Inicio > Pruebas > Pruebas de Coches > Seat León Ecomotive

Seat León Ecomotive

Estrenado antes en el Ibiza, el apellido Ecomotive llega al León para situarle como uno de los compactos más eficientes del mercado. Modificaciones en el motor 1.9 TDI de 105 CV, desarrollos de cambio más largos y neumáticos de baja fricción rebajan su consumo a sólo 4,5 l/100 km y sus emisiones de CO2, a 119 gr/km. Ya está disponible a partir de 18.000 euros.
29/01/2008
Seat León Ecomotive
Seat León Ecomotive

El segmento más demandado del mercado, el de los compactos, empieza a teñirse de verde. La llegada del nuevo Impuesto de Matriculación, que suprime de cargo impositivo a todos aquellos vehículos que emitan menos de 120 gr/km de CO2, ha obligado a la mayoría de fabricantes a adoptar nuevas estrategias para ofrecer una gama más eficiente y capaz de sacar partido comercial a las nuevas ventajas fiscales. Peugeot, Renault o Audi competían ya en esta categoría con sus 308, Mégane y A3. Ahora se suma también Seat con su segunda propuesta Ecomotive.

Siguiendo así la estela del reciente y económico Ibiza Ecomotive, Seat adopta esta vez la misma fórmula sobre el León. Estéticamente, el compacto no presenta mayor modificación exterior que un nuevo anagrama ubicado sobre el portón. Sin embargo, introduce una serie de modificaciones mecánicas encaminadas a mejorar su rendimiento. Los cambios afectan a cuatro apartados concretos: motor, cambio, peso y neumáticos.

A diferencia del Ibiza, y por las mayores necesidades dinámicas del León, la base elegida esta vez no ha sido el motor 1.4 TDI de 80 CV, sino el 1.9 TDI de 105 CV, sobre el que se ha trabajado en mejorar su gestión electrónica y al que ahora se añade de serie un filtro de partículas DPF sin mantenimiento. Se trata del mismo propulsor utilizado también por VW en su variante Passat Bluemotion.

Acompañando a esta mecánica aparece ahora su tradicional cambio manual de cinco marchas, pero adecuado con nuevos desarrollos de cambio para contribuir a la reducción de consumos. Manteniendo así los desarrollos de las dos primeras relaciones, se han alargado las tres siguientes en una media de un 8,2 por ciento, aunque destaca por encima de todo el estiramiento de la quinta relación, hasta un 16 por ciento superior a la anterior versión.

En el nuevo Seat León Ecomotive también se han modificado los neumáticos -ahora de baja resistencia a la rodadura y en medida 195/65 R15 ó 205/55 R16- y el peso. No obstante, a diferencia del Ibiza Ecomotive, los ingenieros de Seat consideraban que en esta ocasión era difícil reducir el peso mínimo del León por sus altos estándares de seguridad y confort. De ahí que, en lugar de optar por componentes más ligeros, la marca española ha decidido limitar el peso máximo permitido a través de la eliminación de determinadas opciones, como las llantas de 17”. De 1.405 kg se ha pasado ahora a 1.320 kg, lo que le permite entrar en un rango inferior de peso suficiente para homologar sus emisiones.

Con respecto al León 1.9 TDI de 105 CV, el nuevo Ecomotive ofrece un rendimiento mucho más eficiente. Su consumo medio se ha rebajado de 4,9 litros cada 100 km a sólo 4,5, mientras que las emisiones pasan de 135 gr/km de CO2 a 119.

Durante unos kilómetros hemos tenido ocasión de ponernos al volante del nuevo Seat León Ecomotive para comprobar su respuesta real en carretera. Y, si bien hemos podido constatar su efectiva economía de consumo (siempre inferior a 6 l/100 km durante nuestro trayecto) unido a su conocido y eficaz comportamiento en carretera, hemos percibido también una mayor limitación en su agrado de uso.

