Publicidad

Previo Rallye de México: Duelo en las alturas

El Campeonato del Mundo de Rallyes aterriza en México para cumplir con su primera visita al continente americano del año y celebrar el tercer asalto de esta temporada. La cita mexicana cumple diez años como prueba puntuable para el WRC y constituye la primera oportunidad en la que los contendientes por el título este año se verán las caras sobre tierra. La notable altitud donde se compite es una de las peculiaridades de este rallye y hace que los motores registren una sensible merma en su rendimiento.
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Previo Rallye de México: Duelo en las alturas

La localidad de León, capital del estado de Guanajuato, retoma su condición de epicentro mundial de los rallyes este fin de semana, con la disputa del tercer asalto del Campeonato del Mundo. El Rallye de México, que este año cumple su edición número diez como evento mundialista, da comienzo a una serie de seis pruebas de tierra que se prolongará hasta bien entrado el mes de agosto, cuando vuelva el asfalto con motivo del Rallye de Alemania.

 

Siempre que se disputa el Rallye de México emerge el tema del desafío que implica disputar una carrera en un entorno donde la altitud domina, lo que implica una notable merma de caballos en los motores. No en vano, los tramos mexicanos se encuentran entre 1.832 y 2.781 metros sobre el nivel del mar y eso implica automáticamente que el rendimiento de la mecánica disminuya hasta en un treinta por ciento, debido a la menor cantidad de oxígeno disponible.

 

La prueba mexicana cuenta con 22 tramos y uno de los itinerarios más compactos de todo el calendario, como refleja el hecho de que nada menos que el 39% de su distancia total se dispute con el casco puesto y contra el cronómetro. Este año siete de las especiales son idénticas a las del año pasado, registrando las otras seis modificaciones de mayor o menor calado. La favorable relación entre distancia total y cronometrada se debe en gran medida a la presencia en el itinerario de varias especiales de longitud extraordinariamente alta. Así, el viernes de disputan dos pasadas a El Chocolate, tramo de 44.03 km, mientras que el sábado cuenta en su lista de desafíos con tramos como Ibarrilla 1 y 2 (30.33 km), Otates (53,69 km) o la versión “reducida” de éste, Otatitos (43.06 km). Por si todo ello fuera poco, el tramo cronometrado más largo está programado para el domingo: se trata de Guanajuatito, de 55.92 km.

 

Los tramos del Rallye de México cuentan con una superficie bastante agresiva con las ruedas, por su sequedad, dureza y cantidad de piedras incrustadas en el firme, lo que implica que los neumáticos nominados como primera opción en el caso de los suministradores oficiales del campeonato sean los de compuesto duro. Por suerte para las cubiertas, la menor potencia de los motores juega aquí a su favor… Michelin, el proveedor de todos los equipos oficiales, suministra 24 de esas cubiertas cubiertas (Latitude Cross H2) a cada piloto (más otras 4 para el shakedown) y 16 Latitude Cross S2 (blandas) como segunda opción (por seguridad, en caso de lluvia u otra situación climatológica inesperada).

 

Deportivamente, la eliminación este año del tramo de calificación implica que Jari-Matti Latvala, líder provisional del certamen, tendrá que abrir carrera con su VW Polo WRC, seguido de su compañero Sébastien Ogier, que marcha 5 puntos por detrás. Ello implica un indiscutible hándicap para ambos, sobre todo en relación a pilotos como Kris Meeke (Citroën) o Mikko Hirvonen (Ford M-Sport), cuyos respectivos fiascos en Suecia y Montecarlo hacen que deban partir quinto y sexto en el orden de salida. Para Hirvonen será una clara ventaja, ya que conoce bien la carrera (esta es su novena participación y ha terminado segundo aquí en las últimas tres ediciones), mientras que habrá que ver hasta qué punto la aprovecha Meeke, que nunca ha corrido en México. Su compañero en Citroën Racing, Mads Ostberg, afronta su cuarta participación en la cita americana, aunque en su caso la tercera posición provisional en la tabla no deja de ser un pequeño hándicap también, porque, aunque menos que los de VW, también deberá terminar de “barrer” la pista para los pilotos que le sigan en la primera jornada.

