Publicidad

Yves Matton: En 2016 seguiremos en WTCC y WRC y en 2017, solo en un campeonato

Muchos son los interrogantes que rodean estos días a Citroën Racing. Tras anunciarse que la marca DS estará presente en la Fórmula E, falta por saber qué futuro aguarda tanto a Peugeot como a la firma del double chevron en el mundo de la competición. No se sabe si correrán en el WRC o en el WTCC a partir de 2017, qué hará Loeb, en qué consistirá la concentración en una única instalación de todos los departamentos de competición… Así que lo mejor era preguntárselo a Yves Matton, máximo responsable de Citroën Racing. Algunas de las preguntas tienen respuesta. Otras, tienen que esperar.
@fernandoalbes -
Yves Matton: En 2016 seguiremos en WTCC y WRC y en 2017, solo en un campeonato

La semana pasada se hicieron públicos los planes deportivos de la marca DS, que suministrará motores eléctricos a un equipo en la Fórmula E. ¿Cuánto falta para saber qué hará Citroën?
“De momento no está previsto ningún plan de comunicación al respecto. Estamos aún en el proceso de estudiar las posibilidades que tenemos para implicarnos en un campeonato en 2017. Lo comunicaremos en cuanto la decisión esté tomada”.
¿Para 2016 los planes están claros?

“Sí, Linda Jackson (Directora General de Automóviles Citroën) ya ha confirmado que estaremos presentes en los dos campeonatos en los que competimos este año, WTCC y WRC. En 2017 únicamente estaremos compitiendo como marca en un campeonato”.

En el caso de que se planteen seguir en el WRC, ¿depende su decisión de cuestiones como el reglamento que se estrena en 2017 o el calendario o simplemente de motivos preferencia de una determinada especialidad por marketing?

"Yo diría que para cualquiera de los dos campeonatos donde estamos presentes ahora, tenemos que considerar un par de cuestiones. Desde el punto de vista técnico, sobre todo en el caso del WRC, necesitamos la confirmación de qué segmento de coche se seleccionará para correr a partir de 2017. Aparte, queremos estar completamente seguros de que el reglamento permita seguir moviéndonos en los presupuestos que manejamos en este momento. El punto principal que aún no conocemos es la aerodinámica de los coches, apartado que pensamos será una de las mayores evoluciones en el nuevo coche. Queremos tener cuando antes los detalles de lo que se introducirá en este apartado. En el plano deportivo, los principales puntos para nosotros son los calendarios y el número de pruebas puntuables. Para nosotros no será posible involucrarnos como marca en el WRC si el calendario contiene más de 13 rallyes. De hecho, si son 12, mejor que 13, pero si son más de 13, no tendremos el presupuesto para hacerlos. También es muy importante para nosotros que China esté tanto en un calendario como en el otro. Y luego están las negociaciones que tenemos con nuestros socios y patrocinadores actuales y otros potenciales acerca de en qué campeonatos les gustaría estar involucrados, porque para Citroën es muy importante estar en el Campeonato del Mundo de Rallyes, pero necesitamos que nuestros patrocinadores nos apoyen”.

Hemos oído hablar también últimamente de que PSA planea crear una gran base de operaciones común para todas sus marcas en materia de competición. ¿Qué puede adelantarlos sobre eso?

“La idea es crear un centro de excelencia de motorsport de PSA y concentrar todos los conocimientos que hay en Peugeot Sport, en Citroën Racing y en la futura división de competición de DS en el mismo lugar. Será en Satory, la sede actual de Citroën Racing. La idea es poder compartir un montón de recursos y conocimientos para poder aplicarlos en diferentes disciplinas. Ello nos permitiría ser más eficientes. Estamos trabajando en ello y se llevará a efecto en el último cuarto del próximo año. Sobre las instalaciones que ya tenemos, se harán algunas ampliaciones”.

¿Afectará eso al organigrama de personal que ya tienen las marcas y habrá una figura que supervise las actividades de todas las marcas o seguirán cada una con su propio responsable?

“Lo único que sé por el momento es que Bruno Famin y yo mantendremos nuestros puestos actuales. Bruno seguirá siendo el Team Principal para los programas de Peugeot y yo haré lo propio en Citroën y DS. Por lo demás, no hay nada decidido hasta ahora acerca de la gestión de ese centro de excelencia”.

Uno de sus pilotos, Sébastien Loeb, probó recientemente el Peugeot 2008 DKR. Ahora surgen rumores de que va a competir en el Dakar en 2016. ¿Cuál es la situación a día de hoy?

“No hay una decisión tomada. Todo lo que sé es que Séb está completamente concentrado en el programa del Mundial de Turismos y que hay una posibilidad de que compita en el Dakar el año que viene. Pero de momento no ha tomado ninguna decisión y aún hay algunos interrogantes que tiene que responderse a sí mismo antes de tomar la decisión final. Le gustó la experiencia del test, igual que ocurre siempre que prueba algo nuevo, pero creo que hay algunos puntos muy importantes en esa disciplina que tienen que solucionarse antes de que él tome su decisión”.

Por lo que respecta a sus pilotos actuales en el WRC, ¿cuál es la situación de cara al futuro?

“De momento, no hay nada. Ni siquiera hemos empezado a pensar en ello y no empezaremos a valorarlo hasta que haya pasado el Rallye de Alemania. Todo está abierto, de momento. Realmente no sé si me quedaré con los dos, si cambiaré a uno o cambiaré a los dos. Sus contratos finalizan al final de esta temporada”.

El presidente del grupo PSA, Carlos Tavares ha dicho recientemente que cada una de las marcas estará presente en una especialidad de manera oficial. ¿Podría ocurrir que una marca como Citroën siguiera compitiendo en dos disciplinas, como ahora, una como marca y la otra apoyada en una estructura privada?

“Esa podría ser una opción. Todo lo que sabemos ahora es que estaremos involucrados oficialmente, como marca, en únicamente una disciplina, pero aparte de eso todas las puertas están abiertas para estar presentes en otras, como usted dice, de manera privada”.

Citroën tiene una presencia muy amplia en el WRC ahora mismo, con intereses comerciales como el DS3 R5 o el suministro de coches del Mundial Junior. ¿Hasta qué punto puede pesar eso en la decisión de decantarse por quedarse o irse del WRC?

“Son cosas completamente independientes. No tendrán influencia alguna en nuestra elección. No es necesario para nosotros estar involucrados oficialmente en ningún campeonato para tener una determinada actividad comercial en el mismo”.

En el caso de que PSA decidiera cambiar de colores en el WRC y decidiera competir aquí con Peugeot y en circuitos con Citroën, parece que la operación no sería tan complicada, dado que en Peugeot también tienen un R5 y un R2…

“Creo que todo es posible y que uno de las ideas de ese centro de excelencia del que hablábamos es intentar compartir todos nuestros conocimientos de las diferentes disciplinas. De puertas adentro, trabajaremos todos en diferentes programas y luego, en el exterior, cada marca tendrá su programa y su personal. Pero al final todo el mundo trabajará para el mismo departamento”.

Habla usted del Rallye de Alemania como punto de partida para empezar a pensar en sus pilotos para el hipotético futuro en el WRC. ¿Significa eso que no habrá anuncios de actividades antes de esa fecha?

Creo que no habrá anuncio alguno antes de que terminen los dos campeonatos. Además, corresponde a los promotores y la FIA concluir sus reflexiones acerca del futuro. Después de eso, podremos responder a esa pregunta y estaremos en posición de tomar nuestras decisiones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.