Publicidad

Subaru Impreza 1.5i

Subaru, a punto de renovar su Impreza, ofrece ahora esta versión que, conservando la tracción total y el motor boxer, ofrece un enfoque más práctico y funcional, unas suspensiones más confortables y, sobre todo, un precio mucho más asequible.
-
Subaru Impreza 1.5i
Ver vídeosVer vídeo

Galería relacionada

SubaruImpreza_ex

No es la única vez que Subaru ofrece en nuestro mercado una versión abierta al gran público con un precio apto para un mayor número de economías. En este caso se ha optado por un motor de 105 CV, boxer por supuesto, fabricado íntegramente en aluminio y con una potencia de 105 CV. A pesar de su modesta cilindrada la mecánica incorpora un sistema de distribución variable que favorece la obtención de una curva de par bastante plana y un amplio margen de utilización. Obviamente los 1.498 cm3 no permiten unas cifras de par espectaculares y a pesar de disponer de un par específico de 10 mkg/litro, los valores absolutos son bastante modestos, con lo que la respuesta al acelerador no es especialmente contundente. Sí ofrece un tacto suave y permite moverse en el tráfico urbano en marchas largas, pero si lo que necesitamos es una buena reserva de potencia es necesario tirar de cambio y mantener el motor por encima de las 4.500 rpm.

En condiciones de conducción normales el consumo se mantiene en unos niveles razonables y sólo en conducción muy exigente o en uso exclusivamente urbano se alcanzan cifras un tanto elevadas. Es el precio que hay que pagar por la tracción total, que comporta un aumento de peso sobre otros modelos de tracción delantera, lo que repercute en el consumo. En carretera, los desarrollos de cambio, ligeramente largos, permiten circular a un buen crucero sin necesidad de llevar el motor especialmente alto de vueltas y en estas condiciones las cifras bajan significativamente. Concretamente en nuestro recorrido, por carretera de doble sentido, el Impreza se ha conformado con menos de siete litros cada 100 km. Conviene decir, no obstante, que se muestra bastante sensible a los cambios de ritmo y podemos, en conducción deportiva, movernos entre los 9 y 10 litros con relativa facilidad.
LO MEJOR
LO PEOR
– Tracción total
– Comportamiento
– Precio asequible
– Recuperaciones
– Consumo algo elevado
– Rueda de emergencia
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.