Publicidad

VW Passat 1.9 TDI Bluemotion

La marca alemana continúa trabajando en la estrategia de modelos de producción limpios de bajo consumo iniciada con el Lupo 3 litros en el año 99. Tras el Polo Bluemotion –que no se comercializará en España– y varios desarrollos experimentales, le toca el turno al Passat, que se desmarca con menos tecnología, pero con resultados sorprendentes y precios muy competitivos.
-
VW Passat 1.9 TDI Bluemotion
Ver vídeosVer vídeo

Galería relacionada

VWPassatBluemotion

Los responsables de la marca alemana afirman que no se trata de un modelo de coartada ni una solución de pánico ante los problemas que estamos viviendo actualmente en materia de emisiones. Es más, consideran que es una respuesta a largo plazo, una estrategia de reducción de consumo en vehículos de producción que ha tenido ya varios representantes y que, en breve, se incrementará con la llegada de otros modelos “Bluemotion” como el Golf. Hasta que los vehículos alimentados por hidrógeno, eléctricos o con pila de combustible sean una realidad popular, es necesario encontrar soluciones eficaces que ayuden a reducir el consumo de combustible y las emisiones contaminantes.

Volkswagen ha partido de un producto conocido como el Passat, de precio razonable, aunque no ha empleado grandes dosis de tecnología, sino soluciones muy sencillas y eficaces que permiten un consumo reducido de combustible (5,1 l/100 km) y unas emisiones de CO2 contenidas (136 g/km) convirtiéndose así en el modelo más económico de su categoría (berlinas de 4,8 metros). La base elegida para el Passat Bluemotion es la mecánica 1.9 TDI de dos válvulas por cilindro y 105 CV de potencia con filtro de partículas DPF, al que se le han practicado algunas modificaciones. Siguen con cinco marchas, pero con aumento de los desarrollos del cambio en tercera (4 por ciento), cuarta (7 por ciento) y quinta (12 por ciento), quedando las cifras de aceleración oficiales idénticas a las de las versiones equivalentes y aumentando ligeramente la velocidad máxima, que en el caso de la berlina llega a 193 km/h y a 190 km/h en el Variant.

Ver vídeosVer vídeo
Los responsables de la marca alemana afirman que no se trata de un modelo de coartada ni una solución de pánico ante los problemas que estamos viviendo actualmente en materia de emisiones. Es más, consideran que es una respuesta a largo plazo, una estrategia de reducción de consumo en vehículos de producción que ha tenido ya varios representantes y que, en breve, se incrementará con la llegada de otros modelos “Bluemotion” como el Golf. Hasta que los vehículos alimentados por hidrógeno, eléctricos o con pila de combustible sean una realidad popular, es necesario encontrar soluciones eficaces que ayuden a reducir el consumo de combustible y las emisiones contaminantes.

Volkswagen ha partido de un producto conocido como el Passat, de precio razonable, aunque no ha empleado grandes dosis de tecnología, sino soluciones muy sencillas y eficaces que permiten un consumo reducido de combustible (5,1 l/100 km) y unas emisiones de CO2 contenidas (136 g/km) convirtiéndose así en el modelo más económico de su categoría (berlinas de 4,8 metros). La base elegida para el Passat Bluemotion es la mecánica 1.9 TDI de dos válvulas por cilindro y 105 CV de potencia con filtro de partículas DPF, al que se le han practicado algunas modificaciones. Siguen con cinco marchas, pero con aumento de los desarrollos del cambio en tercera (4 por ciento), cuarta (7 por ciento) y quinta (12 por ciento), quedando las cifras de aceleración oficiales idénticas a las de las versiones equivalentes y aumentando ligeramente la velocidad máxima, que en el caso de la berlina llega a 193 km/h y a 190 km/h en el Variant.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.