Publicidad

Robert Kubica: "En 2014 no sé si necesitaré copiloto"

Hace tiempo que dejó de ser un secreto que en Citroën Racing estarían encantados de tener a Robert Kubica en las filas de su primer equipo del Campeonato del Mundo de Rallyes en 2014. Todo iba más o menos según el plan que Yves Matton tenía en su cabeza, aunque el polaco nunca ha llegado a confirmar hasta la fecha que vaya a continuar compitiendo en rallyes el año que viene. Los dos accidentes sufridos en el Rallye de Gales, donde ha disputado muy pocos km contra el crono, han terminado de liar las cosas y ahora, como el piloto polaco apunta en esta entrevista, el futuro es incierto...
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Robert Kubica: "En 2014 no sé si necesitaré copiloto"

Hay una teoría que circula entre los bastidores del Campeonato del Mundo de Rallyes de un tiempo a esta parte. Según la misma, a Citroën le ha pillado completamente "a contrapié" el avasallador debut de Volkswagen en el WRC y ello le está llevando a tomar decisiones un tanto insólitas a la hora de configurar su programa deportivo de la próxima temporada. Este año se han perdido los títulos de Pilotos y Marcas, que Citroën acostumbró a dominar implacablemente en el pasado. Y en el equipo parecen por la labor de decidir que, dado que con Mikko Hirvonen y Dani Sordo las cosas no han salido, hay que probar "otra cosa" o lo que el máximo responsable del equipo, Yves Matton, denomina "nuevos talentos". Matton ha reconocido a Autopista que sigue hablando estos días con Hirvonen y Sordo, pero también que baraja montar en sus coches bien a Kris Meeke, a Mads Ostberg o a Robert Kubica. Que esos tres nombres vayan a ser capaces de hacer olvidar a los dos pilotos actuales, está por verse. Pero lo cierto es que con ellos sí se va a probar "otra cosa". ¿Mejor o peor? Simplemente, "nuevos talentos".

Lamentablemente, a veces las cosas no salen como uno prevé y no puede negarse que a Matton con Kris Meeke las cosas se le hubieran puesto a pedir de boca si las dos oportunidades que le dio al británico no terminaran torciéndose. Desde luego, daba gusto escuchar las declaraciones de Meeke cuando aseguraba que iba "cómodo y a gusto" en las metas de los tramos en Finlandia, donde corrió bastante más que Sordo y estuvo cerca de los tiempos de Hirvonen. Tan cómodo y tan a gusto iba que mandó el DS3 que le tocó en suerte al desguace en los últimos compases de la carrera, para contrariedad de Matton... Pero a Meeke le llegó una nueva oportunidad cuando Sordo planteó al equipo la posibilidad de centrarse en preparar el asfalto y no competir en Australia. Matton aceptó y ambos convinieron en comunicar que lo habían decidido "juntos". Y Meeke volvió a escena. Y con él las sensaciones de "comodidad", "gusto" y "confianza". Hasta que tiró otro DS3 por el barranco. Y luego, recuperado, le arrancó el eje trasero, haciendo sumar a la marca una buena cantidad de puntos... de soldadura. Citroën perdía ahí definitivamente el título de Constructores y Matton, muchos argumentos de "venta" de Meeke.

Pero, como las desgracias nunca vienen solas, su otro "nuevo talento" ha tenido uno de los peores rallyes de Gales imaginables. Tras ganar el Mundial de WRC2, llegaba la gran puesta en escena en la “primera división”. Si en este rallye, uno de los más difíciles, Kubica brillaba, promocionarle al primer equipo iba a ser una decisión basada en solidos argumentos... Pero a Maciek Baran, su copiloto habitual, le dio por retirarse de la competición justo antes del compromiso más relevante del año. Kubica, de primeras, no dio muchas explicaciones de los motivos de esa decisión y a los que investigamos un poco en Gales se nos dijo que Baran ha tomado esta determinación por el hecho de su nueva paternidad. Pero ahora sabemos que inicialmente su proyecto con Kubica era para tres años. Y además... ¿por qué no esperar un rallye más para retirarse y ayudar a Kubica a terminar de "despegar" en el WRC? Algun motivo de más enjundia que no sabemos (aún) debe haber sido el detonante...

Lo cierto es que a Matton le puede haber surgido un nuevo problema donde no lo había, porque en la entrevista que Kubica concedió a un grupo de periodistas  y en el que Autopista fue el único medio español presente, el polaco dejó alguna inquietante afirmación sobre lo que puede depararle el futuro más inmediato. Estas fueron sus palabras:

¿Qué pasó en tus dos salidas de pista?

