Publicidad

Contacto: Skoda Spaceback, muy competitivo

Por fin tiene Skoda su compacto convencional. El Spaceback, como se denomina en nuestro mercado, se inscribe entre los 5 puertas del segmento C, con sus 4,30 m de largo y su lograda carrocería con portón trasero. Motores razonables y eficientes, equipamiento bien escalonado y unos precios competitivos garantizan su buena aceptación.
Eduardo Azpilicueta -
Contacto: Skoda Spaceback, muy competitivo

El proceso ha sido peculiar, pues lo habitual en las marcas generalistas de gran volumen es lanzar un compacto 5 puertas –la variante más demandada- y luego otros derivados. Pero en los movimientos de Skoda hay que tener en cuenta su estrategia de ‘desmarcar’ una parte de sus productos de la clasificación convencional en segmentos. El ejemplo más vivo es quizás el Octavia, uno de los modelos que suscita más interés e intercambio informativo en Europa, y con razón. Sobre una plataforma y mecánicas en las que otros productos del grupo VW conforman típicos compactos y derivados, Skoda ha desarrollado un ‘pedazo de coche’ amplio y atractivo que invade el segmento inmediatamente superior con precios muy comedidos.

 

Skoda SpacebackEl Spaceback, al que en España se le ha eliminado el apelativo Rapid por razones de claridad de posicionamiento y simplificación comercial, se deriva obviamente del Rapid lanzado aquí a primeros de año. Si bien su plataforma de batalla larga (2,6 m) y su parte delantera son clónicas del Rapid, su línea de techo, puertas traseras y zaga son específicas, y el efecto ‘tres volúmenes’ desaparece por completo, ya que es 18 cm más corto.

 

Su aprovechable y accesible maletero –con bandeja intermedia móvil para modular/separar niveles- ofrece 415 litros homologados en vez de 550. Cuando se abaten los respaldos por sectores 1/3-2/3, no encontramos una plataforma de carga totalmente lisa, sino un poco escalonada; su volumen de carga oficial puede ampliarse así hasta los 1.380 litros. Para completar la sensación de amplitud de habitáculo, el Spaceback gana unos 5 cm de altura útil en las plazas traseras, haciéndolas hábiles para tallas altas. La línea, en todo caso, parece más dinámica y atractiva que la del Rapid, y, seguramente, atraerá más a una clientela joven y de familias que empiezan.

 

Cambios estéticos

Skoda ha aprovechado esta introducción para realizar diversos retoques en esta línea de productos, que también serán inmediatamente incorporados al Rapid. En el interior, destacan el volante de tres radios -con mandos incorporados según versiones-, nuevos revestimientos del tablero y la bandeja porta-chalecos bajo el asiento del conductor. Aunque no sea visible, la dirección también ha cambiado, siendo ahora con asistencia electromecánica tipo C-EPS en vez de electrohidráulica. Su mayor virtud es que no tiene el tacto fofo de las antiguas ‘direcciones eléctricas’ de otros fabricantes. Ha habido retoques conducentes a un mayor confort en la suspensión (la trasera, siempre de eje torsional con ruedas tiradas), tanto en amortiguación como en la flexibilidad del eje posterior, en principio menos solicitado por cargas que en el Rapid. También es novedad (no disponible hasta ahora en el Rapid), la versión 90 CV del motor 1.6 TDI.

 

Skoda SpacebackEl amplio habitáculo del Spaceback es práctico y con ajuste muy correcto, por más que abunden los durables plásticos duros. Su insonorización no es de las más brillantes del segmento, pero el coche no resulta ruidoso mecánicamente. Al volante, la percepción de comportamiento es agradable y segura, aunque no especialmente dinámica. A diferencia de otros mercados, que ofrecen ruedas de 14” para las versiones básicas, en España la dotación mínima de neumáticos es de 185/60-15; igualmente los frenos de tambor quedan relegados a las dos motorizaciones menos potentes. También equipa de serie el control de estabilidad ESC con todos sus complementos.

