Publicidad

Volkswagen Golf R: superprueba con todos los datos del Golf más potente

En la actual generación del VW Golf –la séptima-, la versión R vuelve a ser la más potente. Atento a todas nuestras impresiones y los datos que hemos extraído del Golf más poderoso del momento.
Juan I. Eguiara / Fotos: Mikael Helsing -
Volkswagen Golf R: superprueba con todos los datos del Golf más potente

En 2019, Volkswagen comenzará a producir la octava y deseada nueva generación del Golf. Pero antes de que llegue tan ansiado momento, en su gama quedan versiones realmente apetecibles, como este deportivo y potente Golf R.

VW Golf R 310 CVDesde el momento que me monté en el nuevo VW Golf R sabía que iba a ser un coche perfecto. Ya la primera impresión, con esta actualización que recibió la séptima generación del popular modelo alemán a comienzos de 2017, es excelente. Los cambios estéticos afectan a elementos como los paragolpes, aletas delanteras o los sistemas de alumbrado que ahora emplean leds (por lo menos en estas versiones altas de gama). Pero dentro percibes que los acabados mejoran y que los sistemas multimedia entran en otra dimensión. La pantalla multifunción es ahora mucho más grande y fácil de manejar, combinado con una instrumentación que es ahora digital (en esta versión R es de serie). Esta instrumentación que estrenamos con el Audi TT transforma el caudal de información a otra dimensión y la facilidad de digerirla se multiplica. Todo es más fácil y la conexión con todos nuestros sistemas de entretenimiento es total. Los sistemas multimedia disponibles en la nueva familia Golf son tres: Composition Media, Discover Media y Discover Pro (de menos a más avanzado). Para hacer de cualquiera de ellos un sistema compatible con los protocolos MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto es necesario pedir la opción Car-Net App-Connect (está incluida de serie en Discover Pro).

ESPACIO Volkswagen Golf R 310 CV DSG7
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 135 cm
Altura delantera 91/98 cm
Altura trasera 96 cm
Espacio para piernas 75 cm
Maletero 305 litros

Pero no sólo hay modificaciones para mejorar la vida a bordo. También mecánicamente nos encontramos novedades importantes. Esta versión R, por ejemplo, emplea la caja de cambios automática DSG de 7 marchas. Esta caja con los embragues en seco no la podían montar en la anterior saga, pero con el restyling se aprovechan de ella y reducen los consumos en un 10%. El motor es idéntico a la generación 2013 del Golf, pero con 10 CV más, de manera que anuncia 310 CV. No los hemos podido corroborar en nuestro banco de potencia, pero por las prestaciones que nos ha dado creo que está bastante próximo a la realidad. Lo que sí se nota es un poco más de efecto turbo que sus hermanos menores GTI y GTI Performance. Estos últimos tienen 230 y 245 CV respectivamente pero quizás su entrega es más elástica. De todas formas no pensemos que este Golf R tiene una patada como los motores sobrealimentados de antes. Nada de eso. Es un coche que empuja desde abajo pero quizás notemos más ese efecto turbo que en otros coches con este tipo de mecánicas y potencias. Porque no hay que olvidar que estamos ante un motor de una potencia específica de 155 CV/litro.

Volkswagen Golf R: comportamiento

Pero vayamos al grano. Al momento de ponernos en marcha a bordo del VW Golf R. Te acomodas en el asiento y, aunque es envolvente, sientes una comodidad propia de las berlinas. El ambiente también es así. No hay detalles con excentricidades deportivas. Nada de eso. El ambiente es sobrio. Así que ya sabemos lo que nos espera. Porque la configuración de su bastidor va en esa línea. El VW Golf R es un coche de talante burgués. Su suspensión es muy suave, incluso en las posiciones más enérgicas como la Race. En ningún momento se han planteado llevar el chasis y el tarado de la suspensión a estados mínimamente incómodos. Toda configuración del bastidor está encaminada a hacer una vida a bordo muy agradable. Y lo han conseguido. Se pierde talante deportivo, pero si quieres el coche para todos los días e incluso para viajar, no lo echarás en falta. Porque prestacionalmente y dinámicamente es bueno.

