Publicidad

Primera prueba: SsangYong Tivoli, pieza clave

El SsangYong Tivoli es un atractivo SUV compacto que responde al perfil actualmente más demandado. Con él, la marca coreana se propone multiplicar sus ventas.
Eduardo Azpilicueta -
Primera prueba: SsangYong Tivoli, pieza clave

Con el Tivoli, SsangYong ha escenificado largamente la preparación de este SUV presentando de sucesivos ‘concepts’ de estética original y relativamente osada. El resultado final del Tivoli, dedicado a los mercados europeos, guarda buena parte de esa frescura y atractivo visuales; y, sin embargo, no renuncia a la practicidad y eficiencia de uso. Articulado sobre una nueva plataforma que dará lugar a otras variantes distintas para otros mercados, el Tivoli estrena también mecánica, con la introducción de una familia de motores 1.6 gasolina y Diesel que comparten exactamente sus cotas internas, con carrera larga de cigüeñal.

SsangYong TivoliEl Tivoli, con el que previsiblemente se multiplicará la presencia de SsangYong en los mercados europeos, en realidad no es tanto más pequeño que el actual SsangYong Korando, pero exhibe una actualidad que el otro modelo no sugiere. Definido como SUV segmento B, pero en realidad con un tamaño y amplitud que le acerca en capacidad de uso familiar a ciertos modelos del segmento C, la clave de este vehículo es dar ‘algo más’ que la mayoría de sus rivales por un precio igual o inferior: desde 14.900 euros para un 1.6 gasolina en terminación Line. Este algo más reza, no solo para un habitáculo tirando a amplio y con túnel de transmisión poco protuberante, sino especialmente para un maletero generoso y que llevará una bandeja intermedia, para igualar la superficie cuando se abaten los respaldos traseros. El interior también muestra un diseño agradable y un ajuste de nivel razonable.

A diferencia de algunos de los más demandados SUVs actuales de parecido tamaño, el Tivoli sí ofrece versiones de tracción integral. Se trata de la típica implantación para vehículos de motor delantero transversal, con reenvío de transmisión y embrague que reparte par al eje trasero en función de las necesidades de adherencia. Pero la inmensa mayoría de las ventas se esperan en formato 4X2, o sea, tracción delantera. En cualquier caso, las variantes 4X4, que entrañan un sobrepeso de unos 100 kg y un sobreprecio de 2.000 euros, no se introducirán hasta septiembre. Este tipo de transmisión, que dispondrá de bloqueo conectable 50/50 entre los dos ejes, entraña también la adopción de una suspensión trasera multibrazo, en vez de la de eje torsional que caracteriza a las versiones 4X2. Y en eso también se diferencia, para bien, de rivales como el Opel Mokka, que mantienen el eje torsional trasero en 4X4. La implantación multibrazo impide llevar rueda de repuesto, mientras que los 4X2 sí llevan rueda ‘de galleta’. En todo caso, el Tivoli no tiene pretensiones trialeras. Con una distancia mínima al suelo de 167 mm, no es propiamente un todo terreno, aunque el ángulo de salida de 28 grados no está tan mal.

Comportamiento

SsangYong TivoliEn asfalto, el comportamiento es totalmente predecible, aunque la suspensión con tarados más bien duros es bastante sensible al estado del pavimento, especialmente con las llantas de 18” y sus cubiertas de perfil muy bajo. La dirección de asistencia eléctrica, con algo menos de 3 vueltas de volante, resulta agradable.

La parte negativa de su lanzamiento diferido es que el motor Diesel también se hará esperar hasta septiembre; de hecho, no estaba disponible para ensayo en este primer contacto con el Tivoli. Y la demanda, una vez estabilizado el modelo y sus variantes, está claro que se decantará masivamente hacia el Diesel, que tendrá un sobrecoste de 1.500 euros respecto a una versión equivalente de gasolina. Mientras tanto, el Tivoli entra en nuestro mercado con el nuevo motor 1.6 atmosférico de gasolina y cambio manual de 6 relaciones. El cambio automático Aisin de 6 marchas con convertidor hidráulico, se reserva en España a la motorización Diesel. Con él, los consumos homologados aumentan notablemente. SsangYong adelanta que un Tivoli Diesel 4X2 automático consume oficialmente un promedio de 5,5 l/100 km en vez de los 4,3 del manual. En la variante 4X4, las diferencias son aún mayores: 5,9 l/100 km en vez de 4,5.

En cuanto al motor inicial 1.6 gasolina de 128 CV, que cuenta con distribución variable e inyección directa de gasolina, sufre un poco en comparación con la nueva generación de elásticos motores turbo de mayor eficiencia. Para un consumo de combustible no excesivo a velocidades estabilizadas, se han dispuesto unos desarrollos muy largos (más de 38 km/h por mil rpm en 6ª y 32,5 en 5ª) que ‘matan’ un poco las posibilidades de recuperaciones. De hecho, la velocidad máxima de 181 km/h (un rasgo casi académico en estos tiempos) se obtendría en 5ª todavía bien por debajo del régimen de potencia máxima. Se impone, por tanto, un decidido uso de la palanca de cambio. SsangYong, por otra parte, no anuncia la aceleración oficial 0-100 km/h.

Los Tivoli iniciales para España, con este motor 1.6, se ofrecen en tres versiones. La básica Line  no dispone de llantas de aleación ni sensores de luz/lluvia, mientras que la climatización es sencilla y el sistema audio básico. La versión Premium (ya con ayuda trasera al parking, llantas de aleación de 16” y tapicería mixta en sus asientos semi-envolventes) tiene un precio de 16.500 euros en gasolina, que será de 18.000 en Diesel. La terminación superior Limited cuesta 18.500 euros en gasolina y 20.000 en Diesel manual 4X2.  Respecto a la anterior, la Limited añade sensores de luz/lluvia, cámara trasera, climatización bi-zona, tapicería en piel, volante en piel mutifunción con achatamiento inferior, pantalla central de 7” con navegador, retrovisores plegables eléctricamente, airbag de rodilla para el conductor y llantas de 18” con cubiertas 215/45. En esta versión, la pintura es bi-tono, con techo más oscuro, lo que probablemente no será del agrado estético de todos los usuarios. Los Tivoli están cubiertos en nuestro mercado por una garantía de 5 años ó 100.000 km.

Ficha técnica

Motor

4 cil. en línea, delantero transversal

Cilindrada y cotas

1.597 cm3 - 76 X 88 mm

Distribución

Variable, 2 árboles de levas en cabeza

Alimentación

Inyección directa de gasolina

Compresión

10,5:1

Potencia máxima

128 CV a 6.000 rpm

Par máximo

16,3 mkg a 4.600 rpm

Transmisión

Tracción delantera. Cambio manual de 6 marchas

Embrague

Monodisco seco

Susp. delantera

McPherson con triángulo inferior

Susp. trasera

Eje torsional

Frenos delanteros

Discos ventilados de 298 mm

Frenos traseros

Discos de 284 mm

Dirección

Cremallera de asistencia eléctrica

Neumáticos

205/60 R16

 

 

Largoxanchoxalto

420 X 180 X 159 cm

Batalla y vías

260 y 156/156 cm

Peso oficial

1.270 kg

Depósito comb.

47 litros

Maletero

423 l

Velocidad máx.

181 km/h

Consumo urb. / extrurb. / mixto

8,6 / 5,5 / 6,6 l/100 km

CO2

154 g/km

 

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.