Publicidad

Los Mercedes Clase C y E, con nuevas versiones híbridas enchufables y Diesel

Mercedes tiene lista ya la tercera generación de su tecnología híbrida que dará lugar a nuevos Clase C y E híbridos enchufables con motor térmico Diesel.
Lorenzo Alcocer -
Los Mercedes Clase C y E, con nuevas versiones híbridas enchufables y Diesel

Tres nuevos híbridos enchufables ha presentado Mercedes en el Salón de Ginebra. Todos ellos se han mostrado en fase de preserie, aunque apenas por  pequeños detalles técnicos diferirán de las versiones definitivas de calle que se comercializarán a partir de mediados de 2018.

La Clase C y la Clase E estrenarán una nueva planta mecánica formada por el modernísimo motor Diesel de 4 cilindros 2.0d OM654 de 190 CV y un motor eléctrico de 90 kW (122 CV). Ambos motores se asocian al cambio automático 9G-TRONIC que dirige el movimiento de los motores a las ruedas traseras. El propio motor eléctrico también suma un par adicional de 440 Nm, para un total de 700, disponibles desde tan solo 1.400 rpm del motor Diesel.

Una carga exterior de su nueva batería de iones de litio, con una capacidad energética de 13,5 kWh, les proporcionará a los Clase C y E híbridos una autonomía puramente eléctrica de unos 50 km en el ciclo normalizado europeo. Una nueva base química batería, en la que se ha sustituido el fosfato de litio y hierro (LiFePo) por litio-níquel-manganeso-cobalto (Li-NMC), ha hecho posible aumentar la capacidad de las celdas, que han pasado de 22 a 37 Ah.  En modo eléctrico, los nuevos híbridos podrán alcanzar una velocidad máxima de hasta 140 km/h.  En una toma de corriente doméstica convencional, el tiempo de recarga se estima en unas 7 horas. Y con un Wallbox de nuevo desarrollo, bastaría solo 2 horas para una recarga completa.

La tecnología híbrida de tercera generación de Mercedes  asistirá al conductor con una serie de mejoras en la gestión inteligente de los motores. Así, tomando los datos del sistema de navegación y de la información suministrada por la cámara y el sensor de radar, los nuevos híbridos de Mercedes actuaran anticipándose al campo visual del conductor, pudiendo adaptarse a las condiciones del tráfico, tipo de vía y al perfil del recorrido. También gestionarán la utilización de la energía teniendo en cuenta, por ejemplo, los recorridos urbanos o de carretera que haya en el trayecto hasta el destino. 

Mercedes E Hybrid 2018

Por otra parte, Mercedes ha desarrollado un pedal de acelerador háptico que ayudará al conductor a practicar un estilo de conducción económico. Por ejemplo, señalizará con un punto de resistencia variable en el pedal la potencia eléctrica máxima disponible. Si el conductor supera el punto de resistencia, se arranca adicionalmente el motor de combustión. Una contrapresión sensible en el acelerador háptico es una recomendación al conductor para levantar el pie del pedal. Si el conductor sigue esta recomendación se apaga el motor de combustión y se desacopla de la cadena cinemática.

Los nuevos  Mercedes C y E híbridos ofrecerán diferentes modos de funcionamiento para adaptarse igualmente a las necesidades de cada momento y trayecto. El modo Hybrid es el propuesto por defecto y gestiona  de forma automática e inteligente la propulsión eléctrica, térmica, la recuperación de energía, planeo, etc. Para un uso muy específico en el centro de la ciudad, E-Modus propone la propulsión exclusivamente eléctrica y el pedal acelerador señalizaría el punto de resistencia en que arranca el motor de térmico. Con el modo E-Save, la batería cargada se «reserva» para poder circular sólo con el motor eléctrico cuando lo estimemos oportuno. Y bajo el modo Charge, la batería se recarga durante la marcha para ser utilizada a posteriori por necesidad.

También los futuros Mercedes Clase C y E híbridos se beneficiarán de una nueva aplicación para smartphone que permitirá la consulta de datos del vehículo, programar funciones, buscar información o actuar sobre otros servicios  adicionales.

El tercer híbrido presentado por Mercedes será su buque insignia en este tipo de modelos: el S 560e. En este caso, el S 560 e combina un motor V6 de gasolina de 367 CV, con uno eléctrico de 90 kW (122 CV).  Disfrutará también de una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. Los valores preliminares anuncian un consumo mixto de combustible 2,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 en el ciclo mixto de 49 g/km.

