Publicidad

VW Passat Bluemotion, BlueTDI y TSI Ecofuel

La segunda generación del Volkswagen Passat Bluemotion incorpora un nuevo motor 2.0 TDI de 110 CV con sistema common rail, que sustituye al anterior 1.9 TDI de 105 CV con sistema de inyector-bomba empleado en la primera generación. Pero no es la única novedad, ya que se han anunciado los primeros detalles de los Passat BlueTDI y TSI Ecofuel.
-
VW Passat Bluemotion, BlueTDI y TSI Ecofuel
Bluemotion Technologies, bajo el paraguas de estas dos palabras Volkswagen engloba a sus próximas apuestas de vehículos ecológicos. Y lo hace con tres versiones del Passat y una variante prototipo del Touareg Hybrid. La primera de esas versiones de la berlina teutona es el Passat Bluemotion, cuya segunda generación hemos podido conducir durante un corto recorrido. Las otras dos propuestas reciben la denominación de Passat BlueTDI y Passat TSI Ecofuel, dos versiones en Diesel y gasolina/gas natural adelantadas a su tiempo.
La novedad principal del Passat Bluemotion II es la incorporación del motor 2.0 TDI de 110 CV con sistema common rail –ya estrenado en la sexta generación del Golf -. Para este propulsor, cuyo par es de 250 Nm (25,5 mkg), Volkswagen anuncia un consumo medio de 4,9 l/100 km, frente a los 5,1 l/100 km del Bluemotion I. Esta reducción de consumo también se deja notar en un leve descenso de las emisiones, pasando de los 136 g/km de C02 de la primera generación a los 128 g/km de la nueva. Pero además, hay otra diferencia más que distingue a ambas generaciones: la primera lanzada en 2007 no contaba con sistema Start&Stop de parada y arranque automático del motor, mientras que en esta versión de 2009 sí lo monta de serie. Pudimos comprobar durante nuestra breve toma de contacto que el sistema empezaba a funcionar a los pocos minutos de iniciar nuestro recorrido. Llegamos a uno de los primeros semáforos en rojo, ponemos punto muerto y, efectivamente, el motor se para (la pantalla multifunción nos muestra el mensaje Start&Stop). Semáforo en verde, pisamos el embrague y el motor vuelve a arrancar (el mensaje de la pantalla desaparece). Con este sistema, según los cálculos facilitados por la firma alemana, se consigue una rebaja en el consumo urbano de unos 0,2 l/100 km.

Otro de los valores por los que destaca el renovado Passat Bluemotion es por su autonomía, ya que podremos recorrer, según cifras oficiales, algo más de 1.400 km con un único depósito. Estos positivos datos de consumo, emisiones y kilómetros sin repostar han sido posibles gracias a una serie de soluciones tecnológicas. Además del sistema Start&Stop ya explicado, el Bluemotion II monta una caja de cambios manual de cinco velocidades cuyos desarrollos son más largos de lo habitual, unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, una llantas de acero muy ligeras y unos árboles de transmisión de bajo rozamiento. Al igual que el Bluemotion original, esta nueva generación también incorpora el filtro de partículas DPF y un indicador de cambio óptimo de marcha (señal visual que también aparece en la pantalla multifunción). El VW Passat Bluemotion llegará al mercado español en verano. Se ofrecerá con cuatro niveles de equipamiento -Confortline, Highline, Trendline y Sportline- y dos versiones de carrocería -berlina y Variant (familiar). Aún no se han publicado las tarifas oficiales, pero Volkswagen ha confirmado que tendrá un incremento en el precio equivalente a lo que pueda costar el sistema Start&Stop. A pesar de que rodamos muy pocos kilómetros a bordo del Bluemotion, éste nos dejó un buen sabor de boca ya que nos pareció un coche cómodo, silencioso y agradable de conducir, apto para realizar largos trayectos de forma tranquila y, lo que es más importante, visitando pocas veces la gasolinera. A partir de primavera, la oferta Diesel del Passat se ampliará con la llegada de la versión BlueTDI. Esta nueva variante monta el motor 2.0 TDI con common rail, cuya potencia original de 140 CV se ha estirado levemente hasta los 143 CV. Pero además de este pequeño aumento de potencia, lo más importante es la incorporación del catalizador SCR (siglas en inglés de las palabras Selective Catalytic Reduction) que hace posible reducir la tasa de óxido de nitrógeno por debajo de los 80 mg/km, por lo que cumple con una de las restricciones marcadas por la norma anticontaminante Euro 6 (entrará en vigor el 1 de septiembre de 2014). Para reducir estas tasas de óxido de nitrógeno, también se emplea además del citado SCR un nuevo aditivo denominado AdBlue.

