Publicidad

Probamos el Skoda Octavia Scout 2017, una práctica alternativa a los SUV

El Skoda Octavia Scout, el todocamino del superventas checo, recibe todas las actualizaciones ligadas a la actualización de la gama 2017 del Octavia. Ya lo hemos probado.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Probamos el Skoda Octavia Scout 2017, una práctica alternativa a los SUV

Desde 2007, ya con la segunda generación del Skoda Octavia en plena madurez, este modelo de la marca checa cuenta con una versión Scout. Con este apellido Skoda denomina a las variantes que, tomando como punto de partida la carrocería familiar, cuentan con ciertas aptitudes para moverse fuera del asfalto con ciertas garantías o mejor que otras sobre él cuando está deslizante. Entre sus aportaciones técnicas en ese sentido están la tracción total universal en todos los Scout, una mayor altura respecto al suelo que otros Octavia (tiene 17 cm) por lo que aportan unos muelles más largos y unos neumáticos con mayor perfil: utiliza unos 225/50 R17 en todas las versiones.

Estas características se mantienen en los Skoda Octavia Scout de la tercera generación, ya con el facelift que identifica a los modelos lanzados a lo largo de 2017. Como el resto de Skoda Octavia, el Scout cuenta ya con doble faro, que puede ofrecer funciones full-led adaptativos; una parrilla diferente a la que usaban los modelos lanzados en 2013 y que, para la marca, son los Type 5E; o faros antiniebla, también disponen de tecnología led al igual que los pilotos posteriores.

Con todo, lo que sigue distinguiendo al Skoda Octavia Scout de otras versiones de la familia son el protector de bajos que se ve en la parte frontal o posterior, así como las molduras protectoras laterales.

Skoda Octavia Scout 2017El interior se diferencia por el volante calefactado de cuero multifunción, la iluminación de las manetas de las puertas o la ambiental en los embellecedores de las puertas, que pueden configurarse en uno de los diez colores. Otros elementos de serie son los eyectores limpiaparabrisas calefactados, como también lo están los asientos con el logo Scout y la tapicería de estos, con una tecnología denominada Thermo-Flux, preparadas para ser más permeables que otra. También son estándar en todos los Scout, el limitador y control de velocidad de crucero o los cuatro elevalunas eléctricos.

Skoda Octavia Scout 2017, motores y precios

Son tres los motores disponibles para el Skoda Octavia Scout 2017, dos de ellos Diesel, uno de gasolina. Los 2.0 TDI dan pie a las dos primeras variantes, con 150 y 184 CV y, al margen de la potencia, la diferencia entre ellas que la primera siempre va ligada a un cambio manual y la segunda a uno automático DSG, en ambos casos, con seis velocidades. Sin embargo, para dentro de unos meses, el Skoda Octavia Scout con el 2.0 TDI de 150 CV también podrá contar con un cambio DSG, si bien, en este caso, con siete marchas. Hemos podido probarlo y, sin duda, resulta muy satisfactorio tanto por su desempeño dinámico como por lo confortable que resulta.

El otro motor del Skoda Octavia Scout es el 1.8 TSI que, como los otros dos, también es compartido con las versiones de “asfalto” y tracción delantera de este modelo. Rinde 180 CV y cuenta, como el Diesel más potente, sólo con el cambio automático de seis marchas, el DSG6. Por precio se sitúa a mitad de camino entre los dos Diesel.

El Scout con el 2.0 TDI de 150 CV es el más económico de la gama, por consumo y precio. Cuesta 32.030 euros y gasta, de media, 5.0 l/100 km. Su hermano mayor, ya con esos 184 CV y el cambio automático consume 5,1 l/100 km (lo mismo que gastará el 150 CV cuando se comercialice con el DSG7) y su precio de tarifa es de 34.140 euros.

En cuanto a la versión con el motor de gasolina, el precio es de 33.520 euros y gasta 6,8 l/100 km, con unas prestaciones semejantes a las del 2.0 TDI de 184 CV.

Skoda Octavia Scout 2017En las unidades que hemos podido probar los neumáticos no eran específicos para circular por campo, con características M+S como mínimo, sino que se trataba de ruedas de asfalto: Michelin Primacy 3. Sin embargo, gracias al apoyo de la electrónica, el Skoda Octavia Scout tiene una considerable movilidad off-road; cuando menos sobre firmes no muy abruptos, que es en los que hemos podido conducirlo, además de en asfalto. Con más altura libre respecto al suelo (30 mm más que otros Octavia) también crece sus ángulos de ataque y salida, lo que favorece encarar o abandonar más que con otros coches zonas de pendiente pronunciada. Además, el diferencial autoblocante electrónico XDS+ trabaja sobre los dos ejes, de modo que aún cuando una de las ruedas queda en el aire (el recorrido de suspensión no es muy grande, por lo demás) el Scout puede seguir progresando porque mantiene la motricidad del resto.

Al activar la función off-road se cuenta con un efectivo sistema que mantiene la velocidad automáticamente durante las bajadas, de modo que no se hace necesario tocar el freno.

Al contar con tracción total, este Skoda Octavia Scout dispone de la suspensión trasera de tipo multibrazo con una vía que ahora es de 1,59 m. Su mayor altura y peso se cobra, en asfalto, algo de agilidad en los cambios de dirección respecto a otros Octavia y, particularmente, frente a las versiones RS que pudimos conducir casi simultáneanente a esta versión todocamino. Sin embargo, con frecuencia puede parecer más adecuado que muchos SUV para circular prioritariamente por carretera y, fuera de ella, es capaz de mantener una movilidad semejante.

Skoda Octavia Scout, asistentes a la conducción y conectividad

Además de nuevos recursos prácticos, como el soporte para botellas que permite abrir su tapón con una sola mano, las mesitas plegables en el envés de los asientos delanteros o la luz del maletero que puede utilizarse, al extraerse, como linterna; el Skoda Octavia Scout dispone de todos los sistemas de ayuda a la conducción ligados al facelift de 2017: Front Assist, detector de ángulo muerto, de alerta de tráfico posterior, el asistente de remolque que hace más fáciles las maniobras (el Scout puede remolcar hasta 2.000 kg), el de maniobra sin remolque… También el ACC activo hasta los 210 km/h, la cámara que reconoce las señales de tráfico, el sistema que aparca semiautomáticamente o el que cambia de luces cortas a larga y viceversa según las condiciones del tráfico y de la carretera.

Otro tanto ocurre con los sistemas de información y entretenimiento o los servicios móviles del Skoda Connect y Care Connect

También te puede interesar

- Skoda Octavia 2017, a prueba

- ¿Qué diferencia hay entre el Skoda Octavia 2017 y el Octavia 2016?

- Así es el nuevo Skoda Octavia Combi familiar

- Probamos el Skoda Octavia RS 2017, el Octavia más deportivo

 

 

 

 

 

 

 

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.