Publicidad

VW T-Roc 1.0 TSi 116 CV: superprueba con todas las mediciones

El SUV VW T-Roc se posiciona por debajo del Tiguan, se desenvuelve como un Polo en la ciudad y, en general, un Golf no lo empequeñece. Ponemos a prueba el motor de gasolina 1.0 TSi de 116 CV.
Lorenzo Alcocer / Fotos: Israel Gardyn -
VW T-Roc 1.0 TSi 116 CV: superprueba con todas las mediciones

Podríamos decir que el nuevo VW T-Roc es un SUV apto para muchos públicos. Su posicionamiento en el mercado no queda claro… o tan claro como que puede ser una acertada medida, no sólo por tamaño y proporciones, también por un equilibrado diseño que no abusa de voluminosos rasgos off-road, pero que sí realzan la figura y empaque de un “soso” modelo convencional. Tanto adeptos como detractores del SUV y urbanos/compactos convencionales pueden encontrar en el T-Roc una alternativa diferente.

VW T-Roc: SUV urbano familiar

Las medidas del VW T-Roc son un tanto atípicas. No confundas el modelo como la interpretación SUV del Volkswagen Polo. Ese modelo llegará a lo largo de este año bajo el nombre de T-Cross y debería ser el verdadero equivalente al Arona de Seat, que deriva del Ibiza. El T-Roc mide 4,23 metros de largo, 9 centímetros más que un Arona y sólo 3 menos que un Golf. Y es más ancho y alto que ellos. Si me apuras, no está muy lejos de un Seat Ateca (4,36 m). Pero en realidad, podríamos decir que el T-Roc es el Audi Q2 de Volkswagen, por formato y entrañas (y casi por precio). En este sentido, es evidente que el Grupo Volkswagen se puede permitir el lujo de inventarse modelos a su antojo, solapándolos y cubriendo huecos entre segmentos para ofrecer una gama a la carta.

ESPACIO Volkswagen T-Roc 1.0 TSi 116 CV Advance Style
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 138 cm
Altura delantera 98/104 cm
Altura trasera 93 cm
Espacio para piernas 72 cm
Maletero 460 litros

De las proporciones del T-Roc surge un coche con muy buena planta. Diría que lo percibes más como un compacto, que como un utilitario. Si sus plazas traseras son simplemente buenas, el maletero es sorprendentemente amplio. Con el falso piso en la posición baja, hemos cubicado 460 litros con kit reparapinchazos, por 375 en el Arona y sólo 305 en el Golf, éste con rueda de repuesto (535 litros en el Ateca). El portón puede ser de apertura automatizada y el respaldo del asiento delantero derecho se puede reclinar horizontalmente hacia delante para configurar una zona de carga muy versátil. En definitiva, la relación tamaño/espacio (y luminosidad) del T-Roc es sobresaliente.  

VW T-Roc prueba

VW T-Roc: un SUV personalizable

Delante, el T-Roc se siente muy espacioso y, como SUV que es, la posición sobre-elevada en su justa medida te transmite un equilibrado dominio del entorno. Además, el puesto de conducción resulta bueno y agradable, por tacto de todos sus elementos mecánicos (dirección, frenos, cambio, etc) y ergonomía, y el habitáculo muy vistoso (diferentes zonas del salpicadero y consola central puede ir pintadas en el color de la carrocería o en contraste), a pesar de que la totalidad de las superficies del salpicadero y paneles de puertas son de plásticos duros. No obstante, la calidad está en los ajustes, terminación y precisión de todos sus mandos. También transmite sofisticación con su pantalla táctil central de 8 pulgadas con menús desplegables según acercas el dedo y, sobre todo, por el opcional cuadro de relojes digital configurable. Respecto a los virtual cockpit que ya conocemos en otros Volkswagen y Audi, el del T-Roc permite, por ejemplo, que el mapa del sistema de navegación ocupe toda la superficie (11,7 pulgadas), dejando apenas una esquina para un pequeño velocímetro digital. Puedes elegir entre diferentes diseños para el cuadro y priorizar la información que más demandes en cada momento. Por supuesto, el T-Roc está a la última en conectividad y puedes integrar smartphone mediante Android Auto y CarPlay con las posibilidades que esto conlleva y disponer de carga inalámbrica para terminales compatibles.

