Publicidad

SsangYong Kyron

Con sólo un año y medio de permanencia en el mercado, la gama del SsangYong Kyron recibe una actualización estética que mejora y potencia su imagen y se enriquece con una nueva oferta mecánica Diesel 2.7 de cinco cilindros y 165 CV, heredada de los modelos Rodius y Rexton.
-
SsangYong Kyron
Ver vídeosVer vídeo

Galería relacionada

SsangYongKyronEX

Es cierto que lleva poco tiempo en el mercado español, aunque en su país de origen, Corea del Sur, el modelo se SsangYong contaba con un año más de antigüedad, lo que eleva su edad a 2,5 años, plazo razonable para efectuarle un lavado de cara como el que acaba de recibir. Gracias al restyling y a la incorporación de la versión 270 XDi de 165 CV, el nuevo Kyron se sitúa en mejor posición frente a los modelos de la competencia, pues, en realidad, no estamos hablando de un SUV, sino de un todo terreno en toda regla, dotado de chasis de largueros y travesaños y sistema de tracción total con reductora. Eso sí, su línea es menos convencional que la de la mayoría de los TT al uso y se encuentra más cercana a la de los llamados SUV. En la actualidad, la tendencia del segmento apunta a versiones más sofisticadas equipadas y con niveles de potencia en el entorno de los 140-150 CV. Con la llegada del Kyron 270 XDi de 165 CV de potencia, la marca coreana pretende llegar a un nuevo sector de clientes, mejorar la imagen de marca y mantener unos índices de fiabilidad elevados. En España, el segmento de los SUV se encuentra en buena forma y crece respecto al parque total de matriculaciones. El Kyron ha tenido buena aceptación, con más de 6.000 unidades vendidas en sólo un año y medio y con una única motorización Diesel de dos litros de capacidad. Ahora el Kyron ofrece una imagen renovada en la que destaca un frontal con nuevas ópticas –principales y antiniebla-, tomas de aire de mayores dimensiones en parrilla y parte inferior del paragolpes, un capó más plano, sin nervio central, faldones en color negro, etc. Dispone de nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y cinco brazos, molduras laterales pintadas en color de la carrocería y barras portaequipajes del techo en color negro. La parte trasera es la que más ha cambiado respecto a la anterior edición, ya que ha recibido grupos ópticos radicalmente diferentes a los anteriores, una luna de mayores dimensiones, molduras de nueva factura, paragolpes, antena, etc. El interior también ha recibido algunas modificaciones, aunque de menor calado. Lo más significativo es la inclusión de un nuevo tono beige para el interior, en lugar del gris anterior, aunque se mantiene el habitual negro. El cuadro de instrumentos tiene una iluminación de fondo en un tono anaranjado, en lugar del clásico verde, y se ha modernizado la consola central con un revestimiento interior negro.

