Publicidad

VW Tiguan vs Skoda Kodiaq 2.0 TDI: ¿el SUV enemigo en casa?

Si en su 1ª generación el VW Tiguan era casi único como SUV compacto del Grupo VW, hoy se enfrenta a duros rivales en casa, como el Skoda Kodiaq. Los comparamos y medimos.
Miguel García-Vidal.

Twitter: @autopista_es Fotos: Israel Gardyn. -

VW Tiguan vs Skoda Kodiaq 2.0 TDI: ¿el SUV enemigo en casa?

La construcción modular a la que se han apuntado la mayoría de fabricantes del mercado permite que haya casos como el de la comparativa que hoy nos ocupa, entre los nuevos Skoda Kodiaq y Volkswagen Tiguan. Y es que ambas carrocerías, bajo una misma plataforma MQB del Grupo VW, no coinciden en longitud, ni anchura, altura, batalla o ancho de vías. Y con diferencias muy significativas, como los 21 centímetros en longitud o los 11 cm de batalla, ya que la única medida fija es la distancia entre pedales y eje delantero para compartir trenes de rodaje, electrónica, propulsores… Con ello, a pesar de tener muchos componentes iguales, pueden ofrecer los dos enfoques muy diferentes. Y hay que recordar que en el mercado está también el nuevo Seat Ateca.

El Skoda Kodiaq, como sucede con Octavia y Superb, tanto por dimensiones exteriores como por habitabilidad se sitúa a caballo entre dos categorías: la de los SUV compactos y los medios, con rivales ya grandes como los Nissan X-Trail, Mitsubishi Outlander o Hyundai Santa Fe, y hasta en sus versiones tope de gama, como las que verás en esta comparativa, con otros rivales como por ejemplo el Land Rover Discovery Sport. El Volkswagen Tiguan, por el momento sólo con cinco plazas hasta que llegue el nuevo Tiguan Allspace, y con un maletero de gran tamaño, pretende seducir a clientes que en él ven rivales desde los arriba mencionados hasta por ejemplo un más pequeño Nissan Qashqai, lo que obviamente amplía  todo su abanico.

VW Tiguan vs Skoda Kodiaq: aire premium

Aunque en las fotos no se aprecie claramente, el Skoda Kodiaq tiene empaque de SUV más grande, mientras el Volkswagen Tiguan pasa más desapercibido al tiempo que hace gala de una gran elegancia. Por dentro ambos sorprenden por el cuidado esmero tanto en el diseño como en el empleo de materiales, con solventes y precisos ajustes. Curiosamente, el Tiguan cuenta con mayor presencia de plástico duro en consola central, zona inferior del salpicadero y paneles de puertas.

Skoda KodiaqEl Skoda Kodiaq no sólo hace gala de mayor material mullido, también exhibe una pantalla de cristal en el centro del salpicadero con botones táctiles que le aportan un gran toque de sofisticación. El VW Tiguan se desmarca con la instrumentación digital configurable a través de una pantalla de 12,3 pulgadas, que sinceramente tampoco supone un gran aporte frente a los relojes junto a un buen ordenador y una gran pantalla en la consola central para las indicaciones de navegación. Además, suponemos que para evitar reflejos, está posicionada excesivamente vertical. Se ve bien, pero resulta llamativo que no guarde la inclinación. También choca lo inclinado que está hacia delante su volante, si bien en pocos minutos nos acostumbramos a ello. No hay problemas de ergonomía, pero en el Skoda Kodiaq uno se siente mejor integrado desde el primer momento. En ambos los asientos delanteros procuran excelente confort y buena sujeción, con la fantástica regulación lumbar eléctrica opcional, distanciándose el Tiguan con unos soberbios reposacabezas con ajuste longitudinal.

CONSUMOS Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4x4 VW Tiguan 2.0 TDI/150 4Motion
Consumo en ciudad 7,01 l/100 km 6,79 l/100 km
Consumo en carretera 6,16 l/100 km 5,93 l/100 km
Consumo medio 6,50 l/100 km 6,28 l/100 km

Skoda Kodiaq vs VW Tiguan: su espacio

Detrás encontramos gran flexibilidad gracias a la banqueta deslizante en un amplio rango (18 cm), respaldos reclinables, divisibles en tres secciones 40:20:40 y la posibilidad de contar con mesitas tipo avión con posavasos retráctiles, climatización independiente para esas plazas, conexiones de 12V, 220V y USB. Por espacio se impone el Skoda Kodiaq, aunque tampoco resulta determinante, con 2 cm más ya sea en anchura o espacio para las piernas. La plaza central en los dos tiene menores dimensiones que las laterales, un mullido más firme y el túnel de transmisión. El Skoda Kodiaq se puede escoger con una tercera línea de asientos —por 847 euros—, que abatidos reposan en el maletero a la altura de la boca de carga y permiten habilitar dos plazas para niños; tanto por tamaño como por acceso no resultan adecuadas para adultos. Algo que se ofrecerá desde septiembre en el mencionado Tiguan Allspace, alter ego de este Kodiaq.

