Publicidad

Volkswagen Golf Variant

Volkswagen sacará en noviembre al ruedo ibérico la versión con carrocería familiar del Golf, que sigue denominándose Variant. Esta carrocería tiene como objetivo ampliar la versatilidad de un modelo que se ha posicionado como de los más vendidos en su categoría, con más de 95.000 unidades en 2008. En su nueva generación, este Golf Variant nace con más equipamiento y con un volumen de carga de hasta 1.550 litros.
-
 Volkswagen Golf Variant
La imagen del nuevo Golf Variant recibe la estética frontal de la sexta generación del exitoso compacto germano, personalizada con una parrilla negra en lugar de la anterior cromada. Su zaga evoluciona la estética del modelo anterior, con grupos ópticos más exclusivos y paragolpes pintados en el mismo color que la carrocería. A partir de ahora, los tubos de escape dejan de estar escondidos tras el paragolpes y se dejan ver. Una de las acciones emprendidas para aumentar el atractivo de este modelo es el de incrementar el equipamiento del Golf Variant. De entrada, posee seis airbags, ESP, luz diurna, barras en el techo, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, retrovisores eléctricos calefactables, aire acondicionado, llantas de aleación de 16 pulgadas, faros antiniebla, volante de cuero y radio con ocho altavoces por 21.420 euros, con el motor 1.6 de 102 CV. También se incluyen en la gama opciones tan interesantes como el asistente de aparcamiento automático y la cámara de visión trasera. Pronto llegará el techo panorámico corredizo.

Galería relacionada

Volkswagen Golf Variant VI

La gama Golf Variant dispone de cinco motorizaciones en el momento de su lanzamiento, que será en el mes de noviembre. Tres son de funcionamiento a gasolina, con 102, 122 y 160 CV, éstos dos últimos bajo la denominación TSI. Los dos turbodiesel poseen inyección directa por conducto común, con potencias de 105 y 140 CV y ambos pueden ser combinados con el cambio automático de doble embrague DSG. El primero anuncia un consumo medio de 4,5 l/100 km mientras el segundo sólo gasta 5 l/100 km, teniendo en cuenta que anuncia una velocidad punta de 210 km/h. Entre los motores de gasolina, el 1.6 de 102 CV sólo puede asociarse a una caja de cambios de cinco relaciones mientras los 1.4 TSI de 122 y 160 CV lo hacen a una manual de seis o a un DSG de siete. El maletero parte de una capacidad inicial de 560 litros, que se incrementa hasta los 745 si se carga hasta el techo. Volcando la banqueta trasera, este volumen sube hasta los 1.550 dm3, generando una plataforma de carga plana de 1,70 metros de longitud. Si se abate el asiento del acompañante, esta longitud se multiplica hasta los 2,72 metros. Debajo de la superficie de carga y en los revestimientos laterales del maletero se incorporan compartimentos portaobjetos adicionales. En cualquier caso, la anchura máxima del maletero es de 1,29 metros mientras entre los pasos de rueda quedan reducidos a 1,01 metros. Existe una opción de red separadora para evitar el acceso de objetos del maletero al habitáculo en caso de frenazo brusco. Otro de los prácticos detalles son los ganchos especiales para bolsas que se colocan en los laterales del maletero y evitan que aquéllas se vuelquen durante la marcha. La conducción del Golf Variant confirma la pretensión de la marca de que, para muchos, sea un sustituto válido de compras de modelos de mayor categoría y precio, en estos momentos de crisis económica. Con respecto a un Passat, las sensaciones que transmite este Golf no son especialmente distintas. El confort de marcha es una de sus prioridades y sólo la falta de motores de elevada potencia en su gama demuestra el posicionamiento real dentro de la oferta Volkswagen.

El poco tiempo disponible y las desfavorables condiciones climatológicas nos impidieron exigir al máximo este Golf Variant. En una conducción turística, es total satisfacción la que produce en sus ocupantes y si se nos ocurre elegir la opción de cambio DSG, entonces, todavía hay menos peros que poner. El maletero, uno de los pilares básicos de la existencia de este Variant, es amplio, pero le falta altura hasta la cota de la bandeja cubremaletero. Para un mejor aprovechamiento, es conveniente recoger este elemento aunque suponga una cierta merma en la visibilidad trasera.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.