Con 105 CV de potencia y un aceptable par máximo de 25,5 mkg a 1.900 rpm, el nuevo León Ecomotive ofrece una buena capacidad de aceleración y buenos ritmos de crucero. Tanto es así, que Seat asegura haber mejorado sus prestaciones: ahora, el 0 a 100 km/h lo efectúa en 10,9 segundos -0,4 s antes- con una velocidad máxima que asciende a 186 km/h. No obstante, la modificación en los desarrollos nos obligan a utilizar el cambio con mayor frecuencia para encontrar buenas reservas de potencia, en especial al circular en una quinta velocidad excesivamente larga (casi 55 km/h cada 1.000 rpm a diferencia de los menos de 52 km/h cada 1.000 rpm del Ibiza Ecomotive) y, en la práctica, sólo útil para insertar a más de 110 km/h.

Desde este mismo mes, las versiones 1.9 TDI de 105 CV del León sólo podrán adquirirse en configuración Ecomotive, o bien en compañía del cambio automático DSG de seis velocidades. Los acabados son dos: Reference, que añade un equipamiento en el que se incluye, entre otros elementos, ABS y TCS, airbags laterales delanteros, airbags de cortina, aire acondicionado y radio CD con MP3; y Stylance, que sobre el anterior añade ESP, control de presión de neumáticos, llantas de 16 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero y ordenador de viaje. También está disponible el paquete especial Sport Limited, que sobre el acabado Reference –y por 435 euros- añade asientos deportivos, volante en piel y faros antiniebla.

León Ecomotive Reference 18.009 euros
León Ecomotive Stylance 19.751 euros

El segmento más demandado del mercado, el de los compactos, empieza a teñirse de verde. La llegada del nuevo Impuesto de Matriculación, que suprime de cargo impositivo a todos aquellos vehículos que emitan menos de 120 gr/km de CO2, ha obligado a la mayoría de fabricantes a adoptar nuevas estrategias para ofrecer una gama más eficiente y capaz de sacar partido comercial a las nuevas ventajas fiscales. Peugeot, Renault o Audi competían ya en esta categoría con sus 308, Mégane y A3. Ahora se suma también Seat con su segunda propuesta Ecomotive.

Siguiendo así la estela del reciente y económico Ibiza Ecomotive, Seat adopta esta vez la misma fórmula sobre el León. Estéticamente, el compacto no presenta mayor modificación exterior que un nuevo anagrama ubicado sobre el portón. Sin embargo, introduce una serie de modificaciones mecánicas encaminadas a mejorar su rendimiento. Los cambios afectan a cuatro apartados concretos: motor, cambio, peso y neumáticos.

A diferencia del Ibiza, y por las mayores necesidades dinámicas del León, la base elegida esta vez no ha sido el motor 1.4 TDI de 80 CV, sino el 1.9 TDI de 105 CV, sobre el que se ha trabajado en mejorar su gestión electrónica y al que ahora se añade de serie un filtro de partículas DPF sin mantenimiento. Se trata del mismo propulsor utilizado también por VW en su variante Passat Bluemotion.

Acompañando a esta mecánica aparece ahora su tradicional cambio manual de cinco marchas, pero adecuado con nuevos desarrollos de cambio para contribuir a la reducción de consumos. Manteniendo así los desarrollos de las dos primeras relaciones, se han alargado las tres siguientes en una media de un 8,2 por ciento, aunque destaca por encima de todo el estiramiento de la quinta relación, hasta un 16 por ciento superior a la anterior versión.

En el nuevo Seat León Ecomotive también se han modificado los neumáticos -ahora de baja resistencia a la rodadura y en medida 195/65 R15 ó 205/55 R16- y el peso. No obstante, a diferencia del Ibiza Ecomotive, los ingenieros de Seat consideraban que en esta ocasión era difícil reducir el peso mínimo del León por sus altos estándares de seguridad y confort. De ahí que, en lugar de optar por componentes más ligeros, la marca española ha decidido limitar el peso máximo permitido a través de la eliminación de determinadas opciones, como las llantas de 17”. De 1.405 kg se ha pasado ahora a 1.320 kg, lo que le permite entrar en un rango inferior de peso suficiente para homologar sus emisiones.

