Publicidad

Los radares asesinos de Palencia, retirados

El Ayuntamiento de Palencia quita los dos radares que estaban ubicados en el carril bici y que han ocasionado el accidente grave de un niño de 11 años.
Alejandra Otero -
Los radares asesinos de Palencia, retirados

La feliz idea de colocar dos radares en medio de un carril bici se cobró el pasado mes de marzo una víctima grave. Un niño de 11 años, a pesar de ir equipado con el casco reglamentario, sufrió un grave accidente al chocar contra uno de estos dispositivos de control de velocidad. Ahora, tras varias semanas de protesta por parte de vecinos y asociaciones, el Ayuntamiento se ha dignado a retirar ambos radares ‘asesinos’. Un apellido que se han ganado a pulso.

El niño de 11 años que fue trasladado al Hospital Clínico de Valladolid con un trauma craneoencefálico no ha sido el primero que ha tenido la desgracia de chocar contra uno de estos radares, pero sí ha sido el último. Afortunadamente, tras ser operado, está fuera de peligro, aunque tendrá que volver a operarse dos meses después de la primera intervención. Desde Ecologistas en Acción han asegurado que han sido varios los ciclistas que han acabado chocando con estos radares asesinos, que son dos y están colocados en medio, literalmente, del carril bici en las avenidas de Andalucía y Derechos Humanos desde marzo de 2011. Estos cuatro años han dado para muchos sustos, siendo el del pasado mes el que se llevó la palma.

Si bien los radares ya no podrán ocasionar más accidentes a los pobres ciclistas que por allí circulen, los vecinos palentinos no están precisamente contentos con este carril bici que fue construido como parte del ‘Plan E’ de Palencia. Según publica El Norte de Castilla, los usuarios habituales de la bicicleta han criticado que no se les consultase para el diseño del mismo: ‘Tenían que habernos preguntado, pero no fue así. Prefirieron optar por la solución fácil y se ha demostrado que fue un error, porque es un carril bici que nadie usa. Es muy peligroso. Un mínimo despiste te puede costar un accidente grave, porque puedes caer a la carretera fácilmente y ser arrollado por un vehículo’, explica Santiago Amor, presidente de la Unión Ciclista de Palencia.

Las fotos hablan por sí mismas, el carril bici es muy estrecho, dificultando la circulación en dos sentidos, está enmarcado por unas vallas que distan mucho de ser amigables y, dónde no las hay, es aún más peligroso porque hay una mínima distancia con la carretera, que carece de arcén. En definitiva, da la sensación que la antigua y estrecha mediana se ha convertido en un carril bici. Y a ello se le sumaban los dos obstáculos de marras, los radares asesinos, que añadían un poco más de ‘diversión’ a esta especie de gymkhana de la bici ‘estilo Jackass’. Los radares ya no están, pero el carril bici está muy lejos aún de ser un lugar seguro.

 

También te puede interesar

- Los radares que no multan llegan a Valencia

'Falsos radares' en las carreteras: aprende a detectarlos

Madrid, capital del radar

Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.