 

Al igual que Meeke, también descubrirán el Rallye de México Robert Kubica, cuyo objetivo no pasa por mucho más que por intentar terminar la carrera y seguir acumulando experiencia, y el equipo Hyundai. Los coreanos han decidido que sea Chris Atkinson quien acompañe a Thierry Neuville en el segundo coche en esta ocasión, siendo el australiano el tercer ocupante de esa montura en lo que va de año, después de que Dani Sordo y Juho Hanninen lo pilotaran en Montecarlo y Suecia, respectivamente. Un par de sesiones de pruebas en Almería son toda la preparación que Hyundai Motorsport ha podido hacer de cara a una carrera tan específica, para la que es muy difícil hallar en Europa un sitio que reproduzca las condiciones de temperatura y extraordinaria altitud, por lo que debe considerarse la primera visita de Hyundai a México más como un test de cara al futuro que otra cosa.

 

La lista oficial de inscritos registra 29 equipos, de los que 11 son World Rally Cars y 9 son participantes de WRC2. Ausente Dani Sordo, que retornará a escena con motivo del Rallye de Portugal, los copilotos Borja Rozada y Alex Haro son únicos representantes españoles en la salida. Borja Rozada vuelve a acompañar al mexicano Benito Guerra, que retorna a la competición al máximo nivel, esta vez con un Ford Fiesta WRC, después de su corta experiencia del año pasado con un Citroën DS3 WRC. En el caso de Alex Haro, copilotará a su habitual “pareja”, el también mexicano Ricardo Triviño, con unas aspiraciones algo menos ambiciosas, ya que compiten con un Mitsubishi Lancer Evo X encuadrados en la Copa del Mundo de Gr.N, dentro del Mundial de WRC2.

 

La carrera se iniciará a las 3:09 de la madrugada de este viernes (hora peninsular española), con la disputa del tramo urbano de Guanajuato, de apenas 1 km.

El programa

 

Jueves 6 marzo

09.00: Shakedown (Llano Grande)

20.09: TC1 – Tramo urbano de Guanajuato (1.01 km)

 

Viernes 7 marzo

07.00: Asistencia A (15 min). Poliforum – León

08.32: TC2 – Los Mexicanos 1 (9.88 km)

09.05: TC3 – El Chocolate 1 (44.03 km)

10.08: TC4 – Las Minas 1 (15.59 km)

11.01: TC5 – Parque Guanajuato Bicentenario 1 (02.60 km)

12.21: Asistencia B (30 min). Poliforum – León

14.08: TC6 – Los Mexicanos 2 (9.88 km)

14.41: TC7 – El Chocolate 2 (44.03 km)

15.44: TC8 – Las Minas 2 (15.59 km)

16.37: TC9 – Parque Guanajuato Bicentenario 2 (02.60 km)

17.37: TC10 – Super Especial 1 (2.21 km)

17.42: TC11 – Super Especial 2 (2.21 km)

18.32: Asistencia C (45 min). Poliforum – León

 

Sábado 8 marzo

08.30: Asistencia D (15 min). Poliforum – León

09.28: TC12 – Ibarrilla 1 (30.33 km)

10.46: TC13 – Otates (53.69 km)

13.06: Asistencia E (30 min). Poliforum – León

14.19: TC14 – Ibarrilla 2 (30.33 km)  

15.37: TC15 – Otatitos (43.06 km)

17.08: TC16 – El Brinco 1 (8.25 km)

18.08: TC17 – Super Especial 3 (2.21 km)

18.13: TC18 – Super Especial 4 (2.21 km)

19.03: Asistencia F (45 min). Poliforum – León

 

Domingo 9 marzo

07.45: Asistencia G (15 min). Poliforum – León

08.55: TC19 – Super Especial 5 (2.21 km) 

09.58: TC20 – Guanajuatito (55.92 km)

11.21: TC21 – Derramadero (11.63 km)

11.36: Reagruapmiento (La Estancia)

12.08: TC22 – El Brinco 2 (8.25 km)

13.26: Asistencia H (45 min). Poliforum – León

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.