Con respecto al León 1.9 TDI de 105 CV, el nuevo Ecomotive ofrece un rendimiento mucho más eficiente. Su consumo medio se ha rebajado de 4,9 litros cada 100 km a sólo 4,5, mientras que las emisiones pasan de 135 gr/km de CO2 a 119.

Durante unos kilómetros hemos tenido ocasión de ponernos al volante del nuevo Seat León Ecomotive para comprobar su respuesta real en carretera. Y, si bien hemos podido constatar su efectiva economía de consumo (siempre inferior a 6 l/100 km durante nuestro trayecto) unido a su conocido y eficaz comportamiento en carretera, hemos percibido también una mayor limitación en su agrado de uso.

Con 105 CV de potencia y un aceptable par máximo de 25,5 mkg a 1.900 rpm, el nuevo León Ecomotive ofrece una buena capacidad de aceleración y buenos ritmos de crucero. Tanto es así, que Seat asegura haber mejorado sus prestaciones: ahora, el 0 a 100 km/h lo efectúa en 10,9 segundos -0,4 s antes- con una velocidad máxima que asciende a 186 km/h. No obstante, la modificación en los desarrollos nos obligan a utilizar el cambio con mayor frecuencia para encontrar buenas reservas de potencia, en especial al circular en una quinta velocidad excesivamente larga (casi 55 km/h cada 1.000 rpm a diferencia de los menos de 52 km/h cada 1.000 rpm del Ibiza Ecomotive) y, en la práctica, sólo útil para insertar a más de 110 km/h.

Desde este mismo mes, las versiones 1.9 TDI de 105 CV del León sólo podrán adquirirse en configuración Ecomotive, o bien en compañía del cambio automático DSG de seis velocidades. Los acabados son dos: Reference, que añade un equipamiento en el que se incluye, entre otros elementos, ABS y TCS, airbags laterales delanteros, airbags de cortina, aire acondicionado y radio CD con MP3; y Stylance, que sobre el anterior añade ESP, control de presión de neumáticos, llantas de 16 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero y ordenador de viaje. También está disponible el paquete especial Sport Limited, que sobre el acabado Reference –y por 435 euros- añade asientos deportivos, volante en piel y faros antiniebla.

León Ecomotive Reference 18.009 euros
León Ecomotive Stylance 19.751 euros

El segmento más demandado del mercado, el de los compactos, empieza a teñirse de verde. La llegada del nuevo Impuesto de Matriculación, que suprime de cargo impositivo a todos aquellos vehículos que emitan menos de 120 gr/km de CO2, ha obligado a la mayoría de fabricantes a adoptar nuevas estrategias para ofrecer una gama más eficiente y capaz de sacar partido comercial a las nuevas ventajas fiscales. Peugeot, Renault o Audi competían ya en esta categoría con sus 308, Mégane y A3. Ahora se suma también Seat con su segunda propuesta Ecomotive.

Siguiendo así la estela del reciente y económico Ibiza Ecomotive, Seat adopta esta vez la misma fórmula sobre el León. Estéticamente, el compacto no presenta mayor modificación exterior que un nuevo anagrama ubicado sobre el portón. Sin embargo, introduce una serie de modificaciones mecánicas encaminadas a mejorar su rendimiento. Los cambios afectan a cuatro apartados concretos: motor, cambio, peso y neumáticos.

A diferencia del Ibiza, y por las mayores necesidades dinámicas del León, la base elegida esta vez no ha sido el motor 1.4 TDI de 80 CV, sino el 1.9 TDI de 105 CV, sobre el que se ha trabajado en mejorar su gestión electrónica y al que ahora se añade de serie un filtro de partículas DPF sin mantenimiento. Se trata del mismo propulsor utilizado también por VW en su variante Passat Bluemotion.

Acompañando a esta mecánica aparece ahora su tradicional cambio manual de cinco marchas, pero adecuado con nuevos desarrollos de cambio para contribuir a la reducción de consumos. Manteniendo así los desarrollos de las dos primeras relaciones, se han alargado las tres siguientes en una media de un 8,2 por ciento, aunque destaca por encima de todo el estiramiento de la quinta relación, hasta un 16 por ciento superior a la anterior versión.

