Publicidad

Probamos los Volkswagen Golf más eficientes: e-Golf y GTE

Séptima generación "y media" del VW Golf y segunda para unos electro Golf más "enchufados" que nunca: 300 km de autonomía en e-Golf y superior eficiencia en GTE. ¡Los probamos!
Raúl Roncero - rroncero@mpib.es -
Probamos los Volkswagen Golf más eficientes: e-Golf y GTE

Tras conducir las versiones más "convencionales" de la nueva gama VW Golfaquí puedes leerlo— y echarle también el guante a los Golf más deportivosaquí puedes leer la información del Golf GTi Performance y Golf R—, turno ahora para cambiar de tercio y ponernos al volante de los VW Golf más ecológicos: el totalmente eléctrico e-Golf y el híbrido plug-in —y deportivo— Golf GTE. Empecemos por el Golf eléctrico, el que más sorpresas trae porque deja de convertirse en un coche eminentemente de ciudad para abarcar, ahora, un radio de acción muy superior: pasa de ofrecer 190 km de autonomía a unos mucho más razonables 300 km. ¿Pocos? Taz vez no demasiados... en valor absoluto.

Valora servicios exclusivos que tiene VW para quien compra su eléctrico, como la cesión de un coche gratis durante 30 días al año —con un límite de 4.000 km— durante los dos primeros años después de la matriculación. Dos años que en los que, desde hoy y según los planes de expansión de redes de puntos de recarga, habrá cambiado el panorama para el usuario del automóvil eléctrico. Dicen en VW que nuestras carreteras y autopistas estarán sembradas de puntos de recarga separados no más de 200 km unos de otro. Para entonces, los actuales puntos de carga rápida —40 a 70 kW— serán prehistóricos, siendo el estándar de carga rápida superior a los 300 kW: un "chute" de un cuarto de hora te cargaría las pilas para otras tres centenas de kilómetros. Yo, particularmente, no veo demasiado "movimiento" como para ver esto en marcha en un par de años.. Ni tal vez en tres, pero está claro que el futuro de la movilidad eléctrica va por este camino.

VW e-Golg

VW -e-Golf: ahora con 300 km de autonomía

Recuerda que el Volkswagen Golf sólo ha experimentado una evolución de gama, que no un cambio generacional, así que no deja de haber ciertas limitaciones a la hora de mejorar o añadir elementos. Así las cosas, en el mismo hueco de la anterior batería hay ahora una nueva reformulada y con mayor densidad energética, ahora con 35,8 kWh en lugar de 24,2 kWh. Y el motor ha pasado de 115 a 136 CV de potencia. Dicen en VW que es cuestión de equilibrios: más autonomía implicaría un coste mayor, más peso y menos espacio para el habitáculo.  Y se apoyan en estadísticas para demostrarte que su eléctrico es apto para la gran mayoría de usuarios: un 99 por ciento de conductores que usan el coche por ciudad o extrarradio no gastarían en un día de uso ni la mitad de las reservas energéticas que puede almacenar el Golf. No es consuelo... pero tal vez sí una realidad.

El motor es básicamente el mismo, pero con mejoras en toda la parte electrónica para requerir menos energía y rendir 21 CV más y 2,1 mkg  más. Obviamente, el nuevo VW e-Golf es considerablemente más rápido y gasta menos por dos razones: uno por mera eficiencia; otra porque el sistema predictivo del navegador, combinado con el modo de conducción Eco, te propone afinar al máximo con la demanda de potencia para que puedas llegar más lejos. Como al modelo anterior, sigue existiendo una palanca de cambios equivalente a la de un coche automático que, posiciones, P o R al margen, esconden la verdadera magia de este Golf eléctrico en eficiente y también agrado de uso: cuatro posibles grados de retención —tres mediante pulsaciones por levas partiendo de la posición D, más uno adicional al que se accede directamente al bajar la palanca a la posición B— con los que gestionar la intensidad del "freno" eléctrico, y por tanto, la energía que recuperamos cuando no pisamos el acelerador. Juegas por tanto con ella para ajustar nula o máxima retención aprovechando al máximo la inercia que lleva el coche o evitando fricción y desgaste de frenos si conduces con cierta anticipación y le tienes ya el hilo cogido al efecto freno que aplican sus posibles modos; viendo sus posibilidades, a mi particularmente me cuesta cada vez más entender ese acelerador/"regenerador" del BMW i3. Y hablando de él, iguala ahora la autonomía de la reciente versión con baterías de 94 Ah del especialísimo modelo de BMW, aunque no sus soberbias prestaciones.

Y eso que el nuevo Volkswagen e-Golf se siente no ya ágil, sino rapidísimo por la espontaneidad con la que llega la potencia y el par a las ruedas, ahora, por ciento, con menor intervención del control de tracción. Tener la oportunidad de conducir delante y detrás de un renovado GTE, haciendo diferentes comprobaciones, te vuelve a dejar claro que 136 CV exclusivamente eléctricos parecen, en realidad, un buen puñado de ellos más. Por cierto, al e-Golf también le caen encima el resto de mejoras de la gama que, equipamiento, diseño y calidades al margen, también suponen mejor filtrado, confort, calidad de rodadura y comportamiento dinámico. Su precio, 38.020 euros.

VW Golf GTE

VW Golf GTE: el GTi híbrido

Deportivo cuando la deseas y muy eficiente si te lo propones. Y ahora, más que antes aún cuando el contenido técnico no ha cambiado. ¿Qué lo ha hecho, entonces? De partida, lo mismo que el resto de las otras versiones en cuanto a diseño, conectividad, seguridad, etc,  incluyendo un nuevo sistema de información y multimedia donde se esconde el nuevo aliado de estos Golf GTE de segunda generación.

Y es que, gracias al sistema de navegación y en combinación con el GPS y datos de tráfico, la gestión híbrida coordina la mejor estrategia posible para regular la utilización de los dos motores que utiliza el Golf GTE, el térmico 1.4 TSi de 150 CV y el eléctrico de 102 CV, éste alimentado por un paquete de baterías de 8,7 kWh. Con 50 km de autonomía eléctrica y modos híbrido para priorizar eficiencia/alcance, y GTE donde la gestión de motores unifica esfuerzos para rendir al máximo, este Golf  bien se podría considerar el híbrido GTi... o el GTi  híbrido. Es cierto que con más de 1.600 kilos de peso, la sensaciones de conducción no son exactamente iguales, pero este Golf vuelve a ganar en efectividad y precisión respecto a la versión saliente y, especialmente, confort, calidad de rodadura y agrado de uso. En resumidas cuentas, tres buenos coches materializados en uno solo. Su precio, desde 40.250 euros.

También te puede interesar:

Mitsubishi Outlander PHEV vs Nissan Leaf: SUV híbrido frente a compacto eléctrico

Smart Fortwo ED. La ciudad tiene un nuevo eléctrico

Kia Niro, el SUV híbrido de moda  

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.