Publicidad

Volkswagen Scirocco R

El Volkswagen Scirocco ya tiene el motor turbo de 265 CV del Audi S3, pero con tracción delantera. Presenta imagen discreta, buenas prestaciones y comportamiento deportivo.
-
Volkswagen Scirocco R
Con cuatro premios al mejor motor del año en su haber, no es de extrañar que Volkswagen emplee este propulsor en más modelos del grupo. Lo popularizó el Audi S3, para luego pasar al Audi TT S. Hace pocos meses lo estrenó Seat en el León Cupra R y ahora le ha llegado el turno al Scirocco para, en un mes, presentarlo en el Golf R. Son 265 CV nacidos de cuatro cilindros de dos litros con inyección directa, turbocompresor e intercooler. Una excelente mecánica que basa su éxito en una curva de potencia llena en todo su régimen útil, consumo moderado -cumple la Euro V-, sonido deportivo y muy buenas prestaciones.
Si bien en los modelos de Audi y en el propio Golf, se combina con la tracción total de serie, en el Scirocco, al igual que ocurre con el León, sólo está disponible con la tracción delantera. El motivo se encuentra en que el Scirocco -al igual que ocurre con el León Cupra R- no está diseñado para albergar este tipo de tracción, ya que supondría elevar la altura de la carrocería y reducir notablemente la capacidad del maletero; habría que volver a diseñar el bastidor y, por tanto, encarece el producto final, algo que no interesa hoy en día. Sí está diseñado para tal fin el Golf, que en su versión R contará con la tracción total.

El motor, tal y como está en el Audi S3, entra directo al vano del Scirocco, que sólo cambia el diseño de los escapes. Lo demás es igual. Emplea las mismas cajas de cambios de 6 velocidades, manual o DSG opcional, con idénticos desarrollos internos que el Cupra R o el S3. Las prestaciones que consigue son muy buenas y en la misma línea que las ya vistas en el Cupra R. Entrega la potencia de forma similar a este último, aunque presenta un bastidor ligeramente más preciso, detalle que tendremos que averiguar en cuanto llegue a nuestra redacción. Según los responsables de VW, el Scirocco R resulta apenas 1,5 segundos más lento, mejor dicho, menos rápido, que el Golf R en el largo circuito de Nurburgring, que deja ver su mejor capacidad de tracción; pronto lo veremos. El Scirocco lleva de serie el autoblocante electrónico XDS -en apoyos fuertes frena únicamente la rueda interior, que es la que pierde tracción, para que el diferencial pase más par a la rueda de mayor apoyo-. En el desarrollo del Scirocco R se trabajó con un autoblocante mecánico, pero se descarto en favor del XDS por su mayor facilidad de conducción, sobre todo en situaciones de firme resbaladizo, y economía final. Emplea de serie llantas de 18 pulgadas -19 en opción- de diseño exclusivo de las versiones R, el mismo equipo de frenos del Audi S3 -con las pinzas pintadas en negro-, carrocería rebajada en 10 mm con un conjunto muelle amortiguador más firme, con la posibilidad de montar la suspensión adaptativa DCC en opción -895 euros-, y dirección de tarado más dinámico. Por fuera pretende una apariencia más discreta que la de rivales como el Focus RS, el Cupra R o el Mégane RS. Cambia los dos parachoques, con mayores tomas de aire en el delantero -la de la izquierda, que da acceso al radiador del cambio, no se utiliza salvo en países de calor extremo-. Carece de antinieblas por llevar faros bi-xenon de serie y en el lugar de los intermitentes se alojan las luces diurnas de Led’s. Los faros incluyen los intermitentes en los delanteros y van oscurecidos los traseros. La parrilla va pintada en negro brillante, como los retrovisores o el adorno que simula el difusor trasero. Las lunas traseras van tintadas, lleva un alerón en el techo, discreto, pero de mayores dimensiones, y adopta una doble salida de escape, con colas ovaladas y cromadas.

En el interior encontramos asientos deportivos con la R en los reposacabezas, detalles en aluminio y negro brillante en tiradores de puertas, pomo del cambio, radios de volante y consola central. Los relojes llevan iluminación blanca con indicadores en azul. Ya está a la venta, aunque no llegarán las primeras unidades hasta febrero, por 33.900 euros el manual y 35.650 euros el DSG. Potencia: 265 CV
Par máximo: 35,7 mkg
Aceleración 0 – 100 km/h: 6,0 s -5,8 s, el DSG-
Velocidad máxima: 250 km/h
Consumo medio: 8,1 l/100 km -8,0 l, el DSG
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.