Con configuración de 5 plazas, y la banqueta desplazada del todo hacia atrás, el maletero del Volskwagen Tiguan ofrece 15 litros más de capacidad; si bien no podemos pasar por alto que el Skoda Kodiaq bajo su piso esconde las 2 plazas de la tercera línea, la rueda de repuesto de emergencia —por el kit del VW— y unos ingeniosos receptáculos, con uno de ellos dedicado a guardar la cortinilla cubre-equipajes. El VW Tiguan, con rueda de repuesto de emergencia, disminuye su capacidad al rango de 475 a 610 litros. También nos convence más el del alemán por sus formas, ya que en el Skoda Kodiaq los reposabrazos de la 3ª línea pueden condicionar el acomodo de bultos grandes.

ESPACIO Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4x4 VW Tiguan 2.0 TDI/150 4Motion
Anchura delantera 147 cm 145 cm
Anchura trasera 143 cm 141 cm
Altura delantera 94-100 cm 91-99 cm
Altura trasera 94 cm 92 cm
Espacio para piernas 60-78 cm 59-76 cm
Maletero 540-730 (220 con 7 plazas) litros 555-690 litros

VW Tiguan vs Skoda Kodiaq 2.0 TDI: sus motores

De los motores disponibles, el 2.0 TDI de 150 CV del Grupo VW puede parecer el más interesante. Es un propulsor que se siente refinado, suave y progresivo, pero que en su adaptación a la normativa Euro 6, como sucede en otros casos, ha perdido rendimiento, pero, sobre todo, esa chispa que antes tenía. Ahora es muy lineal, no en vano da la sensación de correr menos de lo que las cifras reflejan.

Volkswagen TiguanEl Volkswagen Tiguan 2.0 TDI se siente más vivaz, pero el Skoda Kodiaq, salvo que nuestro carácter sea muy tranquilo, pide más motor. Su principal lastre es, claro, el peso, con 1,9 toneladas del Kodiaq. Por ello, en este caso, vemos preferible la versión de 190 CV. Al menos con el cambio automático DSG, en este caso el de 7 relaciones con embragues bañados en aceite en ambos coches —no en seco como el de los motores con menos par y que no resulta tan agradable—. Éste, se siente tan suave y rápido como el de 6. Excelente, pero en modo Sport no convence por su lógica de actuación, ya que aguanta las marchas hasta cerca de 5.000 rpm cuando hacia 4.000 la entrega de potencia ya decae en picado, con la consiguiente pérdida de empuje que conseguiríamos en una marcha más.

PRESTACIONES Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 DSG 4x4 VW Tiguan 2.0 TDI/150 DSG 4Motion
Acel. 0-100 km/h 10,78 s 10,45 s
Acel. 0-1000 metros 32,63 s 32,14 s
Adelantamiento 80-120 km/h 8,80 s 8,53 s
Sonoridad 100 km/h 63,8 dB 64,6 dB
Sonoridad 120 km/h 67,9 dB 69,1 dB
Frenada desde 140 km/h 68,9 m 75,4 m
Peso en báscula 1.897 kg 1.760 kg

VW Tiguan vs Skoda Kodiaq 2.0 TDI: comportamiento

Aunque el tacto de bastidor es similar en ambos SUV, el Skoda Kodiaq se siente siempre algo más refinado, con gran calidad de rodadura, mientras el Volkswagen Tiguan aporta un puntito más de confort —en ambos casos con amortiguación adaptativa DCC— y mayor información de lo que sucede entre ruedas y asfalto. En autopista sobresalen por su gran aplomo y estabilidad mientras entre curvas el Volkswagen Tiguan se siente más dinámico y ágil, al tiempo que en el Kodiaq se hace patente tanto su superior peso como mayor batalla tanto al frenar como al iniciar el viraje, si bien una vez en él sorprende su velocidad de paso por curva; aunque el subviraje aparezca antes. Muy competente se muestra la tracción total, a través de un embrague multidisco Haldex de 5ª generación: no se nota en absoluto cuando sólo manda par al tren delantero y tampoco su arrastre. 

En definitiva, si bien a los puntos vence finalmente por la mínima el Skoda Kodiaq, amparado en su mayor espacio y funcionalidad, superior frenada, mejor precio y calidad percibida, nuestras pretensiones serán al final las que decanten la balanza hacia uno u otro lado. El VW Tiguan se muestra más tecnológico, pero sobre todo más dinámico, mientras el Skoda Kodiaq explota el lado más familiar de los SUV. Tampoco hay que obsesionarse con la diferencia de precio.

PRECIOS CON DESCUENTO (ABRIL 2017) Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4x4 (Entre 30.740 y 38.135 euros) VW Tiguan 2.0 TDI/150 4Motion (Entre 36.660 y 41.360 euros)

También te puede interesar:

Skoda Kodiaq vs Nissan X-Trail, ¿cuál es mejor?

VW Tiguan vs Peugeot 3008: ¿cuál es mejor?

10 grandes SUV que vienen

Te recomendamos

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

No te quedes sin votar. Participa en nuestro estudio Best Cars 2018 y dinos qué opina...

Hemos reunido, al menos como espectadores, al Mitsubishi ASX con sus "hermanos" de ra...

Viajar a ciudades como Madrid o Barcelona y encontrar aparcamiento fácil y barato ya ...

El Mitsubishi ASX ha sido el compañero de viaje en nuestra ruta hacia una de las ciud...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.