PRESTACIONES Volkswagen T-Roc 1.0 TSi 116 CV Advance Style
Acel. 0-100 km/h 10,05 s
Acel. 0-1000 m 31,85 s
Sonoridad 100 km/h 65,8 dBA
Sonoridad 120 km/h 68,9 dBA
Frenada desde 140 km/h 71,4 m
Peso en báscula 1.278 kg

VW T-Roc: en movimiento

En marcha hay que destacar otra vez la calidad de rodadura que en todos los modelos del Grupo Volkwagen con plataforma MQB y sus derivaciones acortadas percibes. En este sentido, el T-Roc rueda con una suavidad exquisita, lo sientes ligero, muy bien asentado, estable y maniobrable, todo dentro de un acertado equilibrio. Su bacheo resulta aún mejor, por esos vitales centímetros de más que cuenta de recorrido de suspensión respecto a un coche convencional. Que sea un coche relativamente ligero le permite optar por suaves suspensiones, sin que por esto luego se sienta impreciso rodando rápido. Es un coche muy despreocupado a la hora de pisar baches o reductores de velocidad… o “darte un garbeo” por pistas más o menos rotas. Se siente cómodo y silencioso bacheando, no percibes que lo castigas, como en otros modelos, y también como aportación de su moderna plataforma de generosa batalla y anchos de vías, como decía más arriba se siente muy bien asentado y guiado a pesar de la suavidad comentada.

VW T-Roc

La electrónica no es ajena a su buen y cómodo comportamiento. En curva cerrada y si te dejas llevar por la facilidad y comodidad con que parece inscribirse y apoyarse el T-Roc, aprecias que el control de estabilidad induce o ayuda a girar con un selectivo frenado de las ruedas interiores, permitiéndote ir muy “ligero” con una actitud muy neutra y confiable. Estas aportaciones electrónicas están muy bien integradas en la propia dinámica del T-Roc, con lo que sientes un coche de reacciones muy homogéneas y naturales.

CONSUMOS Volkswagen T-Roc 1.0 TSi 116 CV Advance Style
Consumo en ciudad 6,3 l/100 km
Consumo en carretera 5,7 l/100 km
Consumo medio 5,9 l/100 km

VW T-Roc: así va el motor 1.0 TSi de tres cilindros de gasolina

El moderno motor 1.0 TSI de 3 cilindros del Grupo Volkswagen se ha convertido en su corta vida en todo un viejo conocido para nosotros. Desde el primer momento nos ha entusiasmado y nos ha vuelto a impactar por lo bien que funciona también en el T-Roc. Ya no hay prejuicios que valgan para ningunear a este pequeño tricilindrico de gasolina de 116 CV, que destaca por su buen empuje y gran suavidad. Tiene el típico empuje fácil y despreocupado desde muy bajo régimen de un motor turbo, que engarza con un medio régimen que de forma muy lineal te asegura un empuje constante y poderoso. No es un motor que haga al T-Roc un coche rabiosamente rápido, pero sí muy solvente y enormemente agradable por su buena actitud a empujar sin vacilaciones desde bajo régimen. A menos de 2.000 rpm avanza con fuerza y vas subiendo marchas sin necesidad de llevar la aguja del cuentavueltas mucho más arriba. Se basta de las primeras 3.500 rpm para sentirse rápido en cualquier situación, pero escala sin pereza hasta 6.250 rpm. Es a partir de 4.000 rpm donde su sonoridad y giro "irregular" le delatan como tricilíndrico, pero parece un margen de utilización innecesario. La fortaleza a bajo/medio régimen del motor 1.0 TSI compatible con desarrollos de cambio generosos le permite estabilizar al T-Roc consumos en carretera buenos, en torno a los 5/6 litros, pero también sabemos que se disparan exponencialmente si cambiamos abruptamente nuestra forma de conducir, o bien por la exigencias de la orografía. En cualquier caso, es una opción razonablemente económica, pero no de adquisición. La tarifa de los T-ROC apunta muy alto. La moda tiene un precio y no le falta exclusividad, calidad y capacidades al T-Roc para defenderlo, pero posicionarlo por encima de un Golf equivalente parece una apuesta arriesgada.

