Publicidad

Seat León, Altea y Altea XL con el nuevo motor 1.4 TSI 125 CV

Con poca cilindrada para contener el consumo y un turbo para aumentar la prestación, el nuevo motor de gasolina 1.4 TSI garantiza un buen agrado de conducción con una razonable economía de consumo en los compactos León, Altea y Altea XL.
-
Seat León, Altea y Altea XL con el nuevo  motor 1.4 TSI 125 CV
Este nuevo motor de gasolina es una variante simplificada del sofisticado 1.4 TSI que en la gama Volkswagen se ofrece con 140 y 170 CV. El 1.4 TSI originario se caracteriza por su compleja cadena de alimentación que combina un turbo, un compresor y un sistema de inyección directa. Esta tercera variante se deshace del compresor y recibe un turbo nuevo de mayor diámetro. La estrenó el Volkswagen Golf, con 122 CV y ahora, en Seat, el León, el Altea y el Altea XL, anunciando 125 CV.
En la gama española viene a llenar el hueco existente entre las versiones 1.6 de 102 CV y 1.8 TSI de 160 de los León, Altea y Altea XL. Dadas sus características, las nuevas versiones 1.4 TSi de 125 CV homologan unos consumos mejores que los 1.6 de 102 CV, con prestaciones más próximas a los 1.8 de 160 CV.

El consumo de combustible, que se traduce en emisiones de CO2, a partir del año que viene tendrá mayor importancia para el bolsillo de los usuarios. El futuro impuesto de matriculación tributará en función a la emisiones de CO2 y se dará el caso, por ejemplo, de que el nuevo León 1.4 TSI de 125 CV tributará un 4,75 por ciento en ese futuro impuesto, frente a un 9,75 que lo hará el León 1.6i de 102 CV (ambos, hasta final de año, tributan el 7 por ciento). Interesante paradoja fruto del desarrollo tecnológico: paga menos impuestos una versión más potente y refinada pero también “más limpia”. Otra cosa será el precio final que asignen los fabricantes a sus modelos. Evidentemente, la tecnología más moderna también será más cara. Rinde 125 CV a sólo 5.000 revoluciones pero lo más significativo son los 20,4 mkg que homologa entre 1.500 y 4.000 revoluciones. Con estos valores nos encontramos con una respuesta de este motor 1.4 TSI absolutamente consistente desde muy bajo régimen, en la línea de un buen motor de 2 litros atmosférico. La aceleración es muy lineal, sin ninguna brusquedad o pico típico de motor sobrealimentado. Hasta 5.000 revoluciones su aceleración aporta buena sensación de empuje. Sin embargo, desde allí hasta las 7.000 su respuesta es muy plana e invita a cambiar de marcha para aprovechar las bondades de su medio régimen. De hecho, no hay ganancia de potencia. Este perfil ofrece mucho agrado y eficacia en la típica conducción habitual en ciudad o carretera. En las maniobras de recuperación se muestra excelente y es donde su disimulado carácter turbo se hace más evidente por la fortaleza de su respuesta. El cambio tiene 6 relaciones, por lo que aporta su granito de arena con saltos y ajustes optimizados frente a un cambio de 5 velocidades. El turbo que utiliza esta variante TSI es propio. Es más grande, con una diámetro de 37 mm, gira hasta 220.000 revoluciones y aumenta en 0,8 bar la presión en los cilindros (1,8 bar en total, incluida la atmosférica). Una interesante característica es una válvula que regula la presión del circuito cuando levantamos el pie del acelerador, de tal manera, que la turbina no pierde inercia en esa transición y por tanto no hay pérdida de presión en el circuito de admisión, por lo que al volver a pisar el acelerador no hay ningún lapso ni posteriores brusquedades. También se sale de lo corriente su intercooler (reduce hasta en 100 grados al aire comprimido), que está refrigerado por agua. Al ser mucho más pequeño que un intercooler clásico aire/aire, se puede ubicar muy cerca del colector de admisión y así el aire comprimido recorre menos distancia.

Con la llegada de esta nueva mecánica, la gama Altea estrena una nueva terminación interior, donde se da cabida a nuevos revestimientos de tonos más claros para el salpicadero y las puertas. También toda la gama Seat estrena un nuevo sistema de navegación que presenta una pantalla táctil de manejo más intuitivo y recibe un disco duro de 30 Gb, que mejora la velocidad de cálculo de las rutas. La cartografía soportada ahora en DVD tiene toda la información de Europa Occidental. A pesar de la mejora del nuevo navegador su precio es de 1.465 euros, 1.000 menos que el anterior.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.