En el caso del 270 XDi se ofrece exclusivamente en acabado Limited, aunque hay una versión específica, con cambio automático, que además de la caja de 5 velocidades con convertidor de par –de origen Mercedes- cuenta con tren trasero de suspensión independiente y dirección asistida de endurecimiento progresivo. El equipamiento de la nueva edición no varía respecto al incorporado anteriormente y se mantienen elementos como las llantas de aleación de 18 pulgadas, el climatizador automático, la alarma antirrobo, los airbag frontales y laterales de cortina, los sistemas de control de estabilidad y tracción, el ABS, la reductora, el sistema de control de descensos, etc. Las variantes en acabado Limited añaden los retrovisores exteriores de plegado eléctrico, el techo practicable eléctrico, la tapicería de cuero y los asientos calefactables. Como opciones únicamente se ofrecen la pintura metalizada y la caja de cambios automática, que en todas las versiones viene acompañada de sistema de control de velocidad de crucero.
Ver vídeosVer vídeo
Es cierto que lleva poco tiempo en el mercado español, aunque en su país de origen, Corea del Sur, el modelo se SsangYong contaba con un año más de antigüedad, lo que eleva su edad a 2,5 años, plazo razonable para efectuarle un lavado de cara como el que acaba de recibir. Gracias al restyling y a la incorporación de la versión 270 XDi de 165 CV, el nuevo Kyron se sitúa en mejor posición frente a los modelos de la competencia, pues, en realidad, no estamos hablando de un SUV, sino de un todo terreno en toda regla, dotado de chasis de largueros y travesaños y sistema de tracción total con reductora. Eso sí, su línea es menos convencional que la de la mayoría de los TT al uso y se encuentra más cercana a la de los llamados SUV. En la actualidad, la tendencia del segmento apunta a versiones más sofisticadas equipadas y con niveles de potencia en el entorno de los 140-150 CV. Con la llegada del Kyron 270 XDi de 165 CV de potencia, la marca coreana pretende llegar a un nuevo sector de clientes, mejorar la imagen de marca y mantener unos índices de fiabilidad elevados. En España, el segmento de los SUV se encuentra en buena forma y crece respecto al parque total de matriculaciones. El Kyron ha tenido buena aceptación, con más de 6.000 unidades vendidas en sólo un año y medio y con una única motorización Diesel de dos litros de capacidad. Ahora el Kyron ofrece una imagen renovada en la que destaca un frontal con nuevas ópticas –principales y antiniebla-, tomas de aire de mayores dimensiones en parrilla y parte inferior del paragolpes, un capó más plano, sin nervio central, faldones en color negro, etc. Dispone de nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y cinco brazos, molduras laterales pintadas en color de la carrocería y barras portaequipajes del techo en color negro. La parte trasera es la que más ha cambiado respecto a la anterior edición, ya que ha recibido grupos ópticos radicalmente diferentes a los anteriores, una luna de mayores dimensiones, molduras de nueva factura, paragolpes, antena, etc. El interior también ha recibido algunas modificaciones, aunque de menor calado. Lo más significativo es la inclusión de un nuevo tono beige para el interior, en lugar del gris anterior, aunque se mantiene el habitual negro. El cuadro de instrumentos tiene una iluminación de fondo en un tono anaranjado, en lugar del clásico verde, y se ha modernizado la consola central con un revestimiento interior negro.

En el caso del 270 XDi se ofrece exclusivamente en acabado Limited, aunque hay una versión específica, con cambio automático, que además de la caja de 5 velocidades con convertidor de par –de origen Mercedes- cuenta con tren trasero de suspensión independiente y dirección asistida de endurecimiento progresivo. El equipamiento de la nueva edición no varía respecto al incorporado anteriormente y se mantienen elementos como las llantas de aleación de 18 pulgadas, el climatizador automático, la alarma antirrobo, los airbag frontales y laterales de cortina, los sistemas de control de estabilidad y tracción, el ABS, la reductora, el sistema de control de descensos, etc. Las variantes en acabado Limited añaden los retrovisores exteriores de plegado eléctrico, el techo practicable eléctrico, la tapicería de cuero y los asientos calefactables. Como opciones únicamente se ofrecen la pintura metalizada y la caja de cambios automática, que en todas las versiones viene acompañada de sistema de control de velocidad de crucero.
Ver vídeosVer vídeo
Es cierto que lleva poco tiempo en el mercado español, aunque en su país de origen, Corea del Sur, el modelo se SsangYong contaba con un año más de antigüedad, lo que eleva su edad a 2,5 años, plazo razonable para efectuarle un lavado de cara como el que acaba de recibir. Gracias al restyling y a la incorporación de la versión 270 XDi de 165 CV, el nuevo Kyron se sitúa en mejor posición frente a los modelos de la competencia, pues, en realidad, no estamos hablando de un SUV, sino de un todo terreno en toda regla, dotado de chasis de largueros y travesaños y sistema de tracción total con reductora. Eso sí, su línea es menos convencional que la de la mayoría de los TT al uso y se encuentra más cercana a la de los llamados SUV. En la actualidad, la tendencia del segmento apunta a versiones más sofisticadas equipadas y con niveles de potencia en el entorno de los 140-150 CV. Con la llegada del Kyron 270 XDi de 165 CV de potencia, la marca coreana pretende llegar a un nuevo sector de clientes, mejorar la imagen de marca y mantener unos índices de fiabilidad elevados. En España, el segmento de los SUV se encuentra en buena forma y crece respecto al parque total de matriculaciones. El Kyron ha tenido buena aceptación, con más de 6.000 unidades vendidas en sólo un año y medio y con una única motorización Diesel de dos litros de capacidad. Ahora el Kyron ofrece una imagen renovada en la que destaca un frontal con nuevas ópticas –principales y antiniebla-, tomas de aire de mayores dimensiones en parrilla y parte inferior del paragolpes, un capó más plano, sin nervio central, faldones en color negro, etc. Dispone de nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y cinco brazos, molduras laterales pintadas en color de la carrocería y barras portaequipajes del techo en color negro. La parte trasera es la que más ha cambiado respecto a la anterior edición, ya que ha recibido grupos ópticos radicalmente diferentes a los anteriores, una luna de mayores dimensiones, molduras de nueva factura, paragolpes, antena, etc. El interior también ha recibido algunas modificaciones, aunque de menor calado. Lo más significativo es la inclusión de un nuevo tono beige para el interior, en lugar del gris anterior, aunque se mantiene el habitual negro. El cuadro de instrumentos tiene una iluminación de fondo en un tono anaranjado, en lugar del clásico verde, y se ha modernizado la consola central con un revestimiento interior negro.

