Publicidad

Volkswagen Passat Variant, un coche familiar

Con un aspecto más moderno y atractivo, la nueva edición del Passat mejora en todos sus apartados. La reducción de peso y la incorporación de nuevos elementos tecnológicos permiten una conducción más dinámica y segura.
Rafa Guitart -
Volkswagen Passat Variant, un coche familiar

Ya van ocho generaciones del VW Passat Variant, a cada cual, mejor, más completa, más equipada, más tecnológica… La nueva edición muestra una imagen que permite su fácil reconocimiento como miembro de la familia, pero con los matices estilísticos que permiten posicionarla un escalón por encima, muy cerca de los modelos premium. Presenta un frontal muy característico en el que la gran parrilla delantera se funde con los grupos ópticos, muy al estilo Phaeton, y que le confiere un punto más de elegancia. Pero no sólo hay aspectos estéticos, detrás hay mucha tecnología, un buen aprovechamiento del espacio, más confort y calidad, mayor dinamismo, nuevas opciones en materia de equipamiento con interesantes ayudas a la conducción, además de nuevos y eficientes motores que permiten aumentar las prestaciones y mejorar el consumo de combustible.

Alta calidad

Sólo con abrir la puerta del nuevo Passat salta a la vista el buen trabajo realizado en materia de acabados, ajustes, elección de materiales, formas, etc. Se mantiene el diseño característico del modelo, pero con un toque de modernidad y elegancia. Así, la parte superior del salpicadero está presidida por una franja que recuerda en gran medida el diseño de la parrilla frontal, con  las salidas integradas en la misma. Buenos recubrimientos y acolchados permiten un excelente tacto de mandos e instrumentos, que han sido recolocados en función de las necesidades de utilización.

La conectividad ha sido uno de los aspectos en los que el Passat ha dado un verdadero salto cualitativo, ya que puede disponer de un cuadro de instrumentos realizado en una pantalla de alta definición, que simula las agujas analógicas y que puede configurarse a voluntad del conductor, mostrando la información que considere más relevante. Se puede elegir el tamaño de la información mostrada, reduciendo la dimensión de la instrumentación. Lo vimos en el Audi TT y ahora, en este Passat puede formar parte del equipamiento de serie en los niveles más altos de terminación. Además, asociado al equipo multimedia puede formar parte de la red de nuestro Smartphone o Tablet Android (más adelante también podrá conectarse con equipos que emplean el sistema operativo iOS, para compartir contactos, archivos de audio y video, ubicaciones, etc. También puede contar con sistema Head-up display para proyectar la información más relevante sin necesidad de que el conductor tenga que apartar la vista de la carretera.

VW Passat Variant

Un nuevo volante multifunción permite manejar la mayoría de los ajustes relativos al  equipo de sonido, al control de velocidad y a la distancia con el vehículo precedente, en caso de contar con esta funcionalidad. Siendo ligeramente más corto y bajo que la edición anterior, cuenta con buenas cotas de anchura y altura. El Variant mide 4.882 milímetros, con una altura de 1.477 milímetros y aumenta en 47 litros  la capacidad de maletero frente a la anterior generación.

Dispone de asientos muy cómodos con múltiples reglajes delante y muy buena cota de altura detrás, especialmente en esta práctica carrocería Variant. Como ya es tradición en el familiar, el espacio de carga es excelente y, gracias al enorme portón posterior, resulta muy fácil introducir los bultos. Cuenta con una bandeja abatible, que permite esconder objetos bajo el piso, anillas para sujeción de la carga y, dependiendo del nivel de terminación, posibilidad de abrir el portón a distancia de forma eléctrica.

Buen comportamiento

Todas las versiones que hemos podido conducir con esta carrocería nos han sorprendido por su facilidad de conducción. El 2.0 TDI de 150 CV se muestra muy suave y elástico, bastante silencioso y pleno de par, lo que le permite unas recuperaciones extraordinarias. Únicamente lo hemos conducido asociado a la caja de cambios manual de seis relaciones, aunque también está disponible con la caja de doble embrague DSG de seis marchas. Una nueva dirección asistida progresiva, muy rápida, permite inscribir el modelo en las curvas con absoluta precisión. Además, cuenta con multitud de ayudas a la conducción y posibilidad de reglajes de chasis: normal, comfort y sport, en función de las necesidades y preferencias del conductor.

VW Passat Variant

Más impactante es el nuevo 2.0 TDI biturbo que, sobre la misma arquitectura del bloque de motor, se desmarca con 240 CV y 500 NM de par máximo. Brutal en aceleraciones y recuperaciones, permite sacar aún más partido dinámico gracias a su asociación con la caja DSG de siete velocidades y el sistema 4Motion. Por su parte, los consumos, aunque más elevados, no resultan exagerados para tratarse de un modelo de 240 CV de potencia.

Por el momento, se ofrecerán las mismas mecánicas y niveles de terminación en las carrocerías sedán y Variant. En gasolina llegará primero el 1.4 TSI de 150 CV y desconexión de cilindros, a la que se sumará otra de 125 CV. Por encima al que se sumarán un 1.8 TSI de 180 CV y dos 2.0 TSI, con 220 y 280 CV. Entre los Diesel, la gama arrancará en España con el 2.0 TDi de 150 CV con caja manual de 6 velocidades o DSG también de 6 relaciones, además de un extraordinario 2.0 TDi biturbo de 240 CV asociado al cambio DSG de 7 marchas y sistema de tracción integral 4Motion. Después se incorporará un 1.6 TDI de 120 CV y un 2.0 TDI de 190 CV. Más adelante, a mediados de 2015, la gama se completará con el Passat GTE plug-in (enchufable) de 218 CV, que permite una autonomía eléctrica de hasta 50 kilómetros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.