Publicidad

Mitsubishi ASX 220 DI-D 4WD: prueba de 5.000 km al SUV nipón

La experiencia es un grado y Mitsubishi lo vuelve a confirmar con el ASX, uno de los SUV compactos más interesantes del momento. Atento a nuestra prueba en la que hemos recorrido casi 5.000 km.
Texto: Juan Collin / Fotos: Mikael Helsing -
Mitsubishi ASX 220 DI-D 4WD: prueba de 5.000 km al SUV nipón

Hablar de Mitsubishi, es hablar de todo terreno, también del Rallye Dakar y del Mundial de Rallyes. Y es que lo largo de su historia, la marca de los tres diamantes ha demostrado ser una verdadera especialista en el desarrollo de vehículos de tracción total, con los Mitsubishi Montero y Lancer EVO como referencias más notables.

Con estos antecedentes, no es de extrañar que la firma de los tres diamantes lo tuviera bastante fácil a la hora de construir la nueva generación de vehículos todo camino que desde hace unos años figura en su gama de modelos. Los Outlander y ASX ocupan un lugar destacable en su segmento y en esta ocasión hemos tenido la suerte de convivir un mes con el renovado ASX; concretamente con la versión tope de gama, el 220 DI-D 4WD

Con el ASX hemos nos hemos desplazado a diario, también hemos tenido ocasión de viajar, realizar alguna ruta todo terreno y son varios los miembros de la redacción que lo han podido disfrutar durante unos días. Y digo disfrutar, porque realmente es un automóvil que se «saborea» cada vez que se tiene ocasión de conducirlo. Un vehículo súper agradable de manejar, en el que uno se encuentra siempre cómodo y que particularmente no me importaría nada tener como coche para todos los días. Evidentemente no es el SUV más novedoso, ni el más llamativo o seductor por sus formas, ni el más equipado, pero es un automóvil muy satisfactorio a todos los niveles.

Mitsubishi ASXAunque el ASX lleva ya algunos años en el mercado, recientemente se ha sometido a una ligera puesta al día en la que recibe algunas mejoras desde el punto de vista estético y en materia de equipamiento. Lo más llamativo está en la parte delantera, que adopta un nuevo frontal Dynamic Shield con el que se consigue una imagen más dinámica y actual; para ello se cambia la parrilla, el paragolpes y los faros, entre otras cosas. También es nuevo el diseño de las llantas de aleación o los pilotos traseros, ahora con tecnología led. El habitáculo se ha retocado asimismo, mejorando la calidad de los materiales y el equipamiento. 

Mitsubishi ASX 220 DI-D 4WD: algunos de sus detalles

La versión escogida para la ocasión tenía una configuración tope de gama, animada por un motor Diesel de 150 CV, cambio automático de seis velocidades, tracción total y acabado Kaiteki. Este último incluye entre otras cosas asientos tapizados en cuero y calefactables, navegador con pantalla táctil de 7”, sistema de aparcamiento con cámara trasera, equipo de alta fidelidad con conexión Wifi, etc. Es, por tanto un coche, al que no le falta casi de nada. 

Durante las primeras jornadas utilizamos el ASX para nuestros desplazamientos del día a día y especialmente en ciudad. Para estos menesteres tengo que reconocer que se trata de un coche delicioso; su funcionamiento es muy suave, agradable y aunque no es pequeño, resulta muy manejable, entre otras cosas gracias a una postura de conducción algo elevada, lo que propicia una excelente visibilidad. El cambio automático de convertidor de par pone la guinda para que el manejo resulte sumamente placentero. El consumo del motor también es muy ajustado y rodando por la urbe es fácil mantenerlo en el en torno de los 8 litros/100 km.

Mitsubishi ASXPor cierto, que esta mecánica Diesel de cuatro cilindros cuenta con la particularidad de una cilindrada sensiblemente más elevada que la de sus oponentes; concretamente éste cuatro cilindros cubica 2.268 cm3, cuando sus principales rivales se conforman con menos de 2 litros. Para este motor se declaran 150 CV, no es una potencia demasiado elevada si se tiene en cuenta su cilindrada, pero de lo que sí puede presumir es de ofrecer cifras de par muy elevadas en toda la gama de revoluciones, con un valor máximo que alcanza 36,73 mkg a tan sólo 1.500 rpm. 

No es de extrañar que el manejo de esta mecánica resulte muy satisfactorio, dado que responde siempre con mucha contundencia y sin titubeos a las exigencias que se realizan con el pedal del gas. El cuatro cilindros de 2,2 litros es además muy suave en su funcionamiento, bastante silencioso y muy contundente en su respuesta, lo que permite un gran dinamismo y unas prestaciones brillantes. Prueba de ello es que nuestro Centro Técnico ha conseguido rebajar considerablemente las cifras anunciadas por el fabricante; concretamente 1,25 segundos de 0 a100 km/h y 0,9 décimas en los 400 metros de aceleración saliendo desde parado. 

