Publicidad

Volkswagen Beetle 1.4 TSi y 1.6 TDi

Apenas lleva meses entre nosotros y la gama no para de crecer, ahora con otro motor de gasolina que aporta prestación, y otro Diesel que suma bajos consumo y emisiones a la gama. Todo ello rodeado de mayores posibilidades de personalización y alguna que otra sorpresa que de inmediato te contamos.
-
Volkswagen Beetle 1.4 TSi y 1.6 TDi

Poco a poco se completa la familia del nuevo Volkswagen Beetle, ahora más capacitado que nunca para acaparar la atención de quienes buscan tanto el lado emocional como el racional. Coupés de su categoría, compactos de tres puertas e incluso coches más pequeños y menos polivalentes, como la gama Mini o incluso el 500 de Fiat son, para esta nueva generación del Volkswagen Beetle, rivales potenciales. Sin duda ahora, el atractivo —visual, técnico o mecánico— es infinitamente mayor que el de aquella reedición de 1998, gracias a un bastidor mucho más elaborado ¾pese a su eje rígido atrás, reservándose el multibrazo de los Golf sólo para la versión 2.0 TSi¾, un habitáculo más espacioso que antes, un maletero que aumenta considerablemente de volumen así como la flexibilidad de uso gracias a su gran portón, concluyendo con una superior calidad percibida.

Tras su lanzamiento en octubre de 2011, con el comienzo de la primavera llegan dos interesantes versiones para este renovado Beetle: el motor de acceso en Diesel, un 1.6 TDi de 105 CV, y un excelente intermedio en gasolina con el 1.4 TSi de 160 CV. Pero también se suman nuevos accesorios para poder personalizar más el coche e individualizarlo aún más a través de las versiones Black & White (reservada para el motor 2.0 TSi de 200 CV) destacando en franjas de vinilo la palabra turbo, los R-Line, para septiembre, con decoración más deportiva y llantas de de 18”, mientras que antes de que acabe el año se dará el gran golpe con el lanzamiento de la carrocería descapotable. Pero eso no es todo, puesto que en cada país el cliente podrá escoger en el portón la denominación popular que en su día tuvo el modelo (Escarabajo, Beetle, Vocho, Bug, Coccinelle, Fusca, Maggiolino…) o el nombre de Volkswagen, láminas decorativas para puertas ¾también con el apodo del modelo¾ que recorren el coche por completo como en los modelos de los años `70, distintas decoraciones para el techo (como una bola de billar o el escudo de Wolfsburg) y hasta unos cubrellaves con las letras del apodo elegido. Una gran variedad de decoraciones para personalizar el coche que, con el tiempo, aumentarán para darle aún un mayor protagonismo al modelo

De las nuevas mecánicas, el 1.6 TDi de 105 CV se muestra como una buena opción por economía, tanto de uso como de adquisición. Además, al volante se muestra bastante refinado, transmite muy pocas vibraciones así como un bajo nivel sonoro. Incluso en las unidades que hemos podido probar tanto en el congestionado tráfico de Lisboa como en las divertidas carreteras próximas ha mostrado una elasticidad y un poder a bajo régimen mayor al experimentado en otras unidades del Golf con esta misma mecánica. Ya sea por electrónica o porque este motor respira mejor en el vano del Beetle, lo cierto es que nos parece que aquí va mejor que de costumbre.

El 1.4 TSi de 160 CV es otro cantar, con un rendimiento específico de una versión que ni hace un lustro se hubiera considerado como un buen GTI, que sería digna de estas siglas si no existiese el soberbio 2.0 TSi de 200 CV por encima. Con 160 CV de potencia máxima, su doble sobrealimentación hace parecer a su conductor que maneja un coche tanto de más cilindrada como de más potencia de las que en realidad tiene. A bajos regímenes de giro el compresor Roots accionado mecánicamente por correas le aporta una gran viveza de reacciones al 1.4, que en cuanto alcanza revoluciones más altas es acompañado por el turbo. Conectados desde entonces en serie hasta las 3.500 rpm, que es cuando el compresor deja de actuar. Esto sobre el volante se traduce en una elasticidad sin igual y una rápida respuesta al acelerador independientemente del nivel de revoluciones en el que se mueve el motor en ese momento. Además, agrado de uso, baja rumorosidad y hasta cierto refinamiento están asegurados. Los consumos de homologación resultan excelentes y a ritmo tranquilo el gasto es comedido, aunque resulta muy sensible a aumentar exponencialmente en cuanto nos animamos con el uso del acelerador.

El motor 1.6 TDi se podrá escoger únicamente con el acabado «Design», que como seña de identidad presenta el salpicadero pintado en el mismo color de la carrocería, mientras que el «Sport», con el salpicadero en símil fibra de carbono, se ofrecen en el 1.4 TSi.

MECÁNICA 1.4 TSi 1.6 TDi
Tipo motor 4 cil. en línea, 1.390 cm3 4 cil. en línea, 1.598 cm3
Potencia máxima 160 CV a 5.800 rpm 105 CV a 4.400 rpm
Par máximo 24,5 mkg de 1.500 a 4.500 rpm 25,5 mkg de 1.500 a 2.500 rpm
Transmisión Tracción delantera. Caja de cambios manual de 6 vel. Tracción delantera. Caja de cambios automática de 5 vel.
BASTIDOR-CARROCERÍA    
Suspensión del/tras Delantera McPherson y trasera eje rígido con barra Panhard Delantera McPherson y trasera eje rígido con barra Panhard
Frenos del./tras. Discos ventilados de 312 mm/macizos de 272 mm Discos ventilados de 280 mm/macizos de 272 mm
Neumáticos-llantas 215/55 R – 7,0 x 17” 215/55 R – 7,0 x 17”
Depósito combustible 55 litros 55 litros
Dimensiones ext. 4,28 / 1,80 / 1,49 m 4,28 / 1,80 / 1,49 m
Batalla-Vías 2,54 – 1,58/1,54 m 2,54 – 1,58/1,54 m
Peso oficial 1.359 kg 1.361 kg
RENDIMIENTO OFICIAL    
Velocidad máxima 208 km/h 180 km/h
Acel. 0-100 km/h 8,3 s 11,5 s
Consumo urbano/extraurbano/mixto 8,7 / 5,3 / 6,6 l/100 km 5,4 / 4,1 / 4,5 l/100 km
Emisiones CO2 152 g/km 119 g/km

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.