Publicidad

Subaru Trezia 1.4D S

... Subaru es. Si te vas a un catálogo internacional de Toyota, verás que existe un Verso S que en España no se vende. Pero sí lo hace Subaru, marca asociada a Toyota, que a falta de polivalentes, lo rebautiza y, sin más, ya tenemos el Trezia.
-
Subaru Trezia 1.4D S

Estas sinergias no son una excepción y son muchos los coches que con un cambio de logotipo pasan a ser su propia competencia. Y en la "pequeña" Subaru, ha sido y es una práctica común (se me viene a la cabeza, entre otros, el Opel Zafira con el logo de Subaru cuando la marca japonesa estaba bajo el paraguas de General Motors). Lo único que me chirría, es que Subaru es una marca muy especial, muy concreta; los afines a la marca saben lo que quieren y lo que tienen, y hay dos características técnicas que definen a los Subaru que creía irrenunciables: la tracción integral simétrica y el motor boxer. Pues ni lo uno ni lo otro aparecen en éste Trezia. Vale, es un utilitario y como tal, para la mayoría parece renunciable, cuando, además, como "buen Toyota", el Trezia es un polivalente enormemente funcional, práctico y agradable. 

Galería relacionada

Subaru Trezia 1.4D S

El Trezia es rival del Grand Modus de Renault y C3 Picasso de Citroën, entre otros. Recurre al formato monovolumen, por lo que prioriza el espacio interior a otras cuestiones. Lo dice el metro y nuestras sensaciones. Si los coches pequeños (mide 4 metros) te producen claustrofobia, este Trezia te aseguro que no. Es grande y muy luminoso, sensación que acrecienta el techo panorámico que trae de serie. Detrás es donde más le cunde. Ofrece muchísimo espacio para la piernas y para la cabeza; todo una talla NBA. El suelo plano también ayuda a ubicar un tercer pasajero, aunque la cota de anchura y formas del asiento sugieren dos mejor que tres ocupantes. No es deslizable el asiento posterior, una característica que se está empezando a perder en este tipo de coches (el Toyota Yaris Verso anterior sí lo llevaba), pero el maletero de 430 litros verificados también te sorprenderá por capaz.

Sus
suaves suspensiones te transmitirán mucho confort de bacheo y de rodadura. Hace mejor filtrar las irregularidades del asfalto que sujetar las inercias de la carrocería. Se encuentra mejor callejeando y circulando por buenos trazados de autopista, que forzando el ritmo fuera de su hábitat natural, donde retrasa tus órdenes de giro y marca pronto el subviraje.


El
motor 1.4 Diesel de 90 CV (recuerda, no es boxer, es en línea) es igualmente muy agradable, por empuje y acústica. Tiene una caja manual de 6 velocidades con desarrollos muy generosos, como se estila ahora, que favorecen las incursiones en carretera (por consumos y rumorosidad), pero por aquí viene lo que menos me ha gustado. Por debajo de 2.000 rpm vibra cuando lo quieres relanzar en 5ª y 6ª, lo que te lleva a reducir cuando por respuesta no parece necesario.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.