Publicidad

Nuevo Skoda Superb: con todo lujo de detalles

El tópico de que los Skoda son coches utilitarios y sin grandes aspiraciones se desmorona con cada nuevo modelo. En el caso del nuevo Superb hay que decir, además, que lo tiene todo para ser un duro competidor de los Ford Mondeo, Renault Laguna o Volkswagen Passat. Pero con algo que estos no tienen: su sistema Twindoor de acceso al maletero.
-
Nuevo Skoda Superb: con todo lujo de detalles
Si el anterior Superb se encontraba por dimensiones a caballo entre un VW Passat y un Audi A6, el nuevo va dirigido al corazón del segmento de las berlinas medias. Las nuevas generaciones de éstas han crecido, mientras que el Superb ha recortado algo su distancia entre ejes (2.761 mm) y ha aumentado su longitud (4.838 mm), de manera que se queda prácticamente al nivel del nuevo Mondeo, con el que se espera una competencia dura, siempre que el precio que exhiba cuando se comercialice este verano sea competitivo.

Galería relacionada

Nuevo Skoda Superb

El principal activo del nuevo modelo checo es su habitabilidad, que ofrece cifras de auténtico récord en sentido longitudinal, mejores incluso que el anterior a pesar de su batalla reducida. Otro tanto puede decirse de su maletero, que ofrece 565 dm3 de capacidad, cifra que llega a 1.670 dm3 al abatir el asiento posterior. Además de rueda de repuesto de tamaño normal, el maletero del Skoda ofrece algo inédito hasta ahora: un sistema de acceso doble, denominado Twindoor. Aparentemente es un sedán convencional de 4 puertas. Pero en realidad tiene 5. Lo que ocurre es que el portón posterior puede abrirse totalmente para poder cargar bultos de gran volumen o sólo en su parte inferior, que será como se utilice normalmente. Con esta solución Skoda no sólo llamará la atención en algunos mercados, sino que en otros de climas extremos será especialmente aplaudida. Imagínense un invierno en Rusia, con una familia dentro del coche y el padre llenando el maletero con la compra… De esta manera no se quedarán helados, pero dispondrán de una accesibilidad inmejorable cuando lo necesiten. Esta es una de las razones por la que los rusos compran preferentemente coches de carrocería berlina o sedan. Tampoco los “pick-up” gustan allí, pues prefieren que no se moje la carga.

El caso es que una vez más, Skoda vuelve a dar muestra de originalidad e ingenio. A veces son detalles simpáticos, como la incorporación de un paraguas plegable en una de las puertas, pero otras demuestran que saben aprovechar muy bien los recursos que le ofrece el Grupo Volkswagen. En la realización del Superb no se han limitado a replicar el Passat, sino que a base de módulos ya existentes han hecho un coche a la medida de sus clientes. Mecánicamente, los trenes rodantes sí son los mismos del Passat, pero la carrocería del Superb es de desarrollo propio. En este sentido, el diseño ha evolucionado hacia un aspecto más aparente y menos intrascendente que el del anterior Superb, demasiado cercano al Octavia. En cuanto a los motores, transversales, las opciones disponibles son seis, tres Diesel y tres gasolina, que se combinan con cambios manuales de 5 y 6 velocidades o DSG de 6 y 7 velocidades e incluso tracción delantera o 4x4 Haldex. No renuncia a nada. Los Diesel son los TDI 1.9 y 2.0 con bomba inyector de 105 y 140 CV, así como el 2.0 con “common rail” de 170 CV. En gasolina están los TSI 1.4 y 1.8 de 125 y 160 CV. En lo alto de la gama se encuentra el gasolina V6 FSI de 260 CV. Entre lo mejor del nuevo modelo está su amplio equipamiento, que puede llegar a ofrecer: sistema de navegación con disco duro de 30 GB y pantalla táctil; airbag de rodillas para el conductor y airbags laterales para los ocupantes de atrás; faros AFS adaptativos bi-Xenón, que son primicia en el Grupo VW; tapicería mixta de cuero y Alcantara; monitor de presión de neumáticos; sistema de ayuda al arranque en pendiente; y MP3 entre otros elementos. Sin duda una excelente tarjeta de presentación, que le hará ser tenido en cuenta por más de un futuro comprador de berlinas medias. Si el anterior Superb se encontraba por dimensiones a caballo entre un VW Passat y un Audi A6, el nuevo va dirigido al corazón del segmento de las berlinas medias. Las nuevas generaciones de éstas han crecido, mientras que el Superb ha recortado algo su distancia entre ejes (2.761 mm) y ha aumentado su longitud (4.838 mm), de manera que se queda prácticamente al nivel del nuevo Mondeo, con el que se espera una competencia dura, siempre que el precio que exhiba cuando se comercialice este verano sea competitivo. El principal activo del nuevo modelo checo es su habitabilidad, que ofrece cifras de auténtico récord en sentido longitudinal, mejores incluso que el anterior a pesar de su batalla reducida. Otro tanto puede decirse de su maletero, que ofrece 565 dm3 de capacidad, cifra que llega a 1.670 dm3 al abatir el asiento posterior. Además de rueda de repuesto de tamaño normal, el maletero del Skoda ofrece algo inédito hasta ahora: un sistema de acceso doble, denominado Twindoor. Aparentemente es un sedán convencional de 4 puertas. Pero en realidad tiene 5. Lo que ocurre es que el portón posterior puede abrirse totalmente para poder cargar bultos de gran volumen o sólo en su parte inferior, que será como se utilice normalmente. Con esta solución Skoda no sólo llamará la atención en algunos mercados, sino que en otros de climas extremos será especialmente aplaudida. Imagínense un invierno en Rusia, con una familia dentro del coche y el padre llenando el maletero con la compra… De esta manera no se quedarán helados, pero dispondrán de una accesibilidad inmejorable cuando lo necesiten. Esta es una de las razones por la que los rusos compran preferentemente coches de carrocería berlina o sedan. Tampoco los “pick-up” gustan allí, pues prefieren que no se moje la carga.