La marca alemana informa que el Passat BlueTDI presenta una rebaja en el consumo medio de combustible de 0,4 l/100 km respecto al 2.0 TDI de 140 CV. De forma concreta, se anuncia un consumo medio de 5,2 l/100 (5,7 l/100 km para la versión Variant) y una autonomía de 1.346 km (1.273 km en el familiar). En cuanto a las emisiones de C02, se declaran unos niveles de 137 g/km para la berlina y 144 g/km del Variant. De serie, se ofrecerá con una caja de cambios manual de seis marchas, aunque también se podrá elegir como opción la caja de cambios automática de doble embrague DSG de seis velocidades. En cuanto a su precio en el mercado, se anticipa que valdrá unos 1.400 euros más que la versión 2.0 TDI de 140 CV. La tercera variante anunciada por Volkswagen en su ofensiva medioambiental no la protagoniza un Passat con motor Diesel, sino una versión muy particular. La nueva variante TSI Ecofuel monta el conocido motor 1.4 TSI sobrealimentado de inyección directa -en esta versión, la potencia se ha fijado en 150 CV- que puede usar como combustible gas natural o gasolina. Se trata, por tanto, de una evolución del TSI para que pueda ser compatible con gas natural. Después de los ajustes realizados, el par motor se cifra en 225 Nm (22,9 mkg).

Los primeros datos indican que el Passat TSI Ecofuel tendrá una autonomía de algo más de 900 kilómetros, gracias a los 21 kg de gas almacenados en tres depósitos colocados debajo del suelo del vehículo, por un lado, y por otro, a los 31 litros del depósito de gasolina. Al abrir la tapa tradicional del depósito de gasolina, nos encontramos con dos agujeros para insertar las mangueras (uno para la gasolina y otro para el gas natural). Acoplado al cambio DSG de 7 velocidades, para el Passat TSI Ecofuel se anuncian unos consumos y prestaciones realmente interesantes: 4,4 kg/100 km de gas natural y 6,8 l/100 km de gasolina. Respecto a las emisiones, éstas se sitúan en 119 g/km de CO2. Según Volkswagen, esta versión puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. De las tres nuevas versiones del Passat, sólo la TSI Ecofuel está exenta del pago del impuesto de matriculación en España; por su parte, para las variantes Bluemotion y BlueTDI hay fijado un rango impositivo del 4,75 por ciento. Bluemotion Technologies, bajo el paraguas de estas dos palabras Volkswagen engloba a sus próximas apuestas de vehículos ecológicos. Y lo hace con tres versiones del Passat y una variante prototipo del Touareg Hybrid. La primera de esas versiones de la berlina teutona es el Passat Bluemotion, cuya segunda generación hemos podido conducir durante un corto recorrido. Las otras dos propuestas reciben la denominación de Passat BlueTDI y Passat TSI Ecofuel, dos versiones en Diesel y gasolina/gas natural adelantadas a su tiempo. La novedad principal del Passat Bluemotion II es la incorporación del motor 2.0 TDI de 110 CV con sistema common rail –ya estrenado en la sexta generación del Golf -. Para este propulsor, cuyo par es de 250 Nm (25,5 mkg), Volkswagen anuncia un consumo medio de 4,9 l/100 km, frente a los 5,1 l/100 km del Bluemotion I. Esta reducción de consumo también se deja notar en un leve descenso de las emisiones, pasando de los 136 g/km de C02 de la primera generación a los 128 g/km de la nueva. Pero además, hay otra diferencia más que distingue a ambas generaciones: la primera lanzada en 2007 no contaba con sistema Start&Stop de parada y arranque automático del motor, mientras que en esta versión de 2009 sí lo monta de serie. Pudimos comprobar durante nuestra breve toma de contacto que el sistema empezaba a funcionar a los pocos minutos de iniciar nuestro recorrido. Llegamos a uno de los primeros semáforos en rojo, ponemos punto muerto y, efectivamente, el motor se para (la pantalla multifunción nos muestra el mensaje Start&Stop). Semáforo en verde, pisamos el embrague y el motor vuelve a arrancar (el mensaje de la pantalla desaparece). Con este sistema, según los cálculos facilitados por la firma alemana, se consigue una rebaja en el consumo urbano de unos 0,2 l/100 km.