En el nuevo Seat León Ecomotive también se han modificado los neumáticos -ahora de baja resistencia a la rodadura y en medida 195/65 R15 ó 205/55 R16- y el peso. No obstante, a diferencia del Ibiza Ecomotive, los ingenieros de Seat consideraban que en esta ocasión era difícil reducir el peso mínimo del León por sus altos estándares de seguridad y confort. De ahí que, en lugar de optar por componentes más ligeros, la marca española ha decidido limitar el peso máximo permitido a través de la eliminación de determinadas opciones, como las llantas de 17”. De 1.405 kg se ha pasado ahora a 1.320 kg, lo que le permite entrar en un rango inferior de peso suficiente para homologar sus emisiones.

Con respecto al León 1.9 TDI de 105 CV, el nuevo Ecomotive ofrece un rendimiento mucho más eficiente. Su consumo medio se ha rebajado de 4,9 litros cada 100 km a sólo 4,5, mientras que las emisiones pasan de 135 gr/km de CO2 a 119.

Durante unos kilómetros hemos tenido ocasión de ponernos al volante del nuevo Seat León Ecomotive para comprobar su respuesta real en carretera. Y, si bien hemos podido constatar su efectiva economía de consumo (siempre inferior a 6 l/100 km durante nuestro trayecto) unido a su conocido y eficaz comportamiento en carretera, hemos percibido también una mayor limitación en su agrado de uso.

Con 105 CV de potencia y un aceptable par máximo de 25,5 mkg a 1.900 rpm, el nuevo León Ecomotive ofrece una buena capacidad de aceleración y buenos ritmos de crucero. Tanto es así, que Seat asegura haber mejorado sus prestaciones: ahora, el 0 a 100 km/h lo efectúa en 10,9 segundos -0,4 s antes- con una velocidad máxima que asciende a 186 km/h. No obstante, la modificación en los desarrollos nos obligan a utilizar el cambio con mayor frecuencia para encontrar buenas reservas de potencia, en especial al circular en una quinta velocidad excesivamente larga (casi 55 km/h cada 1.000 rpm a diferencia de los menos de 52 km/h cada 1.000 rpm del Ibiza Ecomotive) y, en la práctica, sólo útil para insertar a más de 110 km/h.

Desde este mismo mes, las versiones 1.9 TDI de 105 CV del León sólo podrán adquirirse en configuración Ecomotive, o bien en compañía del cambio automático DSG de seis velocidades. Los acabados son dos: Reference, que añade un equipamiento en el que se incluye, entre otros elementos, ABS y TCS, airbags laterales delanteros, airbags de cortina, aire acondicionado y radio CD con MP3; y Stylance, que sobre el anterior añade ESP, control de presión de neumáticos, llantas de 16 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero y ordenador de viaje. También está disponible el paquete especial Sport Limited, que sobre el acabado Reference –y por 435 euros- añade asientos deportivos, volante en piel y faros antiniebla.

León Ecomotive Reference 18.009 euros
León Ecomotive Stylance 19.751 euros

El segmento más demandado del mercado, el de los compactos, empieza a teñirse de verde. La llegada del nuevo Impuesto de Matriculación, que suprime de cargo impositivo a todos aquellos vehículos que emitan menos de 120 gr/km de CO2, ha obligado a la mayoría de fabricantes a adoptar nuevas estrategias para ofrecer una gama más eficiente y capaz de sacar partido comercial a las nuevas ventajas fiscales. Peugeot, Renault o Audi competían ya en esta categoría con sus 308, Mégane y A3. Ahora se suma también Seat con su segunda propuesta Ecomotive.

Siguiendo así la estela del reciente y económico Ibiza Ecomotive, Seat adopta esta vez la misma fórmula sobre el León. Estéticamente, el compacto no presenta mayor modificación exterior que un nuevo anagrama ubicado sobre el portón. Sin embargo, introduce una serie de modificaciones mecánicas encaminadas a mejorar su rendimiento. Los cambios afectan a cuatro apartados concretos: motor, cambio, peso y neumáticos.

