Publicidad

Nacional de Tierra (Lorca): Suárez (Mitsubishi), ganador con polémica

José Antonio Suárez es el primer líder del Campeonato de España de Rallyes de Tierra, tras imponerse en el Rallye Tierras Altas de Lorca con su Mitsubishi Lancer Evo IX copilotado por Pablo Marcos. El binomio asturiano protagonizó una carrera muy disputada con Xevi Pons-Xavi Amigo (Mitsubishi Lancer Evo IX), compañeros suyos en el equipo ACSM. Y cuando todo parecía decantado a favor de estos últimos, un resultado un tanto insólito e inesperado en el último tramo dio un vuelco a la carrera, elevando a Suárez al peldaño más alto del podio por 1”. Pons lo achacó a un error de cronometraje.
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Nacional de Tierra (Lorca): Suárez (Mitsubishi), ganador con polémica

José Antonio Suárez-Pablo Marcos (Mitsubishi Lancer Evo IX) ganaron la prueba que abría el Campeonato de España de Rallyes de Tierra, el Rallye Tierras Altas de Lorca, lo que les permite iniciar la temporada en el mismo punto donde la dejaron el año pasado sobre el asfalto de Madrid: en lo más alto del podio.

 

La prueba tuvo como principales protagonistas a dos equipos del ACSM Rallye Team, José Antonio Suárez-Pablo Marcos (Mitsubishi Lancer Evo IX) y Xevi Pons-Xavier Amigo (Mitsubishi Lancer Evo IX), que se batieron en cabeza desde el arranque de la prueba hasta el final. Suárez tomó la delantera en los dos primeros tramos, aprovechando que Pons tenía que abrir carrera y encontraba la pista algo más sucia, mientras que el catalán se esforzaba en no perder demasiado tiempo, sabedor de que en las segundas pasadas tendría la situación menos desfavorable. Así, Pons contraatacaba pronto, encadenando una serie de victorias parciales a partir de la tercera especial, mientras Suárez se quejaba de problemas con el diferencial trasero de su coche.

 

Aun así, Suárez lograba aguantar el tipo y se presentaba en el último tramo a 4” de Pons, en un rallye que estaba siendo cronometrado de manera manual y al segundo, en lugar de a la décima, como cabría exigir en una carrera puntuable para un Campeonato de España. Eso sí, a falta de ese último asalto cronometrado, un tramo artificial de solo un 1 km montado en los aledaños del centro comercial Parque Almenara de Lorca, pocos esperaban que la situación fuera a cambiar como lo hizo. Lo cierto es que Pons, que hasta entonces había firmado cinco mejores tiempos y dos segundos (tras Suárez), aparecía al término de ese tramo octavo en las pantallas de cronometraje de CODA (la entidad encargada del cronometraje). Para sorpresa general, incluídos los dos pilotos, Suárez era quien marcaba el mejor tiempo, pero con un crono 5” más rápido que el de Pons, lo que hacía que el asturiano se encontrara, de golpe y porrazo, con el triunfo absoluto en el rallye.

 

El inesperado desenlace provocaba la ira de Pons, que decidía no descorchar el champán en el podio y  no disimulaba su estado de ánimo poco después de la entrega de trofeos. El vigente campeón de España de Rallyes de Tierra resumía así su carrera: “Ha sido un rallye muy bonito de principio a final, en el que tuvimos que correr mucho para mantener las opciones y llegar a la meta con la victoria en nuestras manos. Pero todo ello quedó borrado a raíz de que el cronometraje estuviese errado en la última especial. No se puede tolerar que en una prueba del nacional sucedan este tipo de cuestiones y se deje en manos de gente inexperta y sin medios el apartado deportivo de mayor importancia como lo es el control de los tiempos. Visto lo acontecido hoy, y viendo que los responsables máximos de todo esto son la gente de la Real Federación Española de Automovilismo que dejan en manos de organizadores sin apenas experiencia la realización de las pruebas he decidido abandonar el Campeonato de España de Rallyes de Tierra y no participar en ninguna prueba más, ya que en estas condiciones no se puede competir. Hoy ha sucedido con mi compañero de equipo, pero en otros momentos podría suceder con rivales más directos de otros equipos y no se puede jugar de esta forma con nosotros en un certamen nacional”.

 

El podio lo completó el mexicano Benito Guerra, con un Mitsubishi Lancer Evo X. Guerra, al que copilotaba por primera vez su compatriota Jaime Zapata, no podía seguir el fuerte ritmo impuesto en cabeza desde el inicio por los dos pilotos de ACSM y firmaba una tercera plaza que podría ser un resultado más que valioso, habida cuenta de que Suárez no va a seguir el certamen al completo, en principio, y que Pons parece decidido a abandonarlo a la primera de cambio…

 

Alex Villanueva, cuarto absoluto, se imponía entre los Grupo N, cerrando el quinteto de cabeza el vitoriano Jorge del Cid, con otro Mitsubishi.

 

Por su parte, el joven catalán Nil Solans se adjudicó el triunfo en la categoría de 2 ruedas motrices con su Ford Fiesta R2, en la que batía por 26” al Renault Clio R3 de Juan Carlos Aguado.

 

La próxima cita del campeonato será el Rallye Concello de Curtis, en la provincia de La Coruña, el día 26 de abril.

 

Clasificación final:

 

1º- J. A. Suárez-P. Marcos (Mitsubishi Lancer Evo IX), 1:01:39
2º- X. Pons-X. Amigo (Mitsubishi Lancer Evo IX) +1
3º- B. Guerra-J. Zapata (Mitsubishi Lancer Evo X) +42
4º- A. Villanueva-O. Sánchez (Mitsubishi Lancer Evo X) +3:57
5º- J. Del Cid-H. Carrasco (Mitsubishi Lancer Evo IX) +4:08

Galería relacionada

Rallye Tierras Altas de Lorca

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.