Publicidad

Renault Zoe e-Sport Concept: chispa deportiva eléctrica desde Ginebra

Con la experiencia adquirida en el campeonato Fórmula E, Renault ha desarrollado una nueva versión deportiva del Zoe, denominada e-Sport, que incluye dos motores y… ¡460 CV! Es uno de los prototipos destacados del Salón de Ginebra 2017.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Renault Zoe e-Sport Concept: chispa deportiva eléctrica desde Ginebra

Los coches eléctricos dan mucho juego a la hora de llevar a cabo versiones deportivas. No hay más que acordarse del Renault Twizy RS F1, una versión de pequeño cuadraciclo con slicks y que, gracias al Kers que incorporaba, era capaz de entregar hasta 97 CV, convirtiéndose así en un auténtico dragster.

Pasados cuatro años, parece que Renault ha puesto los ojos en su eléctrico más popular, el Zoe para, aprovechándose lo aprendido en la Fórmula E, esa competición de monoplazas eléctricos en territorio urbano y en la que está desde su arranque, construir una versión muy especial.

El Renault Zoe e-Sport Concept presentado en el Salón de Ginebra 2017 es, precisamente eso, un prototipo que no encontraremos por la calle (seguro que, sí, a no mucho tardar en algún circuito en un evento de la marca francesa, a la vista de sus especificaciones), pero que da una idea de las posibilidades que ofrecen los coches eléctricos y que rompen con esa idea de vehículos aburridos y que no transmiten sensaciones. La mejor prueba de ello es que acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y tiene una velocidad máxima de 210 km/h que alcanza en sólo 10 segundos.

Renault Zoe e-Sport ConceptA diferencia de su hermano de producción, el Renault Zoe e-Sport Concept tiene una carrocería de tres puertas, pintada en el mismo color que usan los Renault e.Dams de la Fórmula E que capitanea Alain Prost, aunque algunos elementos en fibra de carbono mantienen su tono original y el amarillo se emplea tanto en los retrovisores, como en inserciones de paragolpes.

Las puertas del Renault Zoe e-Sport tienen un sistema de apertura automática, que se activa con tan solo rozar sus captadores táctiles en tanto que las llantas de aluminio, con tornillo central, son de 20” (neumáticos slicks 245/35 R20). Las suspensiones son de paralelogramos deformables, directamente inspiradas en la competición, con amortiguadores Ohlins de cuatro vías semejantes a las Renault Mégane RS-275 Trophy.

Con las baterías incluidas, que por si solas añaden 450 kilos, el Renault Zoe e-Sport Concept es un eléctrico muy ligero: sólo 1.400 kilos. Esto ha sido posible gracias a que su carrocería de fibra de carbono, como los monoplazas, con un chasis tubular de acero con protecciones de kevlar, que cumple con las normas FIA para su uso en circuito. Muy aerodinámica, cuenta con fondo plano, así como un extractor de aire en la parte inferior del paragolpes posterior o un alerón rematando el techo.

Eso fuera, porque de puertas a dentro el Zoe se rediseña. Así, los dos bacquets Recaro montan arneses de competición, el volante original se sustituye por uno rectangular y el salpicadero se modifica a fondo, ofreciendo a su piloto la posibilidad de elegir distintos reglajes del motor, gestión de la energía —en función de la carrera—, reparto de frenada, distintos modos de rodaje — rendimiento deportivo o autonomía; adaptación al circuito y al estilo de conducción dosificando la potencia —o el mando de la caja de cambios.

Renault Zoe e-Sport ConceptPero, si su concepto es impactante, más aún lo es su sistema de propulsión digno de lo que este Renault e-Zoe Sport Concept parece: de un coche hecho para los circuitos.

Empecemos por decir que el corazón de este Zoe es doble, pues no cuenta con un motor, sino con dos que suman una potencia total de 460 CV (o 340 KW); eso son casi 200 más de los que tienen los monoplazas de la Fórmula E. Situados en la parte delantera y trasera del coche, convierten al Renault Zoe e-Sport Concept en un coche de cuatro ruedas motrices a la vez que ayudan a equilibrar el peso. Son motores de imán permanente que quedan alimentados, también doblemente: con dos baterías como las que tienen los Zoe R.E. 40  de producción, es decir, con 40 kWh, una implementación imprescindible para que los motores lleguen a alcanzar tanta potencia. Están refrigeradas, como la electrónica, por un sistema de aire/agua que tiene su radiador en bajo el capó de este biplaza.

También te puede interesar

- A prueba el Renault Zoe 2017

- Fórmula E en competición

- Renault Twizy RS F1 Concept Kers

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.