Publicidad

Volkswagen Golf Variant

No se podía dar por completa la quinta generación del popular Volkswagen Golf sin la presencia de su variante de carrocería familiar. Será a partir del próximo mes de julio cuando estará disponible en nuestro mercado con una oferta inicial de cuatro mecánicas.
-
Volkswagen Golf Variant
Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf.

Galería relacionada

VWGolfVariant_ext

En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado. Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf. En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado. Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf. En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado. Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf. En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado. Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf. En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado. Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf. En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado. Se puede decir que la carrocería familiar forma parte de las más tradicionales del popular Golf por lo que en esta nueva generación –la tercera de este modelo- no podía faltar. De la primera generación -1993 a 1999- se vendieron sobre 580.000 unidades y de la segunda -1999 a 2006- más de 620.000. Pero esto no es una simple cuestión de continuismo en cuanto a mantener una tradición. Lo cierto es que de este tipo de carrocerías se venden en nuestro continente alrededor de 650.000 unidades al año de las que 7 de cada 10 unidades vendidas lo hacen en Alemania –cerca de 200.000-, Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Y esa sí que es una razón más que de peso para continuar apostando por la carrocería Variante en el Golf. En esta nueva generación del Variant del Golf se le ha dotado de una línea exterior algo más sugerente que en generaciones anteriores, aunque, al igual que le sucede a la berlina, no supone en ningún caso una ruptura –ni siquiera un quiebro- con lo conocido en anteriores generaciones. Se ha trabajado en las ópticas traseras –no muerden el portón, sino que se abren hacia el exterior de la carrocería-, se han suavizado bastante las líneas de éste y, en conjunto, ofrecen una imagen a la que se pueda poner ningún reparo.

Donde sí que se han realizado algunos cambios es en lo que respecta a la facilidad para usar este nuevo volumen del maletero. Así, la boca de carga anuncia una anchura de 1,01 metros, la distancia al suelo de la boca de carga es de 57 cm y la altura desde el suelo hasta el portón cuando está abierto es de algo más de dos metros -2,06 para ser exactos-. Con estas dimensiones se ofrece una capacidad para meter/sacar objetos del maletero, aunque sean pesados, bastante alta y con una gran comodidad ya que no requiere mucho esfuerzo su carga/descarga. El suelo del maletero es, por supuesto, completamente liso y sus dimensiones internas anuncian 1,70 metros de longitud desde el portón hasta los asientos delanteros, 1,07 m hasta los traseros, una anchura máxima de 1,29 metros y una altura al techo de 83 cm. Todas estas dimensiones juegan un gran papel a la hora de sacarle el máximo provecho a su capacidad de carga. Con todos los asientos puestos, y midiendo hasta el borde de los traseros, la capacidad del maletero se cifra –oficialmente- en 560 dm3, que se transforman en 745 dm3 si medimos hasta el techo. Con los asientos traseros abatidos, la capacidad máxima llega hasta los 1.550 dm3 contando con la altura máxima del techo. Esto nos da una idea de lo práctico que puede llegar a ser ya que su capacidad máxima de carga supera con creces la que ofrece un Golf con carrocería de cinco puertas y sin perder en absoluto ninguno de los puntos positivos con que cuenta éste último en cuanto a motores, tecnología, seguridad o comportamiento dinámico.

Bajo el suelo del maletero se encuentran una serie de compartimentos que nos permiten llevar pequeños objetos sin que anden “dando la lata”, además de ocultarlos de la vista de los amigos de lo ajeno. En esta nueva generación del Variant se puede optar –previo paso por caja de 190 euros- de una red de separación que evita que, en caso de colisión, los objetos depositados en el maletero pasen a la zona de los pasajeros. Ésta se puede poner tanto tras los asientos traseros como de los delanteros si abatimos éstos últimos. Otra de las novedades que se incorporan al Golf Variant es su techo panorámico de dimensiones más que destacables -1,36 x 0,87 metros- que hace que el interior se vuelva más luminoso y ofrezca una mayor sensación de amplitud a sus ocupantes. Este techo está dividido en dos partes, siendo la delantera practicable –cosa que no sucede en algunos de sus rivales- y cuenta con una cortina de accionamiento eléctrico para cuando el día es demasiado soleado.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.