Publicidad

Así lucha Audi contra posibles ciberataques en los coches

Los avances en conectividad también abren la puerta a que los “piratas informáticos” accedan con más facilidad al coche. Por ello, Audi ya lleva luchando desde hace tiempo contra los ciberataques.
Sylvia Longás.

Twitter: @SylviaLongas -

Así lucha Audi contra posibles ciberataques en los coches

Hasta ahora, la preocupación en la industria del automóvil ha sido la de proteger a las personas de las máquinas, pero hoy es necesario también la protección a la inversa: mantener a salvo el coche del uso delictivo que quieran hacer con él algunas personas.

Y es que, a medida que aumenta y se perfecciona la oferta en conectividad en los automóviles, también hay más posibilidades de que se pueda entrar en los sistemas del vehículo y boicotearlos. Asimismo, los grandes progresos que se están haciendo para la conducción autónoma llevan igualmente aparejado ese riesgo que supone la comunicación entre el vehículo y el mundo exterior que le rodea. Una comunicación imprescindible para procesar millones de datos y circular de forma segura sin la ayuda del conductor. Está claro, entonces, que el aumento de la digitalización y los avances en conectividad, tanto en la que se refiere a la del propio usuario con el vehículo como a la de éste con las infraestructuras o con el resto de automóviles, tiene también un lado negativo: puertas que se abren a los “hackers” para penetrar en los sistemas del coche y la inseguridad que eso podría crear.

Los ingenieros de Audi contra los “hackers”

Para luchar contra los piratas informáticos, los ingenieros de Audi, junto a la empresa Audi Electronics Venture GmbH (AEV), han creado un Laboratorio de Seguridad dedicado a investigar cualquier posible grieta existente en los sistemas del vehículo que pueda ser aprovechada por los “hackers” para interferir en su funcionamiento y comprometer la seguridad. A través de los smartphones y de las conexiones wifi, estos “piratas informáticos” no sólo podrían llegar a hacerse con datos personales, también acceder al software del coche, lo que supondría una situación de peligro real para los usuarios.

Los “hackers” de Audi tratan de localizar la más mínima debilidad en cualquier sistema, que les permita entrar por vías no autorizadas y manipular el software del automóvil. Además, Audi Electronics Venture también colabora con proveedores externos, que intentan encontrar esas posibles “puertas de entrada” en los sistemas antes de seguir adelante con la producción. En el momento en que estos especialistas tienen éxito en sus ciberataques, el software vuelve a ser revisado por completo. “Nuestro trabajo consiste en enseñar a los ingenieros el modo en que un determinado sistema puede ser boicoteado, para que ellos vuelvan a plantear nuevos cortafuegos que nos impidan penetrar”, explica uno de los “hackers” contratado por Audi, que mantiene el anonimato, como todos aquellos que están destinados en este departamento de seguridad.

También te puede interesar

Los coches de Audi se conectarán a las señales

Así serán los coches inteligentes de Audi

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.