Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponemos a los mandos de un Seat León TGI para comprobar que un coche de Gas Natural es lo más cómodo y económico. ¿Será cierto?
Autopista.es para Seat -
Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa
Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

A no ser que te hayas planteado viajar de Madrid a Valencia en patín, andando o a caballo, la forma más barata y cómoda de disfrutar del mar es hacerlo a bordo de un vehículo de Gas Natural. Nosotros lo hemos comprobado. Y Seat, en este terreno, no tiene parangón porque es el único fabricante europeo que ha apostado decididamente por el gas vehicular GNC, desarrollando una tecnología sencilla, pero eficaz. Su amplia gama TGI es la alternativa perfecta para viajar cómodos, a nuestro aire, de manera económica y respetando el medio ambiente. Su etiqueta ECO así lo acredita.

Publicidad

Para nuestro recorrido, tras evaluar otros diferentes medios de transporte (avión, autobús, tren y coche compartido), elegimos al Seat León 1.5 TGI con caja de cambios manual de 6 relaciones como compañero de viaje. Cerca de 450 km de autonomía totales ante nosotros, más que suficientes para llegar con holgura al mar, aunque podríamos también haber viajado sin problemas a bordo de un Ibiza o de un Arona TGI.

Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

## Reto Seat León TGI: en marcha Nada más iniciar nuestro recorrido, parada para repostar nuestro Seat León TGI y para olvidarnos de volver a pensar en alimentar al coche. Ningún problema para encontrar punto de carga. Cada vez es mayor la disponibilidad de sitios de repostaje por muchas zonas de nuestra geografía, lo que redunda en nuestra tranquilidad a la hora de afrontar los viajes más largos. Según los últimos datos de Gasnam, la infraestructura de suministro de gas natural no deja de crecer. En el primer semestre de este año se han abierto siete nuevas estaciones, pero las previsiones son mucho más optimistas. Para 2021, se espera contar con más de 200 gasineras en España.

En el punto de carga de la gasinera viene correctamente explicado cómo llenar el vehículo de GNC. Levantamos la tapa y se ven las dos boquillas de carga para ambos combustibles (gas y gasolina). El repostaje es parecido al de un coche de gasolina o Diesel. La posición de la boquilla no cambia y se tarda prácticamente lo mismo, y ni huele ni gotea. “¿Os echo una mano?“, nos pregunta un conductor que repostaba gas al mismo tiempo que nosotros. “¿Tienes el coche desde hace mucho?”, curioseamos. “Si, nos dice, y cada vez estoy más convencido de mi buena compra sobre todo porque, además de que mi bolsillo lo nota, los problemas de abastecimiento ya no existen. Antes era más complicado encontrar una gasinera a mano”.

Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

Ya en la autovía, marcamos el rumbo a la velocidad permitida de 120 km/h con el Seat León 1.5 TGI, siempre respetando los límites de velocidad establecidos. Durante el viaje no buscábamos la máxima eficiencia; de lo que se trataba era de conducir de manera relajada, sin ponernos metas para alcanzar determinados consumos, aunque viajar con GNC invita a superar tu propio record, ya que inconscientemente intentas mejorar siempre el consumo.

La sensación de conducir con gas natural o gasolina es la misma. Solamente sabremos con qué combustible circulamos si nos fijamos en el testigo luminoso del panel de instrumentos. Encendido, funciona con gas natural; apagado, funciona con gasolina, aunque en nuestro recorrido se mantuvo siempre encendido. Durante el trayecto, el ordenador de a bordo nos ha facilitado toda la información. En todo momento conocimos el nivel de cada combustible, así como el consumo y la autonomía que nos quedaba.

Publicidad

Llegamos a Valencia con la tranquilidad de saber que el depósito de gas seguía en activo, que el depósito de gasolina continuaba intacto y de que nuestro navegador nos señalaba varios puntos cerca de la zona donde podíamos repostar en caso de necesitarlo. Y todo, tras haber desembolsado unos 4,5 euros cada uno y haber recorrido casi 400 km. ¿Alguien da más?

Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

Reto Seat León TGI: nuestro protagonista

Para nuestro recorrido elegimos la versión 1.5 TGI del Seat León, con 130 CV y cambio manual de 6 relaciones (existe otra variante con caja automática de doble embrague de siete). Este León anuncia una velocidad máxima de 206 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos. Es un motor de última generación, incluso con delicatesen técnicas como un turbo de geometría variable que ayuda a hacer más progresiva la entrada en funcionamiento de la sobrealimentación.

Refinado a los mandos y de funcionamiento suave, muy redondo. Dinámicamente se siente como cualquier otro Seat León ST, con carrocería familiar, pues incluso cuando ahora incorpora un tercer depósito de gas, se reduce el de la gasolina —combustible considerado como de reserva—, con lo que no se lastra con peso extra. La reconfiguración de los depósitos ha aumentado la autonomía con gas.

