Publicidad

Smart Vision EQ Fortwo: el coche conectado, autónomo, compartido y eléctrico

Con el Vision EQ Fortwo, Smart ofrece su gran alternativa de futuro, de movilidad urbana, individualizada, eficiente y, por supuesto, de conducción autónoma.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Smart Vision EQ Fortwo: el coche conectado, autónomo, compartido y eléctrico

El Smart Vision EQ Fortwo, uno de los prototipos más interesantes en la edición 2017 del Salón del Automóvil de Frankfurt, adelanta como podría ser, en un futuro próximo, un coche urbano que, por ejemplo, viniera a buscarte allí donde le comunicas que está y que ya, desde el primer momento en que está a la vista y en su parrilla delantera, te ofrece informaciones para que lo reconozcas como tu coche.

Sí, es un concept-car capaz de alcanzar el nivel 5 de conducción autónoma, sin que necesite un conductor de respaldo, lo que supone que se pueden prescindir de los elementos de control del coche: es el primer coche concebido por Daimler en el que ni siquiera encontraremos pedales o volante. Sus dos ocupantes se convierten así en pasajeros que son trasladados de un lugar a otro mientras trabajan o se entretienen y que pueden controlar las funciones del vehículo mediante el teléfono móvil de cada cual o por control de voz.

Smart Vision EQ Fortwo, estrategia CASE

Conectado, autónomo, compartido —Shared— y eléctrico (CASE) son los términos que definen  la estrategia de Daimler con este Smart que propone un giro radical a la movilidad, tal como hoy la conocemos.

Smart Vision EQ FortwoHoy un coche de carsharing de Car 2 Go—un servicio de movilidad vinculado a Daimler— es contratado en el mundo cada 1,4 segundos y el servicio tiene 2,6 millones de clientes. Pero lo estudios predicen que se alcanzarán, en 2025, los 36,7 millones de usuarios que valoran que el coche no tiene que ser recogido o llevado a un lugar específico, pues se puede contratar su uso y dejarlo en cualquier lugar dentro del área definida como de utilización.

Lo que cambiará con el proyecto que se cristaliza con el Smart Vision EQ Fortwo es que los usuarios no tendrán que buscar el coche disponible, sino que él los encontrará y recogerá en la ubicación que ellos determinen. La inteligencia de enjambre, sistemas auto-organizados e inspirados en el comportamiento gregario de los animales en la naturaleza, permitirá que se reduzca el tráfico y sean necesarias menos plazas de aparcamiento en las zonas urbanas.

Smart Vision EQ Fortwo: su diseño exterior

Un panel negro en el frontal, así como las grandes superficies de proyección laterales, permitirían personalizar al Smart Vision EQ Fortwo, en tanto que los leds en lugar de faros permitirán que, en lugar de que estos tengan un aspecto clásico, tomen la forma de un ojo, para comunicarse con sus usuarios a un nivel más humano. Del mismo modo, los pilotos pueden presentar un aspecto convencional o dar una información detallada con advertencias o información del tráfico.

La parrilla delantera será la mayor fuente de información para, no sólo dar un toque personal al coche, sino también para comunicarse con otros usuarios, como los peatones; mientras que las puertas pueden ser traslúcidas o no, según lo requiera quien va a bordo. Incluso si el Smart Vision EQ Fortwo está desocupado, pueden mostrar información sobre eventos, el tiempo, noticias o la hora.

Smart Vision EQ FortwoLa pantalla interior ayudará a socializar a los usuarios, ya que cuando dos desconocidos compartan coche (para lo cual se almacenarán sus perfiles, viajes y dando pie a aceptar o no ese uso) mostrará intereses compartidos, como conciertos a los que han acudido recientemente o imágenes de los deportes que practican. Así, el tiempo de viaje podrá ser utilizado para interactuar entre sus ocupantes.

Smart Vision EQ Fortwo, urbano eléctrico

El Smart Vision EQ Fortwo se mueve exclusivamente con la electricidad contenida en su batería de iones de litio, con una capacidad de 30 kW: casi el doble de lo que hoy tienen los Smart Fortwo y Forfour ED. Cuando no está en uso y, si necesita carga, autónomamente se dirigiría a la estación de abastecimiento aunque, alternativamente, los coches podrían alimentarse por inducción.

Biplaza, con asientos de cuero artificial fáciles de limpiar y, por tanto, compatibles con la idea de compartir; su carrocería puede ser pequeña —2,70 m de largo, por tanto, lo mismo que el actual actual Smart Fortwo— pero su espacio interior puede ser muy grande. La multiplicidad de superficies digitales dentro y fuera del habitáculo dará pie a una interactuación entre el vehículo y las personas desconocida hoy, además de permitir que satisfacer así las diferentes necesidades de información individualizadas. Para ahorrar espacio, las puertas giran en forma de ala sobre el eje trasero; pero ese concepto también reduce el peligro de golpe o colisión con peatones y ciclistas.

También te puede interesar

Smart Fortwo y ForFour eléctricos

Renault Twingo vs Smart ForFour, ¿cuál es mejor?

Cómo funciona el servicio de alquiler compartido Car2Go

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.