El caso es que una vez más, Skoda vuelve a dar muestra de originalidad e ingenio. A veces son detalles simpáticos, como la incorporación de un paraguas plegable en una de las puertas, pero otras demuestran que saben aprovechar muy bien los recursos que le ofrece el Grupo Volkswagen. En la realización del Superb no se han limitado a replicar el Passat, sino que a base de módulos ya existentes han hecho un coche a la medida de sus clientes. Mecánicamente, los trenes rodantes sí son los mismos del Passat, pero la carrocería del Superb es de desarrollo propio. En este sentido, el diseño ha evolucionado hacia un aspecto más aparente y menos intrascendente que el del anterior Superb, demasiado cercano al Octavia. En cuanto a los motores, transversales, las opciones disponibles son seis, tres Diesel y tres gasolina, que se combinan con cambios manuales de 5 y 6 velocidades o DSG de 6 y 7 velocidades e incluso tracción delantera o 4x4 Haldex. No renuncia a nada. Los Diesel son los TDI 1.9 y 2.0 con bomba inyector de 105 y 140 CV, así como el 2.0 con “common rail” de 170 CV. En gasolina están los TSI 1.4 y 1.8 de 125 y 160 CV. En lo alto de la gama se encuentra el gasolina V6 FSI de 260 CV. Entre lo mejor del nuevo modelo está su amplio equipamiento, que puede llegar a ofrecer: sistema de navegación con disco duro de 30 GB y pantalla táctil; airbag de rodillas para el conductor y airbags laterales para los ocupantes de atrás; faros AFS adaptativos bi-Xenón, que son primicia en el Grupo VW; tapicería mixta de cuero y Alcantara; monitor de presión de neumáticos; sistema de ayuda al arranque en pendiente; y MP3 entre otros elementos. Sin duda una excelente tarjeta de presentación, que le hará ser tenido en cuenta por más de un futuro comprador de berlinas medias. Si el anterior Superb se encontraba por dimensiones a caballo entre un VW Passat y un Audi A6, el nuevo va dirigido al corazón del segmento de las berlinas medias. Las nuevas generaciones de éstas han crecido, mientras que el Superb ha recortado algo su distancia entre ejes (2.761 mm) y ha aumentado su longitud (4.838 mm), de manera que se queda prácticamente al nivel del nuevo Mondeo, con el que se espera una competencia dura, siempre que el precio que exhiba cuando se comercialice este verano sea competitivo. El principal activo del nuevo modelo checo es su habitabilidad, que ofrece cifras de auténtico récord en sentido longitudinal, mejores incluso que el anterior a pesar de su batalla reducida. Otro tanto puede decirse de su maletero, que ofrece 565 dm3 de capacidad, cifra que llega a 1.670 dm3 al abatir el asiento posterior. Además de rueda de repuesto de tamaño normal, el maletero del Skoda ofrece algo inédito hasta ahora: un sistema de acceso doble, denominado Twindoor. Aparentemente es un sedán convencional de 4 puertas. Pero en realidad tiene 5. Lo que ocurre es que el portón posterior puede abrirse totalmente para poder cargar bultos de gran volumen o sólo en su parte inferior, que será como se utilice normalmente. Con esta solución Skoda no sólo llamará la atención en algunos mercados, sino que en otros de climas extremos será especialmente aplaudida. Imagínense un invierno en Rusia, con una familia dentro del coche y el padre llenando el maletero con la compra… De esta manera no se quedarán helados, pero dispondrán de una accesibilidad inmejorable cuando lo necesiten. Esta es una de las razones por la que los rusos compran preferentemente coches de carrocería berlina o sedan. Tampoco los “pick-up” gustan allí, pues prefieren que no se moje la carga.