“La primera se ha debido a una combinación de errores míos. Uno ha sido no apuntar en las notas el mucho barro que había en esa curva. El problema es que durante los reconocimientos había barro en casi todos los sitios, pero luego en carrera se ha secado bastante en algunas zonas. Había sitios donde tenía barro apuntado y luego el barro no estaba. Y esa curva era un punto muy concreto del tramo y bastante conocido. De hecho, he estado viéndolo en vídeo al terminar los reconocimientos. Allí se llegaba muy deprisa en carrera, más de lo que me esperaba cuando pasé en los reconocimientos. Cuando he frenado, tenía ya las ruedas sobre el barro y he tratado de recuperar el coche tirando del freno de mano, para entrar de costado allí y me ha faltado muy poco para lograrlo… 
La segunda fue en una zona muy rápida en bajada, con una frenada en un rasante para una derecha que había unos 60 metros más tarde. Digamos que hubo una distracción, falta de atención o incomprensión con Michele y lo cierto es que frené prácticamente cuando vi la curva. No era fácil ni para el piloto ni para el copiloto este rallye y sabíamos que podíamos pasarlo mal aquí, porque esta es una prueba muy complicada para estrenarse con un coche nuevo. El riesgo estaba ahí y el destino no nos ha sido favorable, porque este despiste se ha producido en un punto rapidísimo y una zona ciega. Hemos pagado un precio muy alto”.

¿Fue porque tu copiloto "cantó" la nota tarde?

Digamos que se debió a una equivocación. Es una pena, pero cuando hay tan poco tiempo para conocerse y todo se hace en el último momento, sabes que el riesgo está ahí. Por supuesto, intentas no pensar en ello y tratas de minimizarlo, pero ese tipo de errores pueden ocurrir. El día anterior cometí un pequeño fallo y luego pagué un precio muy alto, porque ocurrió en una zona muy rápida. Tal vez yo podía haber hecho algo más, pero fue una combinación de cosas lo que me llevó prácticamente a frenar casi ya cuando estaba viendo la curva, claramente demasiado tarde"

 

Antes de Gales apuntaste que esta prueba te serviría para saber si querías continuar en rallyes…

 

“No, eso no se interpretó correctamente. De hecho, era al contrario y dije que lo que ocurriera en Gales no afectaría a mi decisión para el año que viene. Tal vez se haya publicado eso, pero yo lo único que dije es que en este rallye lo más importante para mi era hacer el mayor número de kilómetros posible. Pero no volveré a decirlo nunca más, ya que lo que ha pasado es justo lo contrario… Ya dejé claro en España que para mi no importaba el resultado que consiguiera aquí para tomar una decisión sobre mi futuro. No tiene nada que ver con las prestaciones en el Rallye de Gales o el resultado final. Depende de otra cuestión que tengo que resolver”.

 

Todos los pilotos han dicho siempre que el de Gran Bretaña es uno de los rallyes más complicados en materia de reconocimientos, de elaboración de las notas y de trabajo con el copiloto. Después de los reconocimientos y del rallye, ¿es la impresión que te ha quedado a ti también y que era uno de los peores momentos para correr con un copiloto con el que no habías trabajado antes?

 

“No es que haya un rallye peor o mejor para eso. Simplemente siempre es muy difícil que una persona se suba de buenas a primeras en un coche, a nueve o diez días de un rallye y todo vaya a la perfección. Y no solo ya en el caso de un piloto, sino sobre todo en el de un copiloto. Cuando llevas trabajando con alguien bastante tiempo, haces los reconocimientos y las notas, con más naturalidad y piloto y copiloto se entienden mejor, él comprende bien tus anotaciones, tú entiendes o ves mejor cuándo él puede tener dificultades para cantar algunas notas perfectamente al ritmo necesario en algún punto determinado… Es complicado y por eso le dediqué un gran esfuerzo este año para intentar que las cosas funcionaran y fueran mejorando junto a Maciek. Pero la situación me llevó a tener que recurrir a otro copiloto en esta carrera y, para ser sincero, me pilló un poco desprevenido, porque para mi estaba claro que íbamos a correr juntos en Gales. Creo que Michele y yo teníamos un duro trabajo por delante para hacer bien este rallye, aunque estoy muy contento con su actitud, ya que la tarea que tenía por delante era complicada y se esforzó mucho, como yo, por hacerla bien, porque mejoráramos y por facilitar las cosas. Por desgracia, fue un esfuerzo por el que no obtuvimos recompensa. El viernes cometí un error, diría que no muy grande, y luego el sábado volvimos a salirnos, con la mala suerte de que ocurrió en una zona muy rápida donde no había margen para errores. Y eso que nos lo estábamos tomando con mucha calma y habíamos hablado después del primer tramo de que ese era un ritmo cómodo y acordamos que el objetivo para el resto del día sería, simplemente pasar por los tramos. Pero da la impresión de que cuando me pongo un objetivo, nunca se cumple. Me he pasado casi todo el año corriendo sin un objetivo concreto, simplemente para descubrir los rallyes y todo ha ido bien. Antes de Gran Bretaña me propuse completar el mayor número de kilómetros posible y el resultado es que ha sido una de mis carreras más cortas de mi trayectoria como piloto de rallyes…”