En el caso del 270 XDi se ofrece exclusivamente en acabado Limited, aunque hay una versión específica, con cambio automático, que además de la caja de 5 velocidades con convertidor de par –de origen Mercedes- cuenta con tren trasero de suspensión independiente y dirección asistida de endurecimiento progresivo. El equipamiento de la nueva edición no varía respecto al incorporado anteriormente y se mantienen elementos como las llantas de aleación de 18 pulgadas, el climatizador automático, la alarma antirrobo, los airbag frontales y laterales de cortina, los sistemas de control de estabilidad y tracción, el ABS, la reductora, el sistema de control de descensos, etc. Las variantes en acabado Limited añaden los retrovisores exteriores de plegado eléctrico, el techo practicable eléctrico, la tapicería de cuero y los asientos calefactables. Como opciones únicamente se ofrecen la pintura metalizada y la caja de cambios automática, que en todas las versiones viene acompañada de sistema de control de velocidad de crucero.
Ver vídeosVer vídeo
Es cierto que lleva poco tiempo en el mercado español, aunque en su país de origen, Corea del Sur, el modelo se SsangYong contaba con un año más de antigüedad, lo que eleva su edad a 2,5 años, plazo razonable para efectuarle un lavado de cara como el que acaba de recibir. Gracias al restyling y a la incorporación de la versión 270 XDi de 165 CV, el nuevo Kyron se sitúa en mejor posición frente a los modelos de la competencia, pues, en realidad, no estamos hablando de un SUV, sino de un todo terreno en toda regla, dotado de chasis de largueros y travesaños y sistema de tracción total con reductora. Eso sí, su línea es menos convencional que la de la mayoría de los TT al uso y se encuentra más cercana a la de los llamados SUV. En la actualidad, la tendencia del segmento apunta a versiones más sofisticadas equipadas y con niveles de potencia en el entorno de los 140-150 CV. Con la llegada del Kyron 270 XDi de 165 CV de potencia, la marca coreana pretende llegar a un nuevo sector de clientes, mejorar la imagen de marca y mantener unos índices de fiabilidad elevados. En España, el segmento de los SUV se encuentra en buena forma y crece respecto al parque total de matriculaciones. El Kyron ha tenido buena aceptación, con más de 6.000 unidades vendidas en sólo un año y medio y con una única motorización Diesel de dos litros de capacidad. Ahora el Kyron ofrece una imagen renovada en la que destaca un frontal con nuevas ópticas –principales y antiniebla-, tomas de aire de mayores dimensiones en parrilla y parte inferior del paragolpes, un capó más plano, sin nervio central, faldones en color negro, etc. Dispone de nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y cinco brazos, molduras laterales pintadas en color de la carrocería y barras portaequipajes del techo en color negro. La parte trasera es la que más ha cambiado respecto a la anterior edición, ya que ha recibido grupos ópticos radicalmente diferentes a los anteriores, una luna de mayores dimensiones, molduras de nueva factura, paragolpes, antena, etc. El interior también ha recibido algunas modificaciones, aunque de menor calado. Lo más significativo es la inclusión de un nuevo tono beige para el interior, en lugar del gris anterior, aunque se mantiene el habitual negro. El cuadro de instrumentos tiene una iluminación de fondo en un tono anaranjado, en lugar del clásico verde, y se ha modernizado la consola central con un revestimiento interior negro.