PRESTACIONES Volkswagen Golf R 310 CV DSG7
Acel. 0-100 km/h 4,79 s
Acel. 0-400 m 13,04 s
Acel. 0-1000 m 24,10 s
Sonoridad 120 km/h 70,8 dBA
Sonoridad 140 km/h 72,6 dBA
Frenada desde 140 km/h 74,5 m
Peso en báscula 1.527 kg
Vuelta rápida al Circuito del Inta 1:12.72

Hay que recordar que el VW Golf R es un tracción total, con lo que la motricidad está garantizada. En circuito es donde mejor lo apreciamos, con una puesta a punto un poco subviradora. Pero es en la pista donde más adolece de una suspensión un poco más enérgica. Porque aun poniéndola en la posición Race, este Golf no es nada deportivo. Se puede decir que no está en consonancia con lo que se espera de una versión que lleva la sigla R. Todo es muy suave y llevarlo al límite es muy fácil. Pero debería ser un poco más radical. La verdad es que es de los coches con los que menos he «sufrido» a la hora de hacer la vuelta rápida. Todo es muy fácil de controlar, porque el Golf R avisa enseguida de lo que va a hacer. Corriges y puedes dar gas donde quieras y como quieras porque la tracción total te permite hacerlo sin llevarte sustos. Además nuestra unidad empleaba las llantas de 19”, frente a las de 18” de serie, por lo que la motricidad estaba garantizada desde el primer momento.

CONSUMOS Volkswagen Golf R 310 CV DSG7
Consumo en ciudad 8,51 l/100 km
Consumo en carretera 6,91 l/100 km
Consumo medio 7,59 l/100 km

El cambio DSG de 7 marchas ayuda bastante a hacer del Golf R un coche confortable y muy eficaz. Sube de marchas solo, sin tirones, de forma muy suave, y a la hora de reducir acepta muy bien las órdenes del conductor. Las frenadas me parecieron muy buenas en la pista, sin agotarse en ningún momento y con bastante potencia. Pero he de reconocer que luego me sorprendió la cifra que obtuvimos en nuestro 140 km/h a 0 porque no fue precisamente buena.

VW Golf R 310 CVTampoco deslumbran las prestaciones, aunque son más que correctas con un coche de 310 CV y que pasa de la tonelada y media de peso. Porque uno de los hándicaps de esta generación Golf es el peso. Tanto buen acabado, tanto equipamiento de información y entretenimiento y de seguridad, tiene daños colaterales como muchos kilos en la báscula. Eso unido a una suspensión muy suave provoca que no sea el coche más ágil del mundo. Pero sí de los más agradables de utilizar a diario. Este Golf R me parece el coche ideal para todo. Un buen gasolina que no gasta excesivamente y que resulta muy agradable. Su maletero también me parece pequeño para un compacto de este tamaño, pero es suficiente. Su competencia tiene maleteros más grandes, pero no un habitáculo tan amplio y logrado.

En definitiva algunos podrán decir que el VW Golf R es un coche soso. Hasta aburrido. Que no merece la sigla R en su apellido. Pero es un coche excepcionalmente agradable.

También te puede interesar

Nuevo VW Golf 1.5 TSI Evo 130 CV: a la venta esta primavera

Volkswagen Golf: sus 7 generaciones, en vídeo

Volkswagen e-Golf eléctrico: los 12 puntos clave del Golf con “más chispa”

VW Golf R 310 CVDesde el momento que me monté en el nuevo VW Golf R sabía que iba a ser un coche perfecto. Ya la primera impresión, con esta actualización que recibió la séptima generación del popular modelo alemán a comienzos de 2017, es excelente. Los cambios estéticos afectan a elementos como los paragolpes, aletas delanteras o los sistemas de alumbrado que ahora emplean leds (por lo menos en estas versiones altas de gama). Pero dentro percibes que los acabados mejoran y que los sistemas multimedia entran en otra dimensión. La pantalla multifunción es ahora mucho más grande y fácil de manejar, combinado con una instrumentación que es ahora digital (en esta versión R es de serie). Esta instrumentación que estrenamos con el Audi TT transforma el caudal de información a otra dimensión y la facilidad de digerirla se multiplica. Todo es más fácil y la conexión con todos nuestros sistemas de entretenimiento es total. Los sistemas multimedia disponibles en la nueva familia Golf son tres: Composition Media, Discover Media y Discover Pro (de menos a más avanzado). Para hacer de cualquiera de ellos un sistema compatible con los protocolos MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto es necesario pedir la opción Car-Net App-Connect (está incluida de serie en Discover Pro).

ESPACIO Volkswagen Golf R 310 CV DSG7
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 135 cm
Altura delantera 91/98 cm
Altura trasera 96 cm
Espacio para piernas 75 cm
Maletero 305 litros

Pero no sólo hay modificaciones para mejorar la vida a bordo. También mecánicamente nos encontramos novedades importantes. Esta versión R, por ejemplo, emplea la caja de cambios automática DSG de 7 marchas. Esta caja con los embragues en seco no la podían montar en la anterior saga, pero con el restyling se aprovechan de ella y reducen los consumos en un 10%. El motor es idéntico a la generación 2013 del Golf, pero con 10 CV más, de manera que anuncia 310 CV. No los hemos podido corroborar en nuestro banco de potencia, pero por las prestaciones que nos ha dado creo que está bastante próximo a la realidad. Lo que sí se nota es un poco más de efecto turbo que sus hermanos menores GTI y GTI Performance. Estos últimos tienen 230 y 245 CV respectivamente pero quizás su entrega es más elástica. De todas formas no pensemos que este Golf R tiene una patada como los motores sobrealimentados de antes. Nada de eso. Es un coche que empuja desde abajo pero quizás notemos más ese efecto turbo que en otros coches con este tipo de mecánicas y potencias. Porque no hay que olvidar que estamos ante un motor de una potencia específica de 155 CV/litro.