 

Has ido desarrollando tu sistema de notas a lo largo del año en polaco y aquí las llevabas en italiano, con un copiloto italiano, Michele Ferrara. Aunque hablas un italiano casi perfecto, ¿ha sido ese factor también decisivo a la hora de dificultar las cosas?

 

“Está claro que hay algunas palabras que echas en falta, eso es normal, pero el mayor problema es que durante los últimos once meses he estado hablando y trabajando exclusivamente en polaco. En el pasado he corrido con otro copiloto italiano y también me he pasado mucho tiempo fuera de mi país cuando corría en Fórmula 1, lo que hacía que estuviera todo el tiempo hablando o en inglés o en italiano. Nunca estaba en casa, así que realmente nunca hablaba en polaco. Así que el cambio de idioma no fue complicado. Pero después de prácticamente un año entero hablando estrictamente en polaco el noventa por ciento de mi tiempo en los rallyes, se hizo mucho más complicado manejar otro idioma. Eso es lo que explica que me esforzara mucho con Michele antes de la carrera para prepararlo todo y para volver a sentime cómodo con notas en italiano. Creo que la mejoría fue grande. Reconozco que una semana antes de venir a Gales estaba un poco preocupado, pero luego con todo el trabajo hecho, con el test, con los reconocimientos… las cosas mejoraron y de hecho llegaron a funcionar, si no perfectamente, sí muy cerca. En el segundo golpe, si hubiera tenido un mayor conocimiento, podría haberme dado cuenta mejor de la dificultad de esa zona”

 

Entonces, ¿crees que sería mejor para ti tener un copiloto polaco en el futuro?

 

“Para mi, ninguna solución es mejor que otra en ese sentido. Tengo que darle algunas vueltas al asunto. Lo primero que tengo que decidir es si necesito copiloto en el futuro y luego ya decidiré en qué idioma trabajaremos. Ese no es realmente el problema. El problema es que cuando empiezas a trabajar con un copiloto nuevo, necesitas tiempo. No es un secreto que todos los pilotos llevan un tiempo trabajando con sus copilotos y ese era mi objetivo con Maciek. Cuando hablamos antes de esta temporada, le dije que si yo continuaba corriendo en rallyes en el futuro nuestro proyecto sería como mínimo a tres años. Pero lo que ha pasado después de diez meses es que su decisión ha cambiado. Y eso me ha colocado a mi en una posición realmente difícil. Por desgracia, y no quiero culpar a esa situación, lo cierto es que no me ayudó a la hora de enfrentarme a un rallye tan difícil con un WRC y un copiloto nuevo”.

 

¿El copiloto de Kosciuszko, que no iba a correr este rallye, fue una opción para ti en algún momento o algún otro copiloto polaco?

 

“Todos los copilotos polacos tienen programas en marcha y yo no quiero se el motivo de ningún “divorcio” (risas)”.

 

Otro copiloto que no corría este rallye, porque su piloto estaba lesionado y también es italiano es Giovanni Bernacchini. ¿Qué puedes decir de él?

 

“Lo que puedo decir de Bernacchin, simplemente, es que sé que es un copiloto italiano que lleva no sé cuantos años compitiendo con Nasser Al-Attiyah. Es todo lo que sé. Sé también que vive en Cracovia, porque su mujer es de allí. Ni siquiera sé si habla polaco. No creo que lo hable, porque el polaco es un idioma complicado…”

 

Bueno, esperamos verte el próximo año…

 

“Sí, espero que nos veamos el año que viene en algún sitio, porque eso querrá decir que seguimos vivos (risas)”.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.