Publicidad

Volvo S60 Drive

Las versiones Drive llegan a las berlinas media de Volvo, el S60 y el familiar V60, prometiendo consumos ajustados y emisiones reducidas gracias a su motor 1.6 de 115 CV. La pregunta que nos hacemos es: ¿qué tendremos que sacrificar para conseguirlo?
-
Volvo S60 Drive
Volvo ya había introducido las versiones Drive en su gama de modelos pequeños y ahora es el turno de que las berlinas medias también puedan respetar, dentro de sus posibilidades, el medio ambiente. La receta es la misma y el gran protagonista es un prodigio mecánico fruto del desarrollo de Ford y PSA, el motor 1.6 de 115 CV.

Galería relacionada

Volvo S60 Drive

Este propulsor nos ha dejado un regusto muy dulce cuando lo hemos probado, ya que, aparte de prometer unos consumos y emisiones muy bajas, es capaz de mover con bastante soltura el conjunto. Pero vamos a ver esto en más profundidad

La pregunta parece obligada para el que comienza a leer esta toma de contacto: ¿será capaz este motor de satisfacerme teniendo en cuenta de lo ajustado de su potencia y de que ha de mover un vehículo de más de 4,6 metros de longitud y más de 1.600 kilogramos? Pues la respuesta es positiva.

Este 1.6 de 115 CV entrega un par máximo de 27,5 mkg desde 1.750 vueltas, por lo que no echamos de menos empuje desde la zona más baja del cuentarrevoluciones y lo que se traduce, para nuestra vida cotidiana, que las salidas en los semáforos o desde parado no nos obligarán a jugar demasiado con el embrague para iniciar la marcha. No hay tampoco sensación de que le cueste en exceso esta operación, por lo que da la sensación de que estamos ante una motorización más grande.

Conduciéndolo se mantiene esa sensación, a pesar de que le sometemos a ‘perrerías’, como hacerle caer de vueltas para iniciar una simulada recuperación. Quizás donde comencemos a notar que estamos ante una mecánica de 115 CV que ha de servir como ‘corazón’ a una berlina de generosas dimensiones y peso es a la hora de ver las velocidades de crucero que podemos alcanzar. Es capaz de rodar a velocidades legales y por encima, pero ahí se ve que le cuesta algo más. Eso sí, alcanza de velocidad máxima, según Volvo, los 195 km/h. De esta manera, aquél conductor que cumpla habitualmente con los límites de velocidad y no necesite un coche excesivamente prestacional, no tendrá queja.

Al mismo tiempo, el motor no presenta vibraciones acusadas y goza de una sonoridad no demasiado desagradable y que el aislamiento interior del Volvo S60 se encarga de disimular más.

Esto son sensaciones, pero este propulsor también debe dar cuenta de sus prestaciones. Volvo homologa 4,3 litros de consumo combinado en el S60. Esta es una cifra realmente impresionante, aunque nosotros no hemos podido igualarla. En los dos recorridos que realizamos con la berlina del fabricante sueco obtuvimos unos consumos de 6.1 litros a los 100 km (unos 100 y pico kilómetros que combinaban autovías y carreteras comarcales) y 5.8 litross (cerca de 500 km mayoritariamente por autovías).

Aun así se trata de un gasto muy reducido que, dependiendo del tipo de conducción y el ámbito de la misma, le permite superar los 1.100 km sin repostar –la marca señala que es posible llegar a los 1.569 km- y hace que tenga unas emisiones de 114 gramos de CO2 por km, lo que le ahorra pagar impuesto de matriculación.

Como decimos, el motor es el gran responsable del ahorro de combustible, pero recibe la ayuda del sistema start/stop (desconectable por parte del conductor) y la recomendación de cambio de marchas óptimo. Ni chasis ni supensiones ni aerodinámica se han tocado.
El apellido Drive únicamente se asocia con la motorización 1.6 de 115 CV y puede configurarse con los tres acabados de equipamiento habituales de la marca (Kinetic –el de serie-, Momentum y Summun) y con el paquete R-Design. Con el acabado básico Kinetic, con un precio de 29.200 euros, no faltan un amplio equipamiento de seguridad (control de tracción y estabilidad, City Safety, asistente de frenada de emergencia y diversos airbags), climatizador, radio CD con MP3 o control de crucero, entre otros.
Volvo 1.6 Drive Kinetic: 29.200 euros
Volvo 1.6 Drive Momentum: 31.345 euros
Volvo 1.6 Drive Summun: 33.593 euros
Volvo 1.6 Drive R-Design: 32.350 euros

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.