Publicidad

Volkswagen Golf R: comportamiento

Pero vayamos al grano. Al momento de ponernos en marcha a bordo del VW Golf R. Te acomodas en el asiento y, aunque es envolvente, sientes una comodidad propia de las berlinas. El ambiente también es así. No hay detalles con excentricidades deportivas. Nada de eso. El ambiente es sobrio. Así que ya sabemos lo que nos espera. Porque la configuración de su bastidor va en esa línea. El VW Golf R es un coche de talante burgués. Su suspensión es muy suave, incluso en las posiciones más enérgicas como la Race. En ningún momento se han planteado llevar el chasis y el tarado de la suspensión a estados mínimamente incómodos. Toda configuración del bastidor está encaminada a hacer una vida a bordo muy agradable. Y lo han conseguido. Se pierde talante deportivo, pero si quieres el coche para todos los días e incluso para viajar, no lo echarás en falta. Porque prestacionalmente y dinámicamente es bueno.

PRESTACIONES Volkswagen Golf R 310 CV DSG7
Acel. 0-100 km/h 4,79 s
Acel. 0-400 m 13,04 s
Acel. 0-1000 m 24,10 s
Sonoridad 120 km/h 70,8 dBA
Sonoridad 140 km/h 72,6 dBA
Frenada desde 140 km/h 74,5 m
Peso en báscula 1.527 kg
Vuelta rápida al Circuito del Inta 1:12.72

Hay que recordar que el VW Golf R es un tracción total, con lo que la motricidad está garantizada. En circuito es donde mejor lo apreciamos, con una puesta a punto un poco subviradora. Pero es en la pista donde más adolece de una suspensión un poco más enérgica. Porque aun poniéndola en la posición Race, este Golf no es nada deportivo. Se puede decir que no está en consonancia con lo que se espera de una versión que lleva la sigla R. Todo es muy suave y llevarlo al límite es muy fácil. Pero debería ser un poco más radical. La verdad es que es de los coches con los que menos he «sufrido» a la hora de hacer la vuelta rápida. Todo es muy fácil de controlar, porque el Golf R avisa enseguida de lo que va a hacer. Corriges y puedes dar gas donde quieras y como quieras porque la tracción total te permite hacerlo sin llevarte sustos. Además nuestra unidad empleaba las llantas de 19”, frente a las de 18” de serie, por lo que la motricidad estaba garantizada desde el primer momento.

CONSUMOS Volkswagen Golf R 310 CV DSG7
Consumo en ciudad 8,51 l/100 km
Consumo en carretera 6,91 l/100 km
Consumo medio 7,59 l/100 km

El cambio DSG de 7 marchas ayuda bastante a hacer del Golf R un coche confortable y muy eficaz. Sube de marchas solo, sin tirones, de forma muy suave, y a la hora de reducir acepta muy bien las órdenes del conductor. Las frenadas me parecieron muy buenas en la pista, sin agotarse en ningún momento y con bastante potencia. Pero he de reconocer que luego me sorprendió la cifra que obtuvimos en nuestro 140 km/h a 0 porque no fue precisamente buena.

Publicidad

VW Golf R 310 CVTampoco deslumbran las prestaciones, aunque son más que correctas con un coche de 310 CV y que pasa de la tonelada y media de peso. Porque uno de los hándicaps de esta generación Golf es el peso. Tanto buen acabado, tanto equipamiento de información y entretenimiento y de seguridad, tiene daños colaterales como muchos kilos en la báscula. Eso unido a una suspensión muy suave provoca que no sea el coche más ágil del mundo. Pero sí de los más agradables de utilizar a diario. Este Golf R me parece el coche ideal para todo. Un buen gasolina que no gasta excesivamente y que resulta muy agradable. Su maletero también me parece pequeño para un compacto de este tamaño, pero es suficiente. Su competencia tiene maleteros más grandes, pero no un habitáculo tan amplio y logrado.

En definitiva algunos podrán decir que el VW Golf R es un coche soso. Hasta aburrido. Que no merece la sigla R en su apellido. Pero es un coche excepcionalmente agradable.

También te puede interesar

Nuevo VW Golf 1.5 TSI Evo 130 CV: a la venta esta primavera

Volkswagen Golf: sus 7 generaciones, en vídeo

Volkswagen e-Golf eléctrico: los 12 puntos clave del Golf con “más chispa”

Publicidad

Galería relacionada

A prueba el VW Golf R de 310 CV

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.