Publicidad

Vectrix Electric

¿Qué te parecería poder usar un scooter que corre como un 400, no necesita carné y gasta menos de medio euro cada 100 kilómetros? ¿Y si además te decimos que no hace ruido y es limpio, porque es eléctrico? Pues entonces ya sabrás que estamos hablando del Vectrix.
-
Vectrix Electric
El Electric es el primer scooter grande cien por cien eléctrico, con tecnología americana, diseño italiano y montaje al norte de Alemania, (Polonia), y que desde hace poco está disponible en España. Al contrario que otros modelos, este Vectrix , es el primer scooter, o moto, pensado desde cero para ser de propulsión exclusivamente eléctrica. , Por eso su chasis, en aluminio, está hecho alrededor del elemento principal, la batería, alojada en el suelo del scooter.
La suspensión delantera y dirección cuenta con una horquilla tradicional,, y un disco de freno también normal, mientras la suspensión trasera es un basculante de aleación ligera que incorpora en el propio buje de la rueda trasera el motor eléctrico, que además de propulsarnos tiene funciones de freno motor (recargando la batería) y, para cuando hay que pararse del todo, tiene otro disco de freno. Esta sencillez de diseño y mecánica es una de las ventajas de la propulsión eléctrica,: este scooter, desmontado entero, son menos de 300 piezas, cuando sólo el motor de un scooter tradicional puede tener más piezas. Aparte de los elementos de desgaste como ruedas o pastillas de freno, no hay otros elementos que necesiten revisión, y la electrónica de control del motor y de carga es como la de cualquier coche moderno, fiable y que sólo necesita eventuales actualizaciones. Las dimensiones del Vectrix son equivalentes a las de un scooter mediano o grande, y como ellos es cómodo para piloto y un pasajero, y ofrece un hueco bajo el asiento capaz para un casco integral y algo más. Contacto, inicialización del cuadro de instrumentos, frenamos con ambas manetas y la palabra , «GO», en el cuadro indica que ya «está arrancado»… sin el ruido de ningún motor, claro. Basta abrir gas y salimos catapultados, si aceleramos con ganas está claro que las prestaciones son superiores a los habituales scooter 125,, pero cuando la aguja del velocímetro llegue a los 100 km/h, se quedará allí, actuando un «corte» o limitación voluntaria que permite al Vectrix estar homologado para llevarse «sin carné». Pero la aceleración lo hace claramente más rápido y ágil que cualquier 125, incluso más que los 250, y sólo nos acompaña un leve zumbido, similar el del «metro» a velocidades bajas pero que se convierte en «AVE» si el tráfico se despeja y llegamos a su máximo. El acelerador «bidireccional», es otra ventaja, pues el freno motor permite que vayamos sorteando el tráfico urbano sólo a base de abrir gas, o «cerrarlo» según sea necesario, y sólo tocaremos las manetas de freno cuando haya que detenerse de repente. Cuanto menos toquemos los frenos, más durará la batería que llevamos a cuestas de «níquel metal hidruro» gracias a esas recargas frenando… y nos conviene aprovecharlo, porque la autonomía es correcta, pero no excelente: en torno a 30 o 40 km a ritmo rápido, hasta el doble rodando más tranquilos. La estabilidad es impecable, , y sólo a baja velocidad o en parado notaremos el peso (aunque la suave marcha atrás ayuda mucho), pues en marcha el buen tacto general, la excelente respuesta del motor «silencioso» y la rigidez de chasis nos hacen darle una nota muy alta a este scooter, eléctrico o no. ¿Y cuánto cuesta todo esto? , También en eso es innovador Vectrix, puesto que no se vende como los demás scooter, sino que el comprador, podríamos casi decir «usuario», elige un «plan»: siempre pagaremos 48 cuotas, (4 años) y podemos elegir desde la más baja de 268 euros, (incluyen garantía y mantenimiento esos cuatro años) hasta la mayor de 326 euros , (que además incluye frenos, neumáticos y seguro con robo e incendio). Además de este coste, el único gasto adicional que tendremos es la electricidad necesaria para cargarlo: dado que la autonomía no es muy grande habrá que enchufarlo cada noche, y tal vez también de día. El cargador (incorporado) consume en torno a 1’5kW y, si la batería está descargada, en dos horas quedará al 80 por ciento. Teniendo en cuenta la autonomía media que nos da una carga y que cada kWh de electricidad doméstica cuesta unos 8 céntimos de euro, hacer 100 kilómetros con un Vectrix viene a costar apenas 70 céntimos de euro, y si las cargas son con tarifa nocturna eso baja a unos 40 céntimos de euro.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.