Publicidad

Volvo V70 D5 Summun

La gama S60 y V70 alcanzó su mayoría de edad hace ya bastante tiempo. Su configuración se ha visto hace poco modificada, mejorando en pequeños detalles diferentes aspectos que no hacen sino optimizar un producto que siempre ha sido muy satisfactorio.
-
Volvo V70 D5 Summun
Hay modelos que, desde su aparición en el mercado, muestran unos resultados “tan redondos” en todos sus apartados que resulta francamente difícil mejorarlos en las sucesivas renovaciones. No siempre que se afrontan determinados cambios se consiguen los objetivos; en unos casos porque se rompe el equilibrio inicial y en otros porque las mejoras en determinados puntos tienen efectos negativos en otros.

Galería relacionada

Volvo V70 D5: interiores

El V70, desde su primera variante, y especialmente la versión D5, ha demostrado ser un automóvil sumamente homogéneo, rápido, estable, con un grado de confort notable y con un habitáculo espacioso. Este parecía ser uno de los candidatos a los que nos referimos, en el que futuras remodelaciones podían romper ese conjunto tan bien resuelto. Los cambios se han ido produciendo de manera progresiva y con buen criterio. Tras los cambios llevados a cabo en el motor, que pasó de 163 a 185 CV, ahora se ha afrontado una remodelación más profunda que afecta al conjunto casi en su totalidad y podemos avanzar que se ha hecho de manera bastante inteligente y sin que, como iremos viendo, se hayan producido mermas significativas en, prácticamente, ningún apartado. En principio se ha cambiado la base de partida que, ahora, en lugar de utilizar la plataforma del S60, se ha optado por la del S80. La mayor envergadura de la plataforma no sólo aumenta el tamaño total, lo que ya en sí mismo aportaría ventajas teóricas en cuanto a aprovechamiento del espacio. Más significativo es el aumento de la distancia entre ejes que, sobre todo, reduce los condicionantes para obtener un aumento en el espacio disponible, especialmente en la cota longitudinal de las plazas posteriores.

Los responsables de la marca afirman que el nuevo V70 dispone de 21 mm más De espacio para las piernas en las plazas posteriores. Sin embargo, según nuestras mediciones la cifra es muy diferente en función de si se mide tras el respaldo del acompañante —68 cm— o tras el del conductor —77 cm—. Si tomamos como referencia el S60, que ofrecía 74 cm de cota en ambos lados, vemos que se ha modificado la posición de los reposapiés del acompañante, retrasándola, con lo que al ser este el punto de referencia para medir, también el asiento se desplaza hacia atrás, lo que explica la diferencia entre un lado y otro. Una vez aclarado este extremo hay que decir que el nuevo V70 mejora en cuanto a habitabilidad al anterior en todos los demás puntos y es, por ejemplo, bastante significativa la ganancia en cuanto a la cota de anchura que se amplía en dos centímetros, tanto en las plazas delanteras, como en las posteriores. La mayor longitud total también se refleja en la capacidad del maletero, cuyo portón es ahora de accionamiento eléctrico. El volumen de carga oficial en el nuevo V70 anuncia 575 dm3, pero en nuestras mediciones se ha quedado en 500 dm3. La explicación puede estar en que bajo la trampilla abatible existe un emplazamiento compartimentado, que permite alojar pequeños objetos, y además, bajo él, queda el hueco de la rueda de repuesto. Ésta es de emergencia siguiendo la mala costumbre generalizada de muchos fabricantes, que con la frase “ya no se pincha casi nunca” pretenden justificar lo injustificable. Que sepamos tampoco vamos por ahí chocando contra un árbol dos veces al mes y cada vez disponemos de más airbags y mejores sistemas de seguridad pasiva. El diseño interior no presenta cambios radicales y mantiene la imagen de lujo y refinamiento tradicional en la marca. El acabado es impecable y la disposición de los mandos, tanto por su emplazamiento como por su tamaño favorece un accionamiento muy intuitivo, incluso para los conductores no familiarizados con la marca. La postura de conducción abarca un amplio margen de corpulencias, tanto por el diseño mismo como por los generosos recorridos de regulación del asiento y por el volante que puede adaptarse en altura y profundidad. Bastan unos segundos para seleccionar la posición en la que nos encontremos cómodos. Hay modelos que, desde su aparición en el mercado, muestran unos resultados “tan redondos” en todos sus apartados que resulta francamente difícil mejorarlos en las sucesivas renovaciones. No siempre que se afrontan determinados cambios se consiguen los objetivos; en unos casos porque se rompe el equilibrio inicial y en otros porque las mejoras en determinados puntos tienen efectos negativos en otros. El V70, desde su primera variante, y especialmente la versión D5, ha demostrado ser un automóvil sumamente homogéneo, rápido, estable, con un grado de confort notable y con un habitáculo espacioso. Este parecía ser uno de los candidatos a los que nos referimos, en el que futuras remodelaciones podían romper ese conjunto tan bien resuelto. Los cambios se han ido produciendo de manera progresiva y con buen criterio. Tras los cambios llevados a cabo en el motor, que pasó de 163 a 185 CV, ahora se ha afrontado una remodelación más profunda que afecta al conjunto casi en su totalidad y podemos avanzar que se ha hecho de manera bastante inteligente y sin que, como iremos viendo, se hayan producido mermas significativas en, prácticamente, ningún apartado. En principio se ha cambiado la base de partida que, ahora, en lugar de utilizar la plataforma del S60, se ha optado por la del S80. La mayor envergadura de la plataforma no sólo aumenta el tamaño total, lo que ya en sí mismo aportaría ventajas teóricas en cuanto a aprovechamiento del espacio. Más significativo es el aumento de la distancia entre ejes que, sobre todo, reduce los condicionantes para obtener un aumento en el espacio disponible, especialmente en la cota longitudinal de las plazas posteriores.