A diferencia del Ibiza, y por las mayores necesidades dinámicas del León, la base elegida esta vez no ha sido el motor 1.4 TDI de 80 CV, sino el 1.9 TDI de 105 CV, sobre el que se ha trabajado en mejorar su gestión electrónica y al que ahora se añade de serie un filtro de partículas DPF sin mantenimiento. Se trata del mismo propulsor utilizado también por VW en su variante Passat Bluemotion.

Acompañando a esta mecánica aparece ahora su tradicional cambio manual de cinco marchas, pero adecuado con nuevos desarrollos de cambio para contribuir a la reducción de consumos. Manteniendo así los desarrollos de las dos primeras relaciones, se han alargado las tres siguientes en una media de un 8,2 por ciento, aunque destaca por encima de todo el estiramiento de la quinta relación, hasta un 16 por ciento superior a la anterior versión.

En el nuevo Seat León Ecomotive también se han modificado los neumáticos -ahora de baja resistencia a la rodadura y en medida 195/65 R15 ó 205/55 R16- y el peso. No obstante, a diferencia del Ibiza Ecomotive, los ingenieros de Seat consideraban que en esta ocasión era difícil reducir el peso mínimo del León por sus altos estándares de seguridad y confort. De ahí que, en lugar de optar por componentes más ligeros, la marca española ha decidido limitar el peso máximo permitido a través de la eliminación de determinadas opciones, como las llantas de 17”. De 1.405 kg se ha pasado ahora a 1.320 kg, lo que le permite entrar en un rango inferior de peso suficiente para homologar sus emisiones.

Con respecto al León 1.9 TDI de 105 CV, el nuevo Ecomotive ofrece un rendimiento mucho más eficiente. Su consumo medio se ha rebajado de 4,9 litros cada 100 km a sólo 4,5, mientras que las emisiones pasan de 135 gr/km de CO2 a 119.

Durante unos kilómetros hemos tenido ocasión de ponernos al volante del nuevo Seat León Ecomotive para comprobar su respuesta real en carretera. Y, si bien hemos podido constatar su efectiva economía de consumo (siempre inferior a 6 l/100 km durante nuestro trayecto) unido a su conocido y eficaz comportamiento en carretera, hemos percibido también una mayor limitación en su agrado de uso.

Con 105 CV de potencia y un aceptable par máximo de 25,5 mkg a 1.900 rpm, el nuevo León Ecomotive ofrece una buena capacidad de aceleración y buenos ritmos de crucero. Tanto es así, que Seat asegura haber mejorado sus prestaciones: ahora, el 0 a 100 km/h lo efectúa en 10,9 segundos -0,4 s antes- con una velocidad máxima que asciende a 186 km/h. No obstante, la modificación en los desarrollos nos obligan a utilizar el cambio con mayor frecuencia para encontrar buenas reservas de potencia, en especial al circular en una quinta velocidad excesivamente larga (casi 55 km/h cada 1.000 rpm a diferencia de los menos de 52 km/h cada 1.000 rpm del Ibiza Ecomotive) y, en la práctica, sólo útil para insertar a más de 110 km/h.

Desde este mismo mes, las versiones 1.9 TDI de 105 CV del León sólo podrán adquirirse en configuración Ecomotive, o bien en compañía del cambio automático DSG de seis velocidades. Los acabados son dos: Reference, que añade un equipamiento en el que se incluye, entre otros elementos, ABS y TCS, airbags laterales delanteros, airbags de cortina, aire acondicionado y radio CD con MP3; y Stylance, que sobre el anterior añade ESP, control de presión de neumáticos, llantas de 16 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero y ordenador de viaje. También está disponible el paquete especial Sport Limited, que sobre el acabado Reference –y por 435 euros- añade asientos deportivos, volante en piel y faros antiniebla.

León Ecomotive Reference 18.009 euros
León Ecomotive Stylance 19.751 euros

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.