En el caso del 270 XDi se ofrece exclusivamente en acabado Limited, aunque hay una versión específica, con cambio automático, que además de la caja de 5 velocidades con convertidor de par –de origen Mercedes- cuenta con tren trasero de suspensión independiente y dirección asistida de endurecimiento progresivo. El equipamiento de la nueva edición no varía respecto al incorporado anteriormente y se mantienen elementos como las llantas de aleación de 18 pulgadas, el climatizador automático, la alarma antirrobo, los airbag frontales y laterales de cortina, los sistemas de control de estabilidad y tracción, el ABS, la reductora, el sistema de control de descensos, etc. Las variantes en acabado Limited añaden los retrovisores exteriores de plegado eléctrico, el techo practicable eléctrico, la tapicería de cuero y los asientos calefactables. Como opciones únicamente se ofrecen la pintura metalizada y la caja de cambios automática, que en todas las versiones viene acompañada de sistema de control de velocidad de crucero.
Ver vídeosVer vídeo
Es cierto que lleva poco tiempo en el mercado español, aunque en su país de origen, Corea del Sur, el modelo se SsangYong contaba con un año más de antigüedad, lo que eleva su edad a 2,5 años, plazo razonable para efectuarle un lavado de cara como el que acaba de recibir. Gracias al restyling y a la incorporación de la versión 270 XDi de 165 CV, el nuevo Kyron se sitúa en mejor posición frente a los modelos de la competencia, pues, en realidad, no estamos hablando de un SUV, sino de un todo terreno en toda regla, dotado de chasis de largueros y travesaños y sistema de tracción total con reductora. Eso sí, su línea es menos convencional que la de la mayoría de los TT al uso y se encuentra más cercana a la de los llamados SUV. En la actualidad, la tendencia del segmento apunta a versiones más sofisticadas equipadas y con niveles de potencia en el entorno de los 140-150 CV. Con la llegada del Kyron 270 XDi de 165 CV de potencia, la marca coreana pretende llegar a un nuevo sector de clientes, mejorar la imagen de marca y mantener unos índices de fiabilidad elevados. En España, el segmento de los SUV se encuentra en buena forma y crece respecto al parque total de matriculaciones. El Kyron ha tenido buena aceptación, con más de 6.000 unidades vendidas en sólo un año y medio y con una única motorización Diesel de dos litros de capacidad. Ahora el Kyron ofrece una imagen renovada en la que destaca un frontal con nuevas ópticas –principales y antiniebla-, tomas de aire de mayores dimensiones en parrilla y parte inferior del paragolpes, un capó más plano, sin nervio central, faldones en color negro, etc. Dispone de nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y cinco brazos, molduras laterales pintadas en color de la carrocería y barras portaequipajes del techo en color negro. La parte trasera es la que más ha cambiado respecto a la anterior edición, ya que ha recibido grupos ópticos radicalmente diferentes a los anteriores, una luna de mayores dimensiones, molduras de nueva factura, paragolpes, antena, etc. El interior también ha recibido algunas modificaciones, aunque de menor calado. Lo más significativo es la inclusión de un nuevo tono beige para el interior, en lugar del gris anterior, aunque se mantiene el habitual negro. El cuadro de instrumentos tiene una iluminación de fondo en un tono anaranjado, en lugar del clásico verde, y se ha modernizado la consola central con un revestimiento interior negro.