Mitsubishi ASXMitsubishi ASX 220 DI-D 4WD: su comportamiento

En carretera se trata, por tanto, de un coche bastante ágil, que sorprende por su dinamismo, también por sus brillantes cualidades dinámicas. Se desenvuelve así con total facilidad por todo tipo de carreteras, en autopista y vías rápidas permite mantener cruceros elevados con total facilidad, mientras que en rutas más tortuosas se encuentra como pez en el agua. Es, por tanto un coche ideal para realizar viajes de largo recorrido, ya que además de confortable, es también amplio y resulta muy práctico gracias a un maletero que ofrece una capacidad de 442 litros y que se puede ampliar hasta 1.219 si abatimos los asientos traseros. 

El ASX se adentra en las curvas con facilidad y aunque el balanceo es acusado, los apoyos son muy consistentes, transmitiendo en todo momento confianza y mucha seguridad a los mandos. Sus reacciones son fáciles y sumamente predecibles, avisando al límite con un ligero subviraje, lo que impone tranquilidad. El notable rendimiento mecánico propicia que a la salida de las curvas más cerradas se produzcan ligeras pérdidas de motricidad y la mejor forma de evitarlas es insertando la tracción total. Ni que decir tiene, que en superficies deslizantes o incluso en mojado, conviene rodar siempre en cuatro ruedas motrices. 

La mayoría de los SUV ofrecen escasas posibilidades en conducción off road. Pero como no podía ser de otra manera en un Mitsubishi, no es el caso del ASX y sobre todo de esta versión equipada con tracción total conectable y diferencial central bloqueable. Este modelo cuenta además con una buena altura sobre el suelo y si bien los neumáticos mixtos que calza no son demasiado camperos, tampoco son de los que se pinchan en cuanto se abandona el asfalto. Lo cierto es que nos ha sorprendido las posibilidades que ofrece este todo camino en campo. El sistema de cuatro ruedas motrices es muy eficaz, la capacidad de tracción es fantástica y gracias a unos recorridos de suspensión bastante generosos, el ASX se desenvuelve con gran eficacia; las principales limitaciones que tiene, son las de no abollar los bajos o raspar el paragolpes delantero en determinados pasos. Rodando por pistas, sorprende la capacidad de absorción de las suspensiones y el ASX da además la sensación de ser muy robusto, lo que invita a mantener un ritmo bastante elevado.    

Mitsubishi ASXPara terminar, nos quedaba la visita a nuestro circuito del INTA. Desde el principio éramos conscientes que no iba a conseguir un buen registro, pero el ASX demostraba buenas maneras, incluso rodando al límite. El motor volvía a poner en evidencia su excelente rendimiento, mientras que el cambio automático de convertidor de par, si bien tiene cierto deslizamiento, es rápido y bastante obediente cuando se emplea manualmente, para lo que cuenta además con unas levas muy bien ubicadas en la columna de dirección. En curva rápida este todo camino se apoya muy bien, transmitiendo mucha confianza, excelente la potencia de los frenos y su resistencia a la hora de parar, mientras que en los giros más lentos, si bien ofrece una conducción fácil y resulta bastante ágil, ve limitadas sus posibilidades por unos neumáticos mixtos que toman bastante deriva, propiciando un subviraje acusado. Evidentemente no está pensado para estos menesteres, pero tampoco desentona y lo que sí demuestra es que se trata de un coche seguro y muy fácil de conducir. 

Ya sólo tocaba devolver el ASX en el concesionario. Tengo que reconocer que me daba pena, a lo largo de este mes nos habíamos compenetrado perfectamente y ya lo consideraba casi un poco mío. En fin, un coche muy recomendable, que seguro reportará muchas satisfacciones a quienes se decanten por él. 

Mitsubishi ASX 220 DI-D 4WD, nuestro recorrido

Casi 5.000 km hemos realizado a bordo del ASX por todo tipo de carreteras. Hemos viajado por Andalucía, también por Los Pirineos y dentro de esta cordillera, por el Valle de Arán, donde hubo ocasión de probar sus extraordinarias facultades a la hora de rodar por carreteras nevadas. Por la sierra madrileña hemos tenido ocasión de realizar algunas excursiones. No nos hemos olvidado de realizar alguna ruta 4x4, donde este todo camino demuestra una perfecta adaptación al medio, sorprendiendo sus posibilidades trialeras y capacidad de tracción. En carretera, hace gala de una excelente agilidad. El consumo medio ronda los 7 litros cada 100 km, lo que no está nada mal.  

También te puede interesar

- Mitsubishi ASX 2017: prueba y precio desde menos de 16.000 euros

- Mitsubishi Outlander PHEV vs Nissan Leaf: duelo de conceptos eléctricos

- Mitsubishi Eclipse Cross, un SUV compacto de aire coupé

 

 

 

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.