eléctrica. Así, asistimos a lo que bien puede ser el futuro del automóvil en cuanto a tecnología e integración con el entorno se refiere.

 

Este sistema es capaz de ofrecer diferentes funciones como un asistente de autonomía restante a tiempo real, el cálculo de las rutas más eficientes para coches eléctricos o la ubicación de puntos de recarga disponibles. Es más, esta tecnología ofrece al conductor la posibilidad de combinar el uso del vehículo con la red de transporte público.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.