Los responsables de la marca afirman que el nuevo V70 dispone de 21 mm más De espacio para las piernas en las plazas posteriores. Sin embargo, según nuestras mediciones la cifra es muy diferente en función de si se mide tras el respaldo del acompañante —68 cm— o tras el del conductor —77 cm—. Si tomamos como referencia el S60, que ofrecía 74 cm de cota en ambos lados, vemos que se ha modificado la posición de los reposapiés del acompañante, retrasándola, con lo que al ser este el punto de referencia para medir, también el asiento se desplaza hacia atrás, lo que explica la diferencia entre un lado y otro. Una vez aclarado este extremo hay que decir que el nuevo V70 mejora en cuanto a habitabilidad al anterior en todos los demás puntos y es, por ejemplo, bastante significativa la ganancia en cuanto a la cota de anchura que se amplía en dos centímetros, tanto en las plazas delanteras, como en las posteriores. La mayor longitud total también se refleja en la capacidad del maletero, cuyo portón es ahora de accionamiento eléctrico. El volumen de carga oficial en el nuevo V70 anuncia 575 dm3, pero en nuestras mediciones se ha quedado en 500 dm3. La explicación puede estar en que bajo la trampilla abatible existe un emplazamiento compartimentado, que permite alojar pequeños objetos, y además, bajo él, queda el hueco de la rueda de repuesto. Ésta es de emergencia siguiendo la mala costumbre generalizada de muchos fabricantes, que con la frase “ya no se pincha casi nunca” pretenden justificar lo injustificable. Que sepamos tampoco vamos por ahí chocando contra un árbol dos veces al mes y cada vez disponemos de más airbags y mejores sistemas de seguridad pasiva. El diseño interior no presenta cambios radicales y mantiene la imagen de lujo y refinamiento tradicional en la marca. El acabado es impecable y la disposición de los mandos, tanto por su emplazamiento como por su tamaño favorece un accionamiento muy intuitivo, incluso para los conductores no familiarizados con la marca. La postura de conducción abarca un amplio margen de corpulencias, tanto por el diseño mismo como por los generosos recorridos de regulación del asiento y por el volante que puede adaptarse en altura y profundidad. Bastan unos segundos para seleccionar la posición en la que nos encontremos cómodos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.