Publicidad

Jari-Matti Latvala: “Este rallye es el de casa y es especial”

Puede que no esté viviendo la mejor temporada de su etapa profesional, pero Jari-Matti Latvala va a arrancar en el Rallye de Finlandia con la etiqueta de claro favorito pegada en su Volkswagen Polo WRC. Hubo un tiempo en el que ganar aquí pasaba por poseer la condición de piloto nórdico. Hace 25 años que la rompió Carlos Sainz. El español resquebrajó el muro de contención finlandés y por ahí terminaron colándose otros pilotos. Ver ganar aquí a un latino ha escocido y mucho. Por eso, cuando uno de los suyos cuenta con la maquinaria potencialmente ganadora, el país entero se vuelca apoyando.
@fernandoalbes -
Jari-Matti Latvala: “Este rallye es el de casa y es especial”

¿Cómo de importante es para ti salir a ganar en el Rallye de Finlandia?
“Es la carrera de casa y es uno de los rallyes más importantes de todo el campeonato. Es un rallye en el que siempre he disfrutado mucho y donde obviamente siempre quieres hacerlo bien. Siempre digo que hay dos carreras en el campeonato que en la lista de deseos de todos los pilotos ocupan el lugar más alto y donde quieres hacerlo especialmente bien: Montecarlo y Finlandia”.
¿Cómo han ido los preparativos para competir este año?

“Sinceramente, me he estado preparando con sumo cuidado para este rallye, porque el Rallye de Polonia fue difícil para mi y no llegué a encontrar un buen feeling allí con el coche en todo el fin de semana. En general, esta temporada para mi ha habido muchos altibajos y he intentado ahora hacer un trabajo minucioso durante el test para asegurarme de que terminaba por conocer todas las áreas del coche, todos sus movimientos, comprenderlos con la ayuda de FX Demaison, nuestro ingeniero jefe, cómo se comportan todos los muelles, barras estabilizadoras, convergencias, caídas… Ahora puedo asegurar que lo conozco todo bien y sé que no necesito “jugar” con el coche y me he dedicado a mejorar el feeling con el rallye. Estoy realmente muy satisfecho con las conclusiones a las que hemos llegado esos días. Además, el tiempo nos acompañó, porque nos permitió probar un poco en mojado, otro poco en seco…”.

Hablamos contigo en Portugal y allí el feeling con el coche era muy bueno, pero desde entonces algo pareció empezar a “torcerse” otra vez. ¿Está solucionado de nuevo?

"Puedo decirte ahora que he estado cometiendo algunos errores y que hasta el test que hemos hecho previo a este rallye no me había dado cuenta. He estado sufriendo en algunos terrenos, como en Cerdeña, en algunas partes de determinados tramos, sobre todo en las frenadas de zonas muy rápidas para zonas lentas. En Polonia incluso se acentuó el tema, porque allí los tramos son mucho más rápidos. Solo espero que con lo que hemos trabajado y aprendido ahora podamos recuperar el feeling que teníamos con el coche en Portugal”.

¿Es algo más relacionado con la suspensión, con el reglaje de los diferenciales o con una mezcla de ambas cosas?

“Bueno, no puedo decirte exactamente lo que es, pero lo que sí puedo decir, al menos, es que he encontrado algo… (risas)”.

¿Cómo han sido las sensaciones esta mañana en el shakedown?

“Muy buenas. El coche se ha comportado exactamente como esperaba, después del trabajo que hicimos en el test”.

¿Qué tiempo esperas durante el rallye?

“Difícil de decir. El tramo del shakedown patinaba mucho en la primera pasada. Si llueve durante la disputa de los tramos, será mejor salir delante. Pero si llueve y luego para de llover y los tramos se quedan simplemente húmedos, no sabría qué decir. Tal vez el quinto o sexto coche en el orden sería el más beneficiado”.

¿Te sientes más motivado ahora que antes de arrancar en Polonia?

“Sí, tengo más motivación y “apetito” aquí. Puede que se deba también a lo que pasó en el final de ese rallye”.

El año pasado dijiste que te ayudó la energía extra de los fans locales. ¿Cuál es el botón que pulsarás este año para “despegar”?

“Cuando las cosas no marchan bien en el campeonato, la energía la sacas, como dije antes, del hecho de que este es uno de los rallyes que verdaderamente tienes en lo más alto de tu lista de deseos por ganar. Si el año va mal, pero al menos llegas a Finlandia y eres capaz de ganar, tu confianza sube muchos enteros y el año termina con un feeling mucho mejor. Quedan unos cuantos rallyes por delante y quiero hacerlo bien en todos ellos, pero este rallye en particular, sobre todo por tratarse de la carrera de casa, es algo especial”.

¿Tiene más ventaja un piloto que conoce los tramos al milímetro pero no tiene total confianza con el coche o uno que tiene la perfecta comunión con su montura pero no conoce el trazado tan al dedillo?

“Lo más importante aquí y lo que marca la diferencia es tener confianza al cien por cien con el coche. No es vital conocer cada curva del rallye, porque al final vas conduciendo al ritmo de las notas. Ayuda la experiencia, desde luego, y ayuda conocer bien cada salto, pero si no confías en el coche en un rallye tan rápido te vas dejando tiempo constantemente en todos los sitios”.

¿Hasta qué punto cambia el panorama correr aquí bajo la lluvia?

“Si llueve ligeramente, las cosas no cambian tanto. Aquí en Finlandia hay una capa de tierra bastante grande sobre el firme, así que absorbe el agua bastante. Pero cuando llueve muy copiosamente en poco tiempo, mucha agua se acumula en la superficie, dejándola muy deslizante y obligándote a correr con más margen. En esas condiciones, cuando acometes curvas largas muy rápidas que en condiciones normales podrías pasar a fondo, conviene frenar un poco...”.

