Gira tu pantalla para ver la web de Autopista

Inicio > Reportajes > Evovelo Mö: un vehículo español entre coche y bicicleta

Evovelo Mö: un vehículo español entre coche y bicicleta

El Evovelo Mö es una alternativa al transporte urbano, un vehículo que ni llega a ser coche ni tampoco bicicleta, de propulsión eléctrica y se carga con un panel solar.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor |

Evovelo Mö: un vehículo español entre coche y bicicleta
Evovelo Mö: un vehículo español entre coche y bicicleta

El Evovelo Mö se quiere establecer como una alternativa al transporte urbano, con las características de coche eléctrico y los beneficios de una bicicleta. Sigue en período de pruebas por ciudades como Málaga, Madrid o París.

Esta idea ha surgido de un empresario español que quería buscar un transporte sencillo pero que ofreciera la máxima seguridad posible mientras se circula por ciudad. Así llegó a plantearse la posibilidad de producir este triciclo, de propulsión eléctrica y que permite recorrer unos 50 kilómetros con una carga de batería completa y a una velocidad media de 30 km/h. Aunque el motor de serie cuenta con 1.200W/1.500W de potencia, la limitación legal en Europa a 250W/350W hace que no se pueda llegar a su velocidad máxima posible, de 50 km/h.. La batería tiene una capacidad de 700 Wh y dispone de varias opciones de recarga, como un panel solar de 100 W (lo que quiere decir que necesitaría un mínimo de siete horas para cargarse completamente con este sistema), un sistema regenerativo durante la frenada (similar a lo que podemos encontrar en otros coches eléctricos o de propulsión híbrida) y, por supuesto, la opción de coger la batería extraíble y cargarla en una toma de corriente.

Su habitáculo ofrece espacio para dos ocupantes y dispone de pedales para ambos pasajeros, por lo que hablamos de un sistema de autonomía extendida (a parte del modo totalmente eléctrico) parecido al de las bicicletas eléctricas que podemos encontrar en ciudades como Madrid, con un sistema de pedaleo que se combina con un motor eléctrico y multiplica la fuerza ejercida. Todo ello, en un vehículo con carrocería cerrada, con todos los sistemas de iluminación e indicación obligatorios y que no llega a los 2 metros de longitud, por lo que necesita un corto espacio para aparcar. Además, cuenta con un sistema de frenado electrónico EBS, algo menos sofisticado que el ABS convencional que encontramos en un coche.

Al homologarse como un vehículo eléctrico ligero, no requiere permiso de conducir, está exento de impuestos y tampoco hará falta contratar el seguro habitual de un coche.

Su precio está por debajo de los 5.000 euros y ya se puede reservar para recibir una unidad de producción en serie lo antes posible.

También te puede interesar

Toyota i-Road

Campagna V13R, triciclo con motor Harley Davidson

Honda Clarity, coche de hidrógeno con recarga solar

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.