Publicidad

Previo Rallye de Montecarlo: Ogier y Volkswagen, binomio a batir

Arranca una nueva edición del Campeonato del Mundo de Rallyes y lo hace, cumpliendo con la tradición, con el Rallye de Montecarlo. Sébastien Ogier, batido el año pasado en esta carrera por Sébastien Loeb, tratará de retomar el año donde lo dejó el pasado: en lo alto del podio. El galo de Volkswagen tendrá ante sí tendrá una nutrida competencia encabezada por su propio compañero de equipo, Jari-Matti Latvala, pero donde tampoco pasarán desapercibidos ni Mikko Hirvonen en su vuelta a M-Sport Ford, ni los nuevos pilotos de Citroën, Kris Meeke y Mads Ostberg, ni el equipo Hyundai en su debut, con Thierry Neuville y el español Dani Sordo como puntas de lanza. Robert Kubica y su Ford Fiesta WRC privado serán la guinda de un apetitoso “pastel”.
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Previo Rallye de Montecarlo: Ogier y Volkswagen, binomio a batir

Volkswagen, Citroën y M-Sport Ford acordaron “congelar” la especificación de sus coches para la temporada del WRC que este jueves se pone en marcha en Montecarlo, lo que significa que tan solo Hyundai aportará novedades de gran calado al plantel y que la campaña de 2014 podría ser una completa reedición de la del año pasado. Pero en los rallyes no se puede ni se debe dar nunca nada por hecho y aplicar la lógica muchas veces no tiene el resultado que apunta. Y menos en un rallye con la incertidumbre que plantea Montecarlo, a menudo toda una lotería y un constante quebradero de cabeza en materia de monta de neumáticos. Hasta la fecha no ha nevado mucho en el área de influencia de los tramos, aunque el empeoramiento climatológico que se inicia esta semana hace que algunos pronósticos apunten a que podría desatarse una gran inestabilidad en las horas previas o justo en el arranque del rallye. Eso permitiría vivir un Montecarlo en su máxima expresión.

 

En el plano deportivo, Volkswagen ha decidido jugar la carta de la continuidad y ha optado por manetener intacta su nómina de pilotos, con el flamante campeón de 2013, Sébastien Ogier, a la cabeza, y renovando su confianza en Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen. Es evidente que Latvala arranca el WRC con una mayor preparación que en 2013, cuando se incorporó al equipo con muy pocos días para probar y empezar a aclimatarse al Polo WRC. Se supone que ahora sabe mucho mejor cómo sacarle el mayor partido, lo que le convertiría, sobre el papel, en el mejor pertrechado para disputarle las victorias a Ogier. Y todo contanto, además, con el hecho de que este año la FIA ha eliminado el llamado tramo de calificación del reglamento para los rallyes de tierra. El orden de salida de cada rallye será el de la tabla provisional del certamen y ello podría hacer que Ogier sufriera más de lo acostumbrado en algunas carreras, tanto porque tendrá que “barrer” la pista a sus rivales en más de una ocasión como porque partirá en posición de riesgo cuando trate de minimizar los daños derivados de eso. No será el caso de Montecarlo, donde se partirá por el orden de prioridad de la clasificación final del año pasado.

 

Fuera de Volkswagen destaca el retorno de Mikko Hirvonen a M-Sport Ford, lo que le podría llevar a convertirse ser otra de las grandes amenazas para Ogier este año. Cerrado para el finlandés el capítulo de las dos últimas temporadas en Citroën, donde no llegó a mostrar un acoplamiento total al DS3 WRC prácticamente en ningún momento, Hirvonen retorna a la que fue su “casa” muchos años, donde logró sus mejores resultados y donde se le tiene un cariño especial. Llega en su madurez plena y se supone que, como mínimo, será capaz de sacarle el mismo partido al Fiesta WRC que le sacó Thierry Neuville el año pasado. Y el belga fue subcampeón del Mundo… Robert Kubica será otro de los atractivos al volante de un Ford Fiesta WRC. Vigente campeón del WRC2, el polaco jugará ahora en la “liga de primera”, donde el nivel de pilotaje sube, aunque su demostrada rapidez en según qué terrenos hace que haya ganas de ver si es capaz de pelear en cabeza contra los mejores.

 

Por su parte, Hyundai retorna al WRC con un proyecto muy ambicioso y a varios años vista, ahora gestionado por los coreanos desde su flamante nueva sede en Alzenau (Alemania). Debutarán con un coche de transición, el i20 WRC, que servirá para probar sobre el terreno diversas soluciones destinadas a encontrar su destino en el nuevo coche que debutará en 2015, basado en un nuevo modelo de la gama Hyundai aún por conocerse. Los coreanos se enfrentan, pues, a una temporada donde lo primordial para ellos es acumular experiencia, algo de lo que cabe concluir que han apostado por un coche más fiable que rápido en su primer contacto con el WRC como marca. Ello no significa que tanto Thierry Neuville como Dani Sordo (correrá al menos 4 carreras), Juho Hanninen o Chris Atkinson no partan con las máximas ambiciones para aportar todo lo que tienen al desarrollo del coche y a sus intereses personales. Neuville será el primer piloto de la formación y el segundo coche lo compartirán Sordo, Hanninen y Atkinson. El español, después de una temporada en Citroën que no cumplió ni sus expectativas ni las de la propia marca francesa, arranca el año con mucho más a ganar que a perder. Se enfrentará a coches iguales con el que se considera el piloto revelación de 2013 y la gran esperanza de futuro. Será un buen termómetro para medir a ambos.