También te puede interesar:

Los nuevos motores de Mercedes

Mercedes Clase S 2018

Todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

 

 

 

 

 

 

La Clase C y la Clase E estrenarán una nueva planta mecánica formada por el modernísimo motor Diesel de 4 cilindros 2.0d OM654 de 190 CV y un motor eléctrico de 90 kW (122 CV). Ambos motores se asocian al cambio automático 9G-TRONIC que dirige el movimiento de los motores a las ruedas traseras. El propio motor eléctrico también suma un par adicional de 440 Nm, para un total de 700, disponibles desde tan solo 1.400 rpm del motor Diesel.

Una carga exterior de su nueva batería de iones de litio, con una capacidad energética de 13,5 kWh, les proporcionará a los Clase C y E híbridos una autonomía puramente eléctrica de unos 50 km en el ciclo normalizado europeo. Una nueva base química batería, en la que se ha sustituido el fosfato de litio y hierro (LiFePo) por litio-níquel-manganeso-cobalto (Li-NMC), ha hecho posible aumentar la capacidad de las celdas, que han pasado de 22 a 37 Ah.  En modo eléctrico, los nuevos híbridos podrán alcanzar una velocidad máxima de hasta 140 km/h.  En una toma de corriente doméstica convencional, el tiempo de recarga se estima en unas 7 horas. Y con un Wallbox de nuevo desarrollo, bastaría solo 2 horas para una recarga completa.

La tecnología híbrida de tercera generación de Mercedes  asistirá al conductor con una serie de mejoras en la gestión inteligente de los motores. Así, tomando los datos del sistema de navegación y de la información suministrada por la cámara y el sensor de radar, los nuevos híbridos de Mercedes actuaran anticipándose al campo visual del conductor, pudiendo adaptarse a las condiciones del tráfico, tipo de vía y al perfil del recorrido. También gestionarán la utilización de la energía teniendo en cuenta, por ejemplo, los recorridos urbanos o de carretera que haya en el trayecto hasta el destino. 

Mercedes E Hybrid 2018

Publicidad

Por otra parte, Mercedes ha desarrollado un pedal de acelerador háptico que ayudará al conductor a practicar un estilo de conducción económico. Por ejemplo, señalizará con un punto de resistencia variable en el pedal la potencia eléctrica máxima disponible. Si el conductor supera el punto de resistencia, se arranca adicionalmente el motor de combustión. Una contrapresión sensible en el acelerador háptico es una recomendación al conductor para levantar el pie del pedal. Si el conductor sigue esta recomendación se apaga el motor de combustión y se desacopla de la cadena cinemática.

Los nuevos  Mercedes C y E híbridos ofrecerán diferentes modos de funcionamiento para adaptarse igualmente a las necesidades de cada momento y trayecto. El modo Hybrid es el propuesto por defecto y gestiona  de forma automática e inteligente la propulsión eléctrica, térmica, la recuperación de energía, planeo, etc. Para un uso muy específico en el centro de la ciudad, E-Modus propone la propulsión exclusivamente eléctrica y el pedal acelerador señalizaría el punto de resistencia en que arranca el motor de térmico. Con el modo E-Save, la batería cargada se «reserva» para poder circular sólo con el motor eléctrico cuando lo estimemos oportuno. Y bajo el modo Charge, la batería se recarga durante la marcha para ser utilizada a posteriori por necesidad.

También los futuros Mercedes Clase C y E híbridos se beneficiarán de una nueva aplicación para smartphone que permitirá la consulta de datos del vehículo, programar funciones, buscar información o actuar sobre otros servicios  adicionales.

Publicidad

El tercer híbrido presentado por Mercedes será su buque insignia en este tipo de modelos: el S 560e. En este caso, el S 560 e combina un motor V6 de gasolina de 367 CV, con uno eléctrico de 90 kW (122 CV).  Disfrutará también de una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. Los valores preliminares anuncian un consumo mixto de combustible 2,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 en el ciclo mixto de 49 g/km.

También te puede interesar:

Los nuevos motores de Mercedes

Mercedes Clase S 2018

Todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

 

 

 

 

 

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.