Otro de los valores por los que destaca el renovado Passat Bluemotion es por su autonomía, ya que podremos recorrer, según cifras oficiales, algo más de 1.400 km con un único depósito. Estos positivos datos de consumo, emisiones y kilómetros sin repostar han sido posibles gracias a una serie de soluciones tecnológicas. Además del sistema Start&Stop ya explicado, el Bluemotion II monta una caja de cambios manual de cinco velocidades cuyos desarrollos son más largos de lo habitual, unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, una llantas de acero muy ligeras y unos árboles de transmisión de bajo rozamiento. Al igual que el Bluemotion original, esta nueva generación también incorpora el filtro de partículas DPF y un indicador de cambio óptimo de marcha (señal visual que también aparece en la pantalla multifunción). El VW Passat Bluemotion llegará al mercado español en verano. Se ofrecerá con cuatro niveles de equipamiento -Confortline, Highline, Trendline y Sportline- y dos versiones de carrocería -berlina y Variant (familiar). Aún no se han publicado las tarifas oficiales, pero Volkswagen ha confirmado que tendrá un incremento en el precio equivalente a lo que pueda costar el sistema Start&Stop. A pesar de que rodamos muy pocos kilómetros a bordo del Bluemotion, éste nos dejó un buen sabor de boca ya que nos pareció un coche cómodo, silencioso y agradable de conducir, apto para realizar largos trayectos de forma tranquila y, lo que es más importante, visitando pocas veces la gasolinera. A partir de primavera, la oferta Diesel del Passat se ampliará con la llegada de la versión BlueTDI. Esta nueva variante monta el motor 2.0 TDI con common rail, cuya potencia original de 140 CV se ha estirado levemente hasta los 143 CV. Pero además de este pequeño aumento de potencia, lo más importante es la incorporación del catalizador SCR (siglas en inglés de las palabras Selective Catalytic Reduction) que hace posible reducir la tasa de óxido de nitrógeno por debajo de los 80 mg/km, por lo que cumple con una de las restricciones marcadas por la norma anticontaminante Euro 6 (entrará en vigor el 1 de septiembre de 2014). Para reducir estas tasas de óxido de nitrógeno, también se emplea además del citado SCR un nuevo aditivo denominado AdBlue.

La marca alemana informa que el Passat BlueTDI presenta una rebaja en el consumo medio de combustible de 0,4 l/100 km respecto al 2.0 TDI de 140 CV. De forma concreta, se anuncia un consumo medio de 5,2 l/100 (5,7 l/100 km para la versión Variant) y una autonomía de 1.346 km (1.273 km en el familiar). En cuanto a las emisiones de C02, se declaran unos niveles de 137 g/km para la berlina y 144 g/km del Variant. De serie, se ofrecerá con una caja de cambios manual de seis marchas, aunque también se podrá elegir como opción la caja de cambios automática de doble embrague DSG de seis velocidades. En cuanto a su precio en el mercado, se anticipa que valdrá unos 1.400 euros más que la versión 2.0 TDI de 140 CV. La tercera variante anunciada por Volkswagen en su ofensiva medioambiental no la protagoniza un Passat con motor Diesel, sino una versión muy particular. La nueva variante TSI Ecofuel monta el conocido motor 1.4 TSI sobrealimentado de inyección directa -en esta versión, la potencia se ha fijado en 150 CV- que puede usar como combustible gas natural o gasolina. Se trata, por tanto, de una evolución del TSI para que pueda ser compatible con gas natural. Después de los ajustes realizados, el par motor se cifra en 225 Nm (22,9 mkg).

Los primeros datos indican que el Passat TSI Ecofuel tendrá una autonomía de algo más de 900 kilómetros, gracias a los 21 kg de gas almacenados en tres depósitos colocados debajo del suelo del vehículo, por un lado, y por otro, a los 31 litros del depósito de gasolina. Al abrir la tapa tradicional del depósito de gasolina, nos encontramos con dos agujeros para insertar las mangueras (uno para la gasolina y otro para el gas natural). Acoplado al cambio DSG de 7 velocidades, para el Passat TSI Ecofuel se anuncian unos consumos y prestaciones realmente interesantes: 4,4 kg/100 km de gas natural y 6,8 l/100 km de gasolina. Respecto a las emisiones, éstas se sitúan en 119 g/km de CO2. Según Volkswagen, esta versión puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. De las tres nuevas versiones del Passat, sólo la TSI Ecofuel está exenta del pago del impuesto de matriculación en España; por su parte, para las variantes Bluemotion y BlueTDI hay fijado un rango impositivo del 4,75 por ciento.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.