En el caso del 270 XDi se ofrece exclusivamente en acabado Limited, aunque hay una versión específica, con cambio automático, que además de la caja de 5 velocidades con convertidor de par –de origen Mercedes- cuenta con tren trasero de suspensión independiente y dirección asistida de endurecimiento progresivo. El equipamiento de la nueva edición no varía respecto al incorporado anteriormente y se mantienen elementos como las llantas de aleación de 18 pulgadas, el climatizador automático, la alarma antirrobo, los airbag frontales y laterales de cortina, los sistemas de control de estabilidad y tracción, el ABS, la reductora, el sistema de control de descensos, etc. Las variantes en acabado Limited añaden los retrovisores exteriores de plegado eléctrico, el techo practicable eléctrico, la tapicería de cuero y los asientos calefactables. Como opciones únicamente se ofrecen la pintura metalizada y la caja de cambios automática, que en todas las versiones viene acompañada de sistema de control de velocidad de crucero.
Ver vídeosVer vídeo
Es cierto que lleva poco tiempo en el mercado español, aunque en su país de origen, Corea del Sur, el modelo se SsangYong contaba con un año más de antigüedad, lo que eleva su edad a 2,5 años, plazo razonable para efectuarle un lavado de cara como el que acaba de recibir. Gracias al restyling y a la incorporación de la versión 270 XDi de 165 CV, el nuevo Kyron se sitúa en mejor posición frente a los modelos de la competencia, pues, en realidad, no estamos hablando de un SUV, sino de un todo terreno en toda regla, dotado de chasis de largueros y travesaños y sistema de tracción total con reductora. Eso sí, su línea es menos convencional que la de la mayoría de los TT al uso y se encuentra más cercana a la de los llamados SUV. En la actualidad, la tendencia del segmento apunta a versiones más sofisticadas equipadas y con niveles de potencia en el entorno de los 140-150 CV. Con la llegada del Kyron 270 XDi de 165 CV de potencia, la marca coreana pretende llegar a un nuevo sector de clientes, mejorar la imagen de marca y mantener unos índices de fiabilidad elevados. En España, el segmento de los SUV se encuentra en buena forma y crece respecto al parque total de matriculaciones. El Kyron ha tenido buena aceptación, con más de 6.000 unidades vendidas en sólo un año y medio y con una única motorización Diesel de dos litros de capacidad. Ahora el Kyron ofrece una imagen renovada en la que destaca un frontal con nuevas ópticas –principales y antiniebla-, tomas de aire de mayores dimensiones en parrilla y parte inferior del paragolpes, un capó más plano, sin nervio central, faldones en color negro, etc. Dispone de nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y cinco brazos, molduras laterales pintadas en color de la carrocería y barras portaequipajes del techo en color negro. La parte trasera es la que más ha cambiado respecto a la anterior edición, ya que ha recibido grupos ópticos radicalmente diferentes a los anteriores, una luna de mayores dimensiones, molduras de nueva factura, paragolpes, antena, etc. El interior también ha recibido algunas modificaciones, aunque de menor calado. Lo más significativo es la inclusión de un nuevo tono beige para el interior, en lugar del gris anterior, aunque se mantiene el habitual negro. El cuadro de instrumentos tiene una iluminación de fondo en un tono anaranjado, en lugar del clásico verde, y se ha modernizado la consola central con un revestimiento interior negro.

En el caso del 270 XDi se ofrece exclusivamente en acabado Limited, aunque hay una versión específica, con cambio automático, que además de la caja de 5 velocidades con convertidor de par –de origen Mercedes- cuenta con tren trasero de suspensión independiente y dirección asistida de endurecimiento progresivo. El equipamiento de la nueva edición no varía respecto al incorporado anteriormente y se mantienen elementos como las llantas de aleación de 18 pulgadas, el climatizador automático, la alarma antirrobo, los airbag frontales y laterales de cortina, los sistemas de control de estabilidad y tracción, el ABS, la reductora, el sistema de control de descensos, etc. Las variantes en acabado Limited añaden los retrovisores exteriores de plegado eléctrico, el techo practicable eléctrico, la tapicería de cuero y los asientos calefactables. Como opciones únicamente se ofrecen la pintura metalizada y la caja de cambios automática, que en todas las versiones viene acompañada de sistema de control de velocidad de crucero.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.