Publicidad

Rallye de Suecia: duelo a tres bandas sobre la nieve

El Campeonato del Mundo de Rallyes aterriza en Suecia para celebrar el segundo asalto de la temporada. Tras la intensa carrera vivida en Montecarlo, Citroën, Volkswagen y M-Sport se preparan para batirse el cobre en la que podría calificarse como la carrera más “de especialistas” de toda la temporada.
Fernando Albes -
Rallye de Suecia: duelo a tres bandas sobre la nieve

Este jueves arranca en la localidad sueca de Karlstad la 61ª edición del Rallye de Suecia, una de las carreras más emblemáticas y con mayor solera del Campeonato del Mundo de Rallyes. El certamen acude, así, fiel a su cita con las heladas y nevadas pistas forestales de la región de Värmland.

 

El Rallye de Suecia es la cita invernal por antonomasia, diseñada para ser disputada en condiciones de piso helado y nevado, a diferencia del Rallye de Montecarlo, un rallye de asfalto con probables condiciones adversas, pero que no siempre se dan. En Suecia, tanto la configuración de los coches como los neumáticos están orientados a competir sobre el blanco elemento. La historia de la carrera y lo que refleja su palmarés la hace bien merecedora de rallye 'de especialistas', como explico en esta entrada de mi blog, 'Parque Cerrado'.

 

La edición de este año presenta un planteamiento continuista con las de las últimas temporadas, con Karlstad como centro de operaciones y Hagfors como ubicación de la principal asistencia, en las dependencias de su aeródromo. En los últimos años el rallye viene adentrándose en algún momento en territorio noruego y en esta ocasión lo hará el domingo, disputándose parte de un tramo allí (el TC17 'Mitandersfors', con salida en Suecia y meta en el país vecino) y otros dos completos (TC 18-21 'Finnskogen' y 19-20 'Kirkenaer').

 

Por lo demás, hay pocos cambios en cuanto al recorrido con respecto al del año pasado, con el único añadido de 20,5 km inéditos en la especial 3/6 ('Värmullsasen') y 6,20 km nuevos también en el tramo noruego de 'Finnskogen', lo que equivale a un 15,8% del recorrido desconocido para los pilotos.

 

Los neumáticos

Las especiales características de la prueba imponen el uso de neumáticos de clavos, cuyas particularidades desarrollo en mi entrada del blog. Tanto Michelin como DMack, las dos marcas inscritas en el WRC como proveedores autorizados a los equipos, introducen novedades en este campo. Así, Michelin, suministrador de los equipos oficiales y de un buen número de privados con planteamientos ambiciosos, llega a Suecia con la última evolución de sus cubiertas X-ICE NORTH, cuya primera versión introdujo en 2011 y mejoró en 2012. Por su parte, DMack, la empresa británica que fabrica sus cubiertas en China, acude a Suecia tras el buen sabor de boca que le dejó la victoria el fin de semana pasado de Jari Ketomaa en el Rallye de Letonia, segunda prueba del Campeonato de Europa de Rallyes. El finlandés se impuso con su Ford Fiesta RRC calzado con unas cubiertas completamente nuevas, las DMG-ICE, que según sus palabras le dieron todo tipo de satisfacciones.

 

Los favoritos

Deportivamente, el rallye se presenta sin un claro favorito. Lo cierto es que en la lista de inscritos solamente figuran tres ganadores de ediciones anteriores: Sébastien Loeb, Jari-Matti Latvala y Mikko Hirvonen, estos dos últimos dominadores de las cuatro últimas ediciones disputadas. Ello invita a pensar que apostar por cualquiera de ellos debería ser lo más coherente, aunque para nada debería descartarse a varios otros pilotos que, sobre el papel, deberían tener serias opciones a disputar la victoria. Por otro lado, no debería olvidarse que tanto Latvala como Hirvonen ganaron aquí con Ford, marca imbatida en Suecia desde 2006. Y ello debería hacernos pensar que los Fiesta WRC tal vez tengan algo que decir todavía, pese a que la marca no apoya oficialmente el programa, en manos de pilotos como el noruego Mads Ostberg o el finlandés Juho Hanninen, por citar dos de los teóricos especialistas en este terreno.

 

En Citroën, tanto Loeb como Hirvonen ya saben lo que es descorchar el champán de vencedores en lo alto del podio del Rallye de Suecia. Al francés esta carrera nunca se le ha dado particularmente bien, pese a haberla ganado en 2004, y esa es, paradójicamente, una de las principales razones que le llevaron a seleccionarla como una de las cuatro carreras que disputaría este año. 'Recuerdo la sorpresa que se llevó mi jefe, Yves Matton, cuando propuse incluir el Rallye de Suecia en mi programa de este año. No cabe duda de que este no es uno de los rallyes donde he cosechado mayores éxitos en los últimos años y eso es exactamente lo que me ha llevado a volver. Para ser sincero, nuestra victoria aquí en 2004 no fue el fruto de una actuación particularmente buena. Ganamos porque nuestros rivales tuvieron problemas. Desde entonces, he intentado siempre entender bien estos tramos y hacer buenos tiempos en ellos. Así que vuelvo por última vez para intentar despedirme a lo grande'. Mikko Hirvonen, por su parte, llega esta vez con pocas dudas sobre su Citroën DS3 WRC. El finlandés se incorporó a Citroën el año pasado y llegó tal vez un poco falto de rodaje y acoplamiento a su nueva montura, pese a lo que se quedó a 16' de poder batir al Ford Fiesta de Jari-Matti Latvala, su anterior compañero en la marca del óvalo. En esta ocasión, tras una temporada completa a sus espaldas, las cosas deberían cambiar bastante.