Reto Seat León TGI: hagamos cuentas

Medio de transporte

Tiempo total empleado

Coste por persona/coste total (*)

Observaciones

Tren AVE

½ hora +1h 50 minutos +10 minutos

TOTAL: 2 horas 30 minutos

50 euros por billete + 10€ taxi Madrid + 5€ taxi Valencia: 65 euros/persona.

TOTAL 3 personas:

165 euros

Nos movemos en taxis tanto para ir a la estación como para ir de la estación a la playa.

El viaje es más rápido, pero una vez en destino tenemos que adoptar alguna decisión sobre cómo movernos por allí.

Autobús

½ hora + 4h y 15 minutos + 10 minutos

TOTAL: 4 horas 55 minutos

Unos 30 euros por billete + 10€ taxi Madrid + 5€ taxi Valencia: 45 euros

TOTAL 3 personas: 105 euros

Empleamos mucho tiempo en el trayecto, ya que el autocar suele realizar una parada intermedia de al menos 20 minutos. Una vez en el destino, hay que buscar medio de desplazamiento.

Avión

½ hora + 40 minutos + 1 hora + ½ hora

TOTAL: 2 horas 40 minutos.

60 euros/ persona billete + 20€ taxi Madrid + 5€ taxi Valencia.

TOTAL 3 personas: 205 euros 

Es, junto con el tren, el medio más rápido, si bien hay muchos tiempos intermedios y económicamente penaliza.

En el destino tendremos el problema de tener que recurrir a otros métodos para movernos.

Coche compartido

4 horas

22 euros/ persona.

TOTAL 3 personas: 66 euros 

Se trata de un modo muy económico para viajar y para una persona puede resultar interesante, pero a partir de dos el gasto se multiplica.

El mayor inconveniente como en las casos anteriores es que no dispondremos del coche para circular por nuestro destino.

SEAT GNC

3 horas 40 minutos

4,6 euros/ persona.

TOTAL 3 personas: 13,89 euros

Aparte del medio más económico gracias a que el kilo de combustible está muy por debajo del euro y a su bajo consumo, es el más cómodo; una vez en destino podremos movernos con el vehículo en modo gas sin problemas gracias a su etiqueta ECO.

 

(**) El cálculo total se ha calculado solo con un trayecto en taxi (los 3 ocupantes se desplazan en el mismo vehículo)

Reto Seat León TGI: el viaje paso a paso

- 08:30: la salida: partimos con el Seat León TGI hacia la costa saliendo del centro de Madrid. Por delante: 380 kilómetros de recorrido hasta nuestro destino.

Publicidad

- 08:45: búsqueda de la gasinera: buscamos una gasinera de GNC para repostar el vehículo. Para ello consultamos en el ordenador de a bordo del coche, que nos indica y nos guía hasta el punto más cercano.

- 09:00: llenar el depósito: llenamos el depósito de gas sin exprimir al máximo su capacidad. En total, se administraron más de 16 kilos de Gas Natural que nos costaron cerca de 15 euros (el precio anunciado de cada kilo era de 0,92 euros). Las instrucciones de la gasinera fueron muy claras y no requirió ningún tipo de dificultad recargar el Seat León.

Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

- 10:00: autonomía suficiente: tras nuestro paso por la gasinera, el León nos anuncia una autonomía total de 520 kilómetros totales, 410 kilómetros solo en modo gas, más que suficientes para llegar a nuestro destino sin necesidad de que el motor de combustión tenga que ayudarnos (Seat anuncia para el León 480 km de autonomía solo en gas, 500 con el cambio DSG).

- 11:20: viaje sin incidencias: nuestro viaje por autovía transcurre sin incidencias, nunca sin sobrepasar los límites máximos de seguridad. 120 km/h en la mayor parte del trayecto.

- 12:30: llegamos al mar: atravesamos Valencia y nos dirigimos al puerto. Hemos recorrido más de 380 kilómetros con menos de un depósito y todavía nos sobran 70 kilómetros de autonomía en modo gas para los desplazamientos por la zona de playa.

Seat León TGI de gas: la forma más barata de ir a la playa

Publicidad
También te puede interesar

Seat está realizando una Vuelta a España con su gama TGI, siglas que definen a sus coches que utilizan gas natural. Hemos tenido la oportunidad de participar en la etapa Madrid-Sevilla-Madrid y ver el bajo coste por kilómetro que logran estos modelos.

La segunda edición del Seat León de gas natural recibe un motor más potente y un depósito adicional de GNC que hace aumentar su autonomía con este tipo de combustible, haciéndolo, por tanto, más rentable para el bolsillo. Ya lo hemos probado.