El caso es que una vez más, Skoda vuelve a dar muestra de originalidad e ingenio. A veces son detalles simpáticos, como la incorporación de un paraguas plegable en una de las puertas, pero otras demuestran que saben aprovechar muy bien los recursos que le ofrece el Grupo Volkswagen. En la realización del Superb no se han limitado a replicar el Passat, sino que a base de módulos ya existentes han hecho un coche a la medida de sus clientes. Mecánicamente, los trenes rodantes sí son los mismos del Passat, pero la carrocería del Superb es de desarrollo propio. En este sentido, el diseño ha evolucionado hacia un aspecto más aparente y menos intrascendente que el del anterior Superb, demasiado cercano al Octavia. En cuanto a los motores, transversales, las opciones disponibles son seis, tres Diesel y tres gasolina, que se combinan con cambios manuales de 5 y 6 velocidades o DSG de 6 y 7 velocidades e incluso tracción delantera o 4x4 Haldex. No renuncia a nada. Los Diesel son los TDI 1.9 y 2.0 con bomba inyector de 105 y 140 CV, así como el 2.0 con “common rail” de 170 CV. En gasolina están los TSI 1.4 y 1.8 de 125 y 160 CV. En lo alto de la gama se encuentra el gasolina V6 FSI de 260 CV. Entre lo mejor del nuevo modelo está su amplio equipamiento, que puede llegar a ofrecer: sistema de navegación con disco duro de 30 GB y pantalla táctil; airbag de rodillas para el conductor y airbags laterales para los ocupantes de atrás; faros AFS adaptativos bi-Xenón, que son primicia en el Grupo VW; tapicería mixta de cuero y Alcantara; monitor de presión de neumáticos; sistema de ayuda al arranque en pendiente; y MP3 entre otros elementos. Sin duda una excelente tarjeta de presentación, que le hará ser tenido en cuenta por más de un futuro comprador de berlinas medias. Si el anterior Superb se encontraba por dimensiones a caballo entre un VW Passat y un Audi A6, el nuevo va dirigido al corazón del segmento de las berlinas medias. Las nuevas generaciones de éstas han crecido, mientras que el Superb ha recortado algo su distancia entre ejes (2.761 mm) y ha aumentado su longitud (4.838 mm), de manera que se queda prácticamente al nivel del nuevo Mondeo, con el que se espera una competencia dura, siempre que el precio que exhiba cuando se comercialice este verano sea competitivo. El principal activo del nuevo modelo checo es su habitabilidad, que ofrece cifras de auténtico récord en sentido longitudinal, mejores incluso que el anterior a pesar de su batalla reducida. Otro tanto puede decirse de su maletero, que ofrece 565 dm3 de capacidad, cifra que llega a 1.670 dm3 al abatir el asiento posterior. Además de rueda de repuesto de tamaño normal, el maletero del Skoda ofrece algo inédito hasta ahora: un sistema de acceso doble, denominado Twindoor. Aparentemente es un sedán convencional de 4 puertas. Pero en realidad tiene 5. Lo que ocurre es que el portón posterior puede abrirse totalmente para poder cargar bultos de gran volumen o sólo en su parte inferior, que será como se utilice normalmente. Con esta solución Skoda no sólo llamará la atención en algunos mercados, sino que en otros de climas extremos será especialmente aplaudida. Imagínense un invierno en Rusia, con una familia dentro del coche y el padre llenando el maletero con la compra… De esta manera no se quedarán helados, pero dispondrán de una accesibilidad inmejorable cuando lo necesiten. Esta es una de las razones por la que los rusos compran preferentemente coches de carrocería berlina o sedan. Tampoco los “pick-up” gustan allí, pues prefieren que no se moje la carga.

El caso es que una vez más, Skoda vuelve a dar muestra de originalidad e ingenio. A veces son detalles simpáticos, como la incorporación de un paraguas plegable en una de las puertas, pero otras demuestran que saben aprovechar muy bien los recursos que le ofrece el Grupo Volkswagen. En la realización del Superb no se han limitado a replicar el Passat, sino que a base de módulos ya existentes han hecho un coche a la medida de sus clientes. Mecánicamente, los trenes rodantes sí son los mismos del Passat, pero la carrocería del Superb es de desarrollo propio. En este sentido, el diseño ha evolucionado hacia un aspecto más aparente y menos intrascendente que el del anterior Superb, demasiado cercano al Octavia. En cuanto a los motores, transversales, las opciones disponibles son seis, tres Diesel y tres gasolina, que se combinan con cambios manuales de 5 y 6 velocidades o DSG de 6 y 7 velocidades e incluso tracción delantera o 4x4 Haldex. No renuncia a nada. Los Diesel son los TDI 1.9 y 2.0 con bomba inyector de 105 y 140 CV, así como el 2.0 con “common rail” de 170 CV. En gasolina están los TSI 1.4 y 1.8 de 125 y 160 CV. En lo alto de la gama se encuentra el gasolina V6 FSI de 260 CV. Entre lo mejor del nuevo modelo está su amplio equipamiento, que puede llegar a ofrecer: sistema de navegación con disco duro de 30 GB y pantalla táctil; airbag de rodillas para el conductor y airbags laterales para los ocupantes de atrás; faros AFS adaptativos bi-Xenón, que son primicia en el Grupo VW; tapicería mixta de cuero y Alcantara; monitor de presión de neumáticos; sistema de ayuda al arranque en pendiente; y MP3 entre otros elementos. Sin duda una excelente tarjeta de presentación, que le hará ser tenido en cuenta por más de un futuro comprador de berlinas medias.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.