 

Curiosamente, los papeles se han invertido y es Jari-Matti Latvala quien llega esta vez quizá algo falto de rodaje con su nuevo coche, el Volkswagen Polo WRC. Obviamente, pudo completar un buen número de kilómetros corriendo en Montecarlo y ha seguido probando en nieve desde entonces. Pero de ahí a tener el coche, sus reacciones y su puesta a punto cien por cien por la mano, hay un trecho. Como él mismo reconoce, 'Hasta los prolegómenos del rallye, había completado 500 kilómetros al volante del Polo WRC en nieve, a los que hay que sumar los del test previo a la carrera. El coche va muy bien en esas condiciones y estoy realmente contento del feeling que transmite. Guardo grandes recuerdos de este rallye, como mi primera victoria mundialista en 2008 o, por supuesto, mi triunfo del año pasado. Me he fijado el objetivo de terminar entre los cinco primeros'.

 

El segundo 'mosquetero' de Volkswagen, Sébastien Ogier, aspira a dar la sorpresa en este terreno, al igual que hizo Loeb en 2004. Puede que el galo no sea uno de los consumados especialistas en este terreno, pero su innegable talento y ya considerable experiencia, le hacen aparecer como un enemigo bien respetable para todos. Sobre el papel no parte como claro favorito, pero ya ha demostrado por activa y por pasiva de lo que es capaz en todos los terrenos.

 

Por lo que al equipo Qatar M-Sport respecta, si en Montecarlo los Ford Fiesta WRC mostraron un tono a la altura de los mejores, se espera que en esta ocasión se muestren aún más competitivos que en la cita del principado. Desde 2006 no ha ganado en Suecia ningún coche que no haya salido de los talleres de Malcolm Wilson y en esta ocasión no queda otra que esperar una destacada actuación de su teórico 'jefe de filas', Mads Ostberg. Para el noruego esta es, obviamente, la carrera 'de casa' y su grado de preparación de cara a la misma es muy bueno, como refleja su victoria el fin de semana pasado en el Rally Finnskog, prueba del campeonato noruego que Ostberg se tomó como preparación para Suecia. Segundo en 2011 y tercero en 2012, Ostberg aspira esta vez a lo máximo.

 

De los otros cuatro Ford Fiesta WRC que alineará el equipo Qatar M-Sport en Suecia, habría que poner el foco también en el que pilotará el finlandés Juho Hanninen. Su rapidez está fuera de toda duda y, si ya en Montecarlo consiguió brillar aisladamente, con más rodaje y acomplamiento al Fiesta y en un terreno aún más propicio a sus cualidades que el asfalto monegasco, Hanninen aspira a batirse el cobre por alcanzar el podio.

 

La formación de Malcolm Wilson pierde a última hora a Nasser Al-Attiyah, convaleciente de una enfermedad que ha llevado al equipo a sustituirle por Matthew Wilson.

 

Por lo que respecta a Dani Sordo, el español no tiene el Rallye de Suecia entre sus favoritos, aunque desde su debut en la cita nórdica ha ido ganando confianza y entendiendo el pilotaje sobre nieve progresivamente hasta alcanzar su mejor rersultado en su última visita aquí, en 2010, cuando terminó cuarto. En aquella ocasión, Sordo marcó tiempos muy competitivos con el Citroën C4 WRC hasta que un problema de sobrecalentamiento del motor le descolgó de la lucha por el podio. En esta ocasión, el piloto español acude sin un objetivo claramente definido. 'Mi objetivo es simple y llanamente alcanzar el mejor resultado posible. El hecho de que no tenga que sumar puntos para el Campeonato de Marcas me ayudará a correr un poco menos presionado'.

 

Jari Ketomaa, Henning Solberg, Evgeny Novikov o Thierry Neuville, todos con Ford Fiesta WRC, son algunos otros de los aspirantes a entrar en los puestos que dan puntos. La acción se inicia el jueves, con el tramo superespecial del hipódromo de Karlstad, aunque la gran batalla por la victoria arrancará en la mañana del viernes. El vencedor de la edición 2013 del Rallye de Suecia se conocerá el domingo poco después de mediodía.

 

 

 

Por lo que respecta a Dani Sordo, el español no tiene el Rallye de Suecia entre sus favoritos, aunque desde su debut en la cita nórdica ha ido ganando confianza y entendiendo el pilotaje sobre nieve progresivamente hasta alcanzar su mejor rersultado en su última visita aquí, en 2010, cuando terminó cuarto. En aquella ocasión, Sordo marcó tiempos muy competitivos con el Citroën C4 WRC hasta que un problema de sobrecalentamiento del motor le descolgó de la lucha por el podio. En esta ocasión, el piloto español acude sin un objetivo claramente definido. “Mi objetivo es simple y llanamente alcanzar el mejor resultado posible. El hecho de que no tenga que sumar puntos para el Campeonato de Marcas me ayudará a correr un poco menos presionado”.

 

Jari Ketomaa, Henning Solberg, Evgeny Novikov o Thierry Neuville, todos con Ford Fiesta WRC, son algunos otros de los aspirantes a entrar en los puestos que dan puntos. La acción se inicia el jueves, con el tramo superespecial del hipódromo de Karlstad, aunque la gran batalla por la victoria arrancará en la mañana del viernes. El vencedor de la edición 2013 del Rallye de Suecia se conocerá el domingo poco después de mediodía.

 

 

Galería relacionada

Rallye de Suecia 2013: Previo

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.