 

Por su parte, en Citroën apuestan por “ayudar a mejorar” a pilotos que aspiran a seguir progresando en el WRC. Este año apuestan por Kris Meeke y Mads Ostberg, los llamados a hacer olvidar a Mikko Hirvonen y Dani Sordo en la primera temporada en la que Citroën compatibilizará su participación en el WRC con el WTCC. Meeke ya consiguió demostrar que es un piloto rápido en las dos salidas que Citroën le permitió acometer en 2013 (Finlandia y Australia), aunque ambas terminaron con sendos abandonos por fuertes accidentes. Habrá que ver hasta qué punto es capaz el irlandés de abstraerse de la presión que implica pilotar el coche que ha ganado en Montecarlo en las dos últimas ediciones, sobre todo porque apenas podrá esgrimir su falta de experiencia en una prueba donde ha competido ya en cinco ocasiones. El caso de Mads Ostberg es sensiblemente diferente en esta ocasión, ya que afronta su segundo Montecarlo, en lo que supone su debut como piloto oficial cien por cien. El noruego nunca ha evidenciado encontrarse especialmente suelto sobre asfalto, por lo que habrá que esperar a Suecia, el rallye que mejor se le da de todo el año, para poder construir una idea mejor argumentada de sus posibilidades en 2014.

 

En  materia de neumáticos, Montecarlo es un rallye único y habrá disponibles dos cubiertas de seco (blanda y extrablanda) y dos de nieve (con y sin clavos). En total, los pilotos oficiales tendrán a su disposición una dotación de 82 ruedas de las que tendrán que seleccionar las 40 que podrán utilizar a lo largo del rallye. Todos los pilotos oficiales irán calzados por Michelin, que reparte su dotación de 82 cubiertas a cada uno de la siguiente manera: Pilot Sport S2 (seco-agua blanda): 24 cubiertas, Pilot Sport SS2 (seco-agua super blanda): 24 cubiertas, Pilot Alpin 4 (nieve sin clavos): 10 cubiertas y Pilot Alpin 4 con clavos (24 cubiertas). De las cuatro, las tres primeras son idénticas a las empleadas en la edición del año pasado y la última (la única de clavos), se estrena aquí. Se trata de una cubierta con menos clavos (200, por los 240 de su antecesora), más cercana a la rueda equivalente comercializada por Michelin para automóviles de serie.

 

En cuanto al itinerario de la carrera, el grueso de los tramos son conocidos por la mayoría, ya que se han utililzado en la última década. Eso sí, el cambio del centro neurálgico del inicio a Gap (en sustitución de Valence), hará que el recorrido competitivo del jueves no sea el habitual de las últimas ediciones. Además, el tramo 13/15 (el Power Stage, que cierra el rallye) será nuevo para todos. Este miércoles arrancará la acción con el tramo de pruebas o shakedown y jueves, viernes y sábado se disputarán los 384 km competitivos repartidos en 15 especiales de los que saldrá el ganador.

 

El programa

 

Miércoles 15 enero

08.00: Shakedown (Chateauvieux)

 

Jueves 16 enero

06.20: Salida del rallye

07.28: TC1 – Orpierre-St Andre de Rosans 1 (25.49 km)

08.16: TC2 – Rosans-Ste Marie-La Charce 1 (17.98 km)

09.49: TC3 – Montauban sur L’Ouveze-Laborel 1 (19.34 km)

11.54: Asistencia A (30 min). Gap

13.32: TC4 – Orpierre-St Andre de Rosans 2 (25.49 km)

14.20: TC5 – Rosans-Ste Marie-La Charce 2 (17.98 km)

15.53: TC6 – Montauban sur L’Ouveze-Laborel 2 (19.34 km)

17.43: Asistencia B (45 min). Gap

 

Viernes 17 enero

07.55: Asistencia C (15 min). Gap

08.48: TC7 – Vitrolles-Faye 1 (49.03 km)

10.41: TC8 – Selonnet-Breziers (22.68 km)

12.01: Asistencia D (30 min). Gap

13.09: TC9 – Vitrolles-Faye 2 (49.03 km)  

14.32: TC10 – Sisteron-Thoard (36.85 km)

16:52: Entrada al área de cambio de neumáticos y repostaje de Digne les Bains

18.00: TC11 – Clumanc-Lambruisse (20.77 km)

20.45: Parque cerrado de Mónaco

 

Sábado 18 enero

12.27: Asistencia E (48 min). Montecarlo

14.48: TC12 – La Bollene Vesubie-Moulinet 1 (23.40 km)

15.41: TC13 – Sospel-Breil sur Roya 1 (16.55 km)

17.01: Asistencia F (33 min)

20.12: TC14 – La Bollene Vesubie-Moulinet 2 (23.40 km)

21.05: TC15 – Sospel-Breil sur Roya 2 (16.55 km)

22.25: Asistencia G (45 min). Mónaco

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.