Publicidad

Rallye de Australia (sábado) – Ogier, duro de pelar

Sébastien Ogier (Volkswagen) camina con paso firme hacia la victoria en el Rallye de Australia. Y tiene en su punto de mira el título, que dejaría zanjado si gana la carrera y el power stage, último tramo de mañana. El piloto de Volkswagen se impuso en las seis especiales disputadas hoy, dejando claro que además de ganar, quiere hacerlo a lo grande. Mikko Hirvonen (Citroën) y Thierry Neuville (Ford) se han hecho fuertes en las siguientes dos plazas del podio en una jornada en la que se ha producido el abandono por salida de pista de Kris Meeke (Citroën), cuando rodaba en la cuarta plaza, ahora en manos de Jari-Matti Latvala (VW).
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Rallye de Australia (sábado) – Ogier, duro de pelar

El día arrancaba con un desayuno por todo lo alto: los casi 50 km del temible tramo de Nambucca. Y allí, cómo no, Sébastien Ogier no dejaba pasar una nueva oportunidad de dejar su impronta en Australia, relegando a Mikko Hirvonen a 5.3 segundos, mientras que a su compañero Latvala le endosaba nada menos que 14.1. Incluso Hirvonen reconocía la superioridad de su rival en la meta, asegurando que “jugó con nosotros en los parciales y se mantuvo cerca hasta cerca del final. Ahí apretó y se despegó por más de 5 segundos…” La presumible batalla entre Neuville y Meeke por el tercer puesto tenía su primer acto aquí y el irlandés cedía 2.2 segundos, lo que le llevaba a colocarse 2.7 detrás. Por sus palabras, daba la impresión de que en Citroën le habían pedido ya asegurar un resultado y, si era posible, sujetar a Latvala, aunque el finlandés aparecía ya 14.5 por detrás, después de batir a Meeke aquí por 5.1 segundos.

 

Valla-1 (14,84 km), segundo asalto crono de la jornada, suponía un nuevo triunfo parcial del líder de la carrera. Ogier era esta vez 2.3 segundos más rápido que un Mikko Hirvonen que se situaba ya a 27.6 en la general del líder y que claramente se conformaba con los valiosos puntos de la segunda plaza, consciente de que era imposible batir a Ogier. En Citroën le pedían a Meeke que aportara también lo que pudiera y que, si había que arriesgar, que fuera para sujetar a Latvala, porque los puntos de Marcas que pudiera restar Neuville les importaban menos. Así, Meeke adoptaba un ritmo más prudente y se veía claramente superado por el belga y también por Ostberg, además de por Ogier e Hirvonen, con la suerte de que una salida de pista de Latvala en la que el finlandés se dejaba 16” le permitía respirar un poco…

 

La vuelta al bucle matinal para una nueva pasada daba como resultado los primeros puntos de inflexión en la carrera. No en el caso de lo que ocurría por delante, desde luego, con Ogier sólidamente instalado en la cabeza y ganando de nuevo una especial, la 11ª (de 13) en lo que iba de rallye. Pero sí en lo que se refería a la operación de Citroën de sumar puntos de Constructores, ya que Kris Meeke decía adiós a un buen pellizco tras salirse de la pista y verse obligado al abandono aquí cuando parecía que la cuarta plaza podía ser suya. Hirvonen sí se mantenía en la senda iniciada y volvía a capitanear el grupo perseguidor, con Neuville y Latvala justo detrás, completando un cuarteto que era exactamente el mismo de la clasificación provisional del rallye, ya que el finlandés volvía a ganar un puesto gracias a Meeke y a adelantar a Ostberg, que ahora estaba 1.1 detrás de Latvala en la general.

 

Con ese panorama, la segunda vuelta por el tramo de Valla traía consigo el cuarto scratch de Ogier en lo que iba de día (sobre cuatro posibles), batiendo esta vez a Neuville por 2.3 segundos. Mikko Hirvonen, con las ruedas muy castigadas, no podía pasar del sexto puesto, mientras que Ostberg se alejaba del objetivo de recuperar el cuarto lugar a Latvala, ya que un percance en forma de leve salida de pista le hacía perder 25 segundos aquí. De hecho, ahora Mikkelsen también le adelantaba, por 1 segundo en la general, tras endosarle aquí casi 20 segundos.

 

La jornada se cerraba con dos nuevas pasadas a la superespecial de Coffs, en las que los mejores tiempos se los adjudicaba Sébastien Ogier, que concluía el día imbatido y se iba a dormir con 45.9 segundos sobre Mikko Hirvonen.

 

La etapa que cierra el rallye se disputa mañana a partir de las 00:00 horas en horario de la España peninsular y comprende seis especiales cronometradas, incluido el Power Stage, la última de ellas. Hacia las 7 de la mañana en España se conocerá ya la identidad del ganador. Y, quién sabe, tal vez también la del nuevo Campeón del Mundo...

 

Clasificación tras 16 tramos:

 

1º S. Ogier-J. Ingrassia (Volkswagen Polo WRC), 2:14:53.9

2º M. Hirvonen-J. Lehtinen (Citroën DS3 WRC), +45.9

3º T. Neuville-N. Gilsoul (Ford Fiesta WRC), +1:11.4

4º J.M. Latvala-M. Anttila (Volkswagen Polo WRC), +1:47.6

5º A. Mikkelsen-P. Nagle (Volkswagen Polo WRC), +2:10.8

Galería relacionada

Rallye de Australia - Sábadoo

Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.