Publicidad

Volkswagen Golf Blue-e-Motion

Gran novedad en España, llegan los prototipos de vehículo eléctrico de Volkswagen. No será el primero en llegar a producción, pero aún así el Golf Blue-e-Motion ya tiene a sus espaldas más de 500.000 kilómetros de prueba. Lo hemos probado, por fin, en territorio español y nos ha gustado, y mucho.
-
Volkswagen Golf Blue-e-Motion
Volkswagen tiene un reto, y es el de ser el líder en eco-movilidad en el año 2018. Puede ser que todavía no os suenen muchos modelos híbridos, eléctricos o de combustibles alternativos con el logo del fabricante germano, pero todo está por venir y de manera inmediata. Ya conocemos diferentes modelos con tecnología eficiente, bajo el paraguas de los BlueMotion, y el reciente Polo BlueGT con la llamada Gestión Activa de Cilindros –que desactiva momentáneamente dos de los cuatro cilindros de su motor TSI–.

Galería relacionada

Volkswagen Golf Blue-e-Motion

Para llegar a ese objetivo que comentábamos, Volkswagen reconoce que tiene que entrar en juego la electricidad. Con el Jetta Hybrid y el e-up! –el que será el primer eléctrico de producción de VW– a punto de llegar a los concesionarios en 2013, hemos tenido la oportunidad de probar, por primera vez en España, la versión eléctrica de todo un superventas como es el Golf y que comenzará a venderse en 2014. Actualmente en forma de prototipo, el Golf Blue-e-Motion transmite todas las sensaciones y cualidades de un Golf convencional y las propias de un vehículo eléctrico. Es decir, su naturaleza silenciosa, cero contaminante mientras circula y, en este caso, con una autonomía eléctrica más que correcta. Volkswagen asegura que los 150 kilómetros que recorre el Golf eléctrico en modo cero emisiones es una autonomía realista. Hay que tener en cuenta dos aspectos: que estamos hablando de un modelo de preproducción, todavía en pruebas pero que anticipa las buenas cualidades que tendrá el modelo definitivo; y que este prototipo está basado en la sexta generación del Golf, mientras que el que saldrá a la venta lo hará sobre el Golf VII, incluyendo la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen. Ante todo, el Golf Blue-e-Motion conserva la filosofía de la marca y su conducción no está alejada como podríamos pensar de lo que conocemos del Golf normal; es decir, sus sensaciones al volante, el confort o el tacto de la dirección y frenos. Obviamente, estamos hablando de una versión eléctrica que nos da 150 kilómetros de autonomía libre de emisiones, con todas las ventajas que pueda acarrear este tipo de vehículos. Todos los componentes básicos de la transmisión del Golf eléctrico se encuentran en el compartimento frontal del motor, en una unidad que destaca por su ligereza y su compacidad: el motor de 80 kg de peso, la transmisión y el diferencial. El primero de ellos cuenta con una potencia máxima de 84,5 kW (unos 115 CV), una potencia continua de 50 kW (68 CV) y un par motor de 27,5 mkg, mientras que la transmisión va integrada al motor eléctrico, sin embrague de por medio. Aquí nos encontramos con una de las grandes cualidades del Golf Blue-e-Motion: la entrega instantánea de par, que permiten moverse por la ciudad con una gran rapidez y soltura, y una subida progresiva y lineal de la potencia cuando pisamos el acelerador. Unas sensaciones que nos han gustado mucho y que se reflejan en los datos de aceleración: de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos. El motor eléctrico del Golf Blue-e-Motion va conectado a una batería de iones de litio, dividida en 30 módulos y distribuida por diferentes zonas del vehículo –en el túnel central entre los asientos delanteros, en el suelo del maletero y bajo los asientos posteriores–, sin afectar en ningún momento a la capacidad disponible y de carga. Su capacidad de 26,5 kWh permiten moverlo hasta 150 kilómetros en modo totalmente eléctrico hasta una velocidad máxima de 135 km/h, siempre dependiendo de la conducción que realicemos y del uso que hagamos del aire acondicionado y la calefacción, factores que siempre influyen negativamente en la autonomía disponible.

El tiempo estimado de recarga de la batería se mueve entre las 6 y las 8 horas, aunque nos dicen en Volkswagen que habrá un modo de recarga rápida en el modelo definitivo, que permitirá tener el coche disponible al cien por cien de la batería en unas 2-3 horas. La toma de recarga es doble: una bajo el logo frontal, en la parrilla del radiador, y otra en el lugar habitual donde iría la boca del depósito. El conductor tiene a su disposición tres modos de conducción, seleccionables mediante unos botones situados delante de la palanca de cambio y que modifican el uso del climatizador y limitan la potencia y velocidad máximas: el modo ‘Normal’, con toda la potencia disponible y la velocidad limitada a 135 km/h; el modo ‘Eco’, con 95 CV disponibles y sin poder pasar de 120 km/h; y el modo ‘Range’, con una velocidad limitada a 95 km/h. Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención –y que nos ha gustado– del Golf eléctrico ha sido la posibilidad de regular la regeneración de las baterías cuando soltamos el pie del acelerador en cuatro fases. Su funcionamiento está muy logrado y se logran alcanzar cifras de frenado, sin pisar el pedal, realmente útiles. Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención –y que nos ha gustado– del Golf eléctrico ha sido la posibilidad de regular la regeneración de las baterías cuando soltamos el pie del acelerador en cuatro fases. Su funcionamiento está muy logrado y se logran alcanzar cifras de frenado, sin pisar el pedal, realmente útiles. En el modo D podemos seleccionar tres modos mediante dos levas que hay tras el volante, dependiendo de la intensidad que queramos darle a este freno eléctrico regenerativo. Si decidimos desconectar esta función, el funcionamiento será el normal y tan sólo nos frenará la resistencia al aire y a la rodadura. En cambio, los tres niveles de regeneración funcionarán igual que el modo B pero con la intensidad que nosotros queramos en el momento que decidamos. *Ficha técnica: VW Golf Blue-e-Motion
- Motor eléctrico en posición delantera.
- Potencia (máxima/continua): 84,5 kW (115CV) / 50 kW (68 CV)
- Par motor: 27,5 mkg.
- Transmisión: EQ 270 de una marcha.
- Tracción: Delantera.
- Neumáticos: 205/55 R16.
- 0 a 100 km/h: 11,8 segundos.
- Velocidad máxima (modo Normal): 135 km/h
. - Dimensiones (alto/ancho/alto): 4,199/1,786/1,480 metros.
- Distancia entre ejes: 2,575 metros.
- Peso: 1.545 kg * (80 kg del motor y 315 kg de la batería)

*205 kg más que el Golf BlueMotion TDI con cambio DSG.
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.