En cuanto a la posición de salida, ¿influye mucho en este rallye, tal y como ves los tramos este año?

“Los tramos están bastante limpios y cuando hay humedades, como este año, seguramente lo ideal sea salir delante”.

¿Va a ser esta carrera una pelea cara a cara entre tú y Ogier?

“Así fue el año pasado, pero creo que Andreas Mikkelsen ha ido mejorando mucho últimamente. Ott Tanak también hizo un excelente rallye en Polonia y Kris Meeke rodó muy rápido aquí el año pasado. Así que probablemente no va a ser una cuestión solo de Ogier y yo, sino también de más pilotos peleando por ganar”.

Én este rallye habitualmente se usan tramos que toman de pistas secundarias y otras de uso más “nacional” ¿Cuál es la diferencia entre los reglajes con los que corres en unos tramos y la variación que introduces para los otros?

“Este año la gran mayoría de los tramos están en pistas “nacionales”, las anchas y de buen piso, y no tanto en las locales o privadas. Así que realmente no se varía apenas el setup del coche. Simplemente lo dejas reglado para las anchas y por las otras pasas con él tal cual; no merece la pena alterarlo”. 

Este año los organizadores han recuperado la versión más larga y conocida del legendario tramo de Ouninpohja, con su famoso salto junto a la casa amarilla. ¿Podrías describirnos cómo es la aproximación a esa zona?

“El tramo arranca en una parte nueva para casi todos, que efectivamente no se había utilizado desde 2002. El primer kilómetro empieza con una derecha muy larga a la que llegas a fondo y pasas sin levantar, tal vez con el pie izquierdo en el freno ligeramente, y enlazas con una izquierda también larga en rasante  complicada que se cierra al final, en la bajada. Sigue una zona donde hay un lago a la derecha y se llega a una horquilla, en una zona donde luego se sube hacia una escuela que hay a la izquierda. Ahí llegas a un rasante que era la salida del tramo en sus últimas versiones. A 150 metros de allí hay una izquierda muy larga y a partir de esa curva la pista no deja de virar a un lado y otro y vas enlazando un rasante con otro, sin que haya apenas una sola recta. Entonces, justo antes de llegar a la casa amarilla, en la parte donde está la famosa Casa Ouhni, una finca muy conocida aquí, tienes que pasar por una larguísima curva a izquierdas que se cierra mientras la pista sube para bajar a continuación enlazando con una derecha donde tienes que quedarte pegado al interior, porque mucha gente que ha intentado aguantar demasiado por fuera ha terminado en la cuneta exterior. Después llega una derecha casi a fondo y una zona recta larga que es la aproximación a la famosa casa amarilla donde está el rasante del que todo el mundo habla y donde está el famoso salto. A partir de esa zona, empieza una parte más rápida del tramo, con más rectas. Pero esa que te he descrito es una auténtica montaña rusa y tiene una gran relevancia en el contexto general del tramo”.

Se cumplen este año 25 años desde que ganó Carlos Sainz aquí en 1990. ¿Qué recuerdas tú de aquella edición?

“Creo recordar que ya en 1989 Carlos estuvo peleando por el liderato del rallye hasta que volcó. Hay unas fotos que todos hemos visto de su vuelco, después del cual pudo continuar, pero con una rueda pinchada, que terminó provocando que se saliera y chocara contra un árbol. No recuerdo en qué tramo fue. Pero ese año Carlos ya estaba mandando un aviso. Al año siguiente vino y ganó el rallye, convirtiéndose en el primer piloto no escandinavo en conseguirlo. Mis recuerdos son que en aquel tiempo la gente se quedó alucinada porque alguien llegara desde fuera de Escandinavia y consiguiera ganar el rallye. De alguna manera, se percibía aquí como una especie de milagro”.

¿Dejó aquello una sensación especialmente negativa entre la afición finlandesa?

“Yo era muy pequeño y ni siquiera vine a ver el rallye hasta 1992. Pero ese año ganó Didier Auriol y… No creo que hubiera mal ambiente por eso, sino que la gente de repente cayó en la cuenta de que no solo los pilotos finlandeses o escandinavos podían ganar este rallye y parecía ser que otros pilotos de otras latitudes empezaban a estar capacitados para hacerlo. Fue como despertar a una nueva realidad, a caer en la cuenta de que otros pilotos estaban mejorando”.

Pero el entusiasmo y el deseo por que gane aquí un piloto local no ha cambiado, ni el orgullo local por animar a los suyos…

“No, eso no ha cambiado. Lo que sí pasó en 2013, cuando no hubo ningún piloto finlandés en el podio, y la sensación que me dio a mi fue que había menos espectadores viendo el rallye. El año pasado, cuando yo gané, volvió al nivel de expectación que había antes. Es importante, igual que ocurre en el resto de países, que la gente tenga un piloto que los aficionados puedan seguir y animar. Recuerdo cuando yo era un chaval y Marcus Gronholm estaba ganando la buena sensación que daba verle pelear y batirse por ganar este rallye como cuando lo hizo contra Richard Burns”.

¿Empeoraron aún las cosas con las victorias de Loeb y Ogier, con los muletos prohibidos y los reconocimientos limitados?

“De algún modo, yo diría que sí. Yo he oído que la primera vez que Carlos vino a correr a Finlandia había pasado 15 veces por el tramo de Ouninpohja. Así que sí, en los tiempos de Loeb y Ogier, aún las cosas fueron más al extremo. Evidentemente, los tiempos han cambiado y con un nivel de experiencia menor ambos lograron ganar la carrera.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.