También te puede interesar

Comparativa: VW T-Roc vs Audi Q2 vs Hyundai Kona, ¿cuál es mejor?

Audi Q2, VW T-Roc y BMW X2: analizamos tres nuevos (y exclusivos) SUV

 

VW T-Roc: SUV urbano familiar

Las medidas del VW T-Roc son un tanto atípicas. No confundas el modelo como la interpretación SUV del Volkswagen Polo. Ese modelo llegará a lo largo de este año bajo el nombre de T-Cross y debería ser el verdadero equivalente al Arona de Seat, que deriva del Ibiza. El T-Roc mide 4,23 metros de largo, 9 centímetros más que un Arona y sólo 3 menos que un Golf. Y es más ancho y alto que ellos. Si me apuras, no está muy lejos de un Seat Ateca (4,36 m). Pero en realidad, podríamos decir que el T-Roc es el Audi Q2 de Volkswagen, por formato y entrañas (y casi por precio). En este sentido, es evidente que el Grupo Volkswagen se puede permitir el lujo de inventarse modelos a su antojo, solapándolos y cubriendo huecos entre segmentos para ofrecer una gama a la carta.

ESPACIO Volkswagen T-Roc 1.0 TSi 116 CV Advance Style
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 138 cm
Altura delantera 98/104 cm
Altura trasera 93 cm
Espacio para piernas 72 cm
Maletero 460 litros

De las proporciones del T-Roc surge un coche con muy buena planta. Diría que lo percibes más como un compacto, que como un utilitario. Si sus plazas traseras son simplemente buenas, el maletero es sorprendentemente amplio. Con el falso piso en la posición baja, hemos cubicado 460 litros con kit reparapinchazos, por 375 en el Arona y sólo 305 en el Golf, éste con rueda de repuesto (535 litros en el Ateca). El portón puede ser de apertura automatizada y el respaldo del asiento delantero derecho se puede reclinar horizontalmente hacia delante para configurar una zona de carga muy versátil. En definitiva, la relación tamaño/espacio (y luminosidad) del T-Roc es sobresaliente.  

VW T-Roc prueba

VW T-Roc: un SUV personalizable

Delante, el T-Roc se siente muy espacioso y, como SUV que es, la posición sobre-elevada en su justa medida te transmite un equilibrado dominio del entorno. Además, el puesto de conducción resulta bueno y agradable, por tacto de todos sus elementos mecánicos (dirección, frenos, cambio, etc) y ergonomía, y el habitáculo muy vistoso (diferentes zonas del salpicadero y consola central puede ir pintadas en el color de la carrocería o en contraste), a pesar de que la totalidad de las superficies del salpicadero y paneles de puertas son de plásticos duros. No obstante, la calidad está en los ajustes, terminación y precisión de todos sus mandos. También transmite sofisticación con su pantalla táctil central de 8 pulgadas con menús desplegables según acercas el dedo y, sobre todo, por el opcional cuadro de relojes digital configurable. Respecto a los virtual cockpit que ya conocemos en otros Volkswagen y Audi, el del T-Roc permite, por ejemplo, que el mapa del sistema de navegación ocupe toda la superficie (11,7 pulgadas), dejando apenas una esquina para un pequeño velocímetro digital. Puedes elegir entre diferentes diseños para el cuadro y priorizar la información que más demandes en cada momento. Por supuesto, el T-Roc está a la última en conectividad y puedes integrar smartphone mediante Android Auto y CarPlay con las posibilidades que esto conlleva y disponer de carga inalámbrica para terminales compatibles.