 

 

Equipamiento 

Además del ESC y seis airbag, los Spaceback para España llevan de serie faros antiniebla, luces diurnas, aire acondicionado, volante de doble ajuste, reglaje de altura del asiento del conductor, radio con MP3, blocapuertas y alzacristales eléctricos delanteros desde la terminación básica Active. Para dicha versión, un pack de llantas de aleación de 15” y alzacristales eléctricos traseros cuesta 250€. La versión Ambition añade radio con mandos en el volante (de cuero), control de crucero, reposabrazos central delantero, alzacristales eléctricos traseros, retrovisores en el color de la carrocería, cristales tintados y receptáculo para gafas. MP3. Los Elegance llevan las llantas de aleación de 16” (215/45-16) de serie, si bien un pack de 220€ incluye llantas de 17”, ayuda al parking trasero, control de presión de neumáticos y reposabrazos trasero. Además, la versión Elegance lleva de serie climatización Climatronic con guantera refrigerada  y bluetooth con control de teléfono en el volante.

 

La posibilidad de personalización ha sido otra de las preocupaciones en la configuración del Spaceback, y no sólo con diversos colores vivos o las opciones convencionales de llantas grandes, navegación o faros de Xenon. Si bien en la soleada España no parece el detalle más conveniente, Skoda anuncia orgullosa el techo panorámico opcional (765€), que puede combinarse con un spoiler trasero, retrovisores negros, y luneta oscurecida y prolongada hacia abajo.

 

En la oferta de motores de gasolina, es un acierto prescindir del flojo 1.2 tricilíndrico de 75 CV y pasar al 1.2 TSI  cuatro cilindros turboalimentado de 85 CV como opción de entrada, ya con un cierto brío y abundante par. El 1.2 TSI de 105 CV lleva ya cambio de 6 marchas en vez de 5. Y el 1.4 TSI de 122 CV se combina exclusivamente con el agradable cambio automático DSG de 7 relaciones. En el campo Diesel, el 1.6 TDI de 90 CV puede llevar cambio manual 5 marchas o DSG7 (+1.650€), mientras que el 1.6 TDI de 105 CV es sólo manual. El equipo Green Tec reductor del consumo (sistema Start/stop, recuperador de energía en frenadas y neumáticos de baja resistencia) está disponible de serie en el 1.2 TSI 105 (que así baja de los 120 g/km de emisiones de CO2 y evita el impuesto de matriculación) y opcionalmente en el 1.6 TDI de 105 CV, bajando el consumo medio homologado de 5,4 a 5,0 y de 4,4 a 3,9 litros/100 km respectivamente. Las prestaciones no son de alto nivel con este razonable panorama mecánico, si bien una aceleración 0-100 de 9,4 segundos en el 1.4 TSI no está nada mal. En todo caso, la practicidad y economía están aseguradas.

 

Precio

Precio con oferta

SPACEBACK 1.2 TSI 85CV ACTIVE

16.940 €

12.840 €

SPACEBACK  1.2 TSI 105CV ACTIVE Green TEC

17.640 €

14.140 €

SPACEBACK  1.4 TSI DSG 122CV ACTIVE

20.090 €

16.451 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 90CV ACTIVE

18.280 €

13.990 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 90CV ACTIVE DSG

19.930 €

15.640 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 105CV ACTIVE Green TEC

19.290 €

15.000 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 105CV ACTIVE

18.980 €

14.690 €

SPACEBACK  1.2 TSI 85CV AMBITION

18.020 €

14.520 €

SPACEBACK  1.2 TSI 105CV AMBITION Green TEC

18.720 €

15.220 €

SPACEBACK  1.4 TSI DSG 122CV AMBITION

21.170 €

17.531 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 90CV AMBITION

19.360 €

15.070 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 90CV AMBITION DSG

21.010 €

16.720 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 105CV AMBITION Green TEC

20.370 €

16.080 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 105CV AMBITION

20.060 €

15.770 €

SPACEBACK  1.2 TSI 85CV ELEGANCE

19.270 €

15.770 €

SPACEBACK  1.2 TSI 105CV ELEGANCE Green TEC

19.970 €

16.470 €

SPACEBACK  1.4 TSI DSG 122CV ELEGANCE

22.420 €

18.781 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 90CV ELEGANCE

20.610 €

16.320 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 90CV ELEGANCE DSG

22.260 €

17.970 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 105CV ELEGANCE Green TEC

21.570 €

17.280 €

SPACEBACK  1.6 TDI CR 105CV ELEGANCE

21.310 €

17.020 €

Galería relacionada

Skoda Spaceback, el contacto

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.