PRESTACIONES Volkswagen T-Roc 1.0 TSi 116 CV Advance Style
Acel. 0-100 km/h 10,05 s
Acel. 0-1000 m 31,85 s
Sonoridad 100 km/h 65,8 dBA
Sonoridad 120 km/h 68,9 dBA
Frenada desde 140 km/h 71,4 m
Peso en báscula 1.278 kg
Publicidad

VW T-Roc: en movimiento

En marcha hay que destacar otra vez la calidad de rodadura que en todos los modelos del Grupo Volkwagen con plataforma MQB y sus derivaciones acortadas percibes. En este sentido, el T-Roc rueda con una suavidad exquisita, lo sientes ligero, muy bien asentado, estable y maniobrable, todo dentro de un acertado equilibrio. Su bacheo resulta aún mejor, por esos vitales centímetros de más que cuenta de recorrido de suspensión respecto a un coche convencional. Que sea un coche relativamente ligero le permite optar por suaves suspensiones, sin que por esto luego se sienta impreciso rodando rápido. Es un coche muy despreocupado a la hora de pisar baches o reductores de velocidad… o “darte un garbeo” por pistas más o menos rotas. Se siente cómodo y silencioso bacheando, no percibes que lo castigas, como en otros modelos, y también como aportación de su moderna plataforma de generosa batalla y anchos de vías, como decía más arriba se siente muy bien asentado y guiado a pesar de la suavidad comentada.

VW T-Roc

La electrónica no es ajena a su buen y cómodo comportamiento. En curva cerrada y si te dejas llevar por la facilidad y comodidad con que parece inscribirse y apoyarse el T-Roc, aprecias que el control de estabilidad induce o ayuda a girar con un selectivo frenado de las ruedas interiores, permitiéndote ir muy “ligero” con una actitud muy neutra y confiable. Estas aportaciones electrónicas están muy bien integradas en la propia dinámica del T-Roc, con lo que sientes un coche de reacciones muy homogéneas y naturales.

CONSUMOS Volkswagen T-Roc 1.0 TSi 116 CV Advance Style
Consumo en ciudad 6,3 l/100 km
Consumo en carretera 5,7 l/100 km
Consumo medio 5,9 l/100 km
Publicidad

VW T-Roc: así va el motor 1.0 TSi de tres cilindros de gasolina

El moderno motor 1.0 TSI de 3 cilindros del Grupo Volkswagen se ha convertido en su corta vida en todo un viejo conocido para nosotros. Desde el primer momento nos ha entusiasmado y nos ha vuelto a impactar por lo bien que funciona también en el T-Roc. Ya no hay prejuicios que valgan para ningunear a este pequeño tricilindrico de gasolina de 116 CV, que destaca por su buen empuje y gran suavidad. Tiene el típico empuje fácil y despreocupado desde muy bajo régimen de un motor turbo, que engarza con un medio régimen que de forma muy lineal te asegura un empuje constante y poderoso. No es un motor que haga al T-Roc un coche rabiosamente rápido, pero sí muy solvente y enormemente agradable por su buena actitud a empujar sin vacilaciones desde bajo régimen. A menos de 2.000 rpm avanza con fuerza y vas subiendo marchas sin necesidad de llevar la aguja del cuentavueltas mucho más arriba. Se basta de las primeras 3.500 rpm para sentirse rápido en cualquier situación, pero escala sin pereza hasta 6.250 rpm. Es a partir de 4.000 rpm donde su sonoridad y giro "irregular" le delatan como tricilíndrico, pero parece un margen de utilización innecesario. La fortaleza a bajo/medio régimen del motor 1.0 TSI compatible con desarrollos de cambio generosos le permite estabilizar al T-Roc consumos en carretera buenos, en torno a los 5/6 litros, pero también sabemos que se disparan exponencialmente si cambiamos abruptamente nuestra forma de conducir, o bien por la exigencias de la orografía. En cualquier caso, es una opción razonablemente económica, pero no de adquisición. La tarifa de los T-ROC apunta muy alto. La moda tiene un precio y no le falta exclusividad, calidad y capacidades al T-Roc para defenderlo, pero posicionarlo por encima de un Golf equivalente parece una apuesta arriesgada.

También te puede interesar

Comparativa: VW T-Roc vs Audi Q2 vs Hyundai Kona, ¿cuál es mejor?

Audi Q2, VW T-Roc y BMW X2: analizamos tres nuevos (y exclusivos) SUV

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.