Publicidad

Seat Ibiza FR, Cupra y Bocanegra

Las versiones más deportivas de la nueva gama Ibiza ya están a la venta; FR, Cupra y Bocanegra son los tres niveles que ofrece Seat para sus clientes más deportivos, todos ellos equipados con el motor 1.4 TSi y el cambio secuencial DSG de siete velocidades.
-
Seat Ibiza FR, Cupra y Bocanegra
La venta de las versiones más deportivas del Ibiza ocupan un apartado de cierta relevancia en el cómputo total de las ventas del modelo español, de ahí que se cuide tanto la gama y se ofrezca tanta variedad. La compra de este tipo de coche tiene mucho de emocional, y desde luego sus compradores no se sentirán defraudados. Entre Cupra y Cupra Boncanegra, con sus 180 CV, la diferencia es algo de exclusividad por esos casi mil euros de más. Pero el coche, mecánicamente el mismo, tan solo con una suspensión endurecida progresivamente partiendo del acabado Sport de la gama Ibiza. Algo más duro en amortiguación en el FR con un milímetro más de barra estabilizadora –de 18 pasa a 19 mm–, y un poco más en el Cupra, que es un auténtico purasangre. Una suspensión dura pero no incomoda que anima a realizar una conducción deportiva por la excelente estabilidad conseguida.

Galería relacionada

Seat Ibiza Cupra y Bocanegra

La posición de conducción, la sujeción de los asientos, la buena visibilidad y la adopción de las levas en el volante llevan al conductor a una atmósfera no sólo ya de un coche muy deportivo, también a la de un coche de un nivel superior, tanto por sus “gadgets” como por la amplitud y confort del habitáculo. El motor es realmente agradable. Utilizado en la posición D de la caja de cambios y sin más pretensiones que los desplazamientos, es un motor silencioso en el que siempre hay par y reserva de potencia para salir adelante en cualquier momento. Seleccionada la “S”, las cosas se animan con una electrónica que anima a apurar los desarrollos, pero el placer absoluto en su conducción se alcanza con la posición manual, en la que el conductor puede gozar del manejo secuencial de la caja de cambios con levas en el volante o con la palanca de cambio para exprimir toda la fuerza del motor. En esas circunstancias es como mejor partido se saca del Ibiza. Los cambios de marcha se suceden con leves toques sobre las levas, a la derecha para subir velocidades, a la izquierda para bajarlas. La electrónica protege de errores, el ESP no es desconectable y el diferencial autoblocante electrónico transforma la conducción permitiéndonos trazar y recortar las curvas más cerradas con trayectorias perfectas en las que resulta imposible arrastrar las ruedas. Y todo ello con una musicalidad que anima a bajar un poco la ventana para disfrutar de la acústica en los cambios de marcha, a los que se acompaña una leve detonación de lo más racing.

El conducto común llega a los TDi de la familia de los Seat Ibiza. El nuevo bloque de 1.6 litros es el primero en beneficiarse de esta tecnología y reemplaza directamente a los TDi de 1.9 litros y 90 CV, mientras que los de mayor potencia irán siendo sustituidos progresivamente con la llegada de los nuevos “common rail” para TDi. El 1.6 TDi CR está disponible tanto en carrocería de cinco puertas como en SC, SportCoupe de tres puertas. El nuevo motor se ubica en la gama entre los TDi de 1.4 litros y 80 CV, y el 1.0 TDi de 105 CV, siempre en cooperación con la caja de cambios manual de cinco relaciones.

El nuevo “CR” no decepciona, al contrario, será la versión de acceso a la gama, desde 14.480 euros, y respecto al TDi de 90 CV anterior, es más limpio, ecológico, menos ruidoso (entre un 8 y un 10 por ciento menos decibelios a plena carga) y también más progresivo, agradable y elástico, ideal para el uso cotidiano con menos sensación turbo y con una respuesta más homogénea. Con el nuevo motor “common rail”, el Ibiza alcanza los 177 km/h y rebaja en más de siete segundos algunas mediciones tan importantes como la recuperación de 80 a 120 km/h, que la cubre en 12 segundos frente a los 19,3 que necesitaba el antiguo TDi de 1.9 litros en la misma medición.
SEAT IBIZA SC
1.4 TSI 150 CV FR DSG 7 vel. 20.600
1.4 TSI 180 CV CUPRA DSG 7 vel. 22.500
1.6 TDI CR 90 CV REFERENCE DPF 14.480
1.6 TDI CR 90 CV STYLE DPF 16.210
 
SEAT IBIZA 5P
1.4 TSI 150 CV FR DSG 7 vel. 20.940
1.6 TDI CR 90 CV REFERENCE DPF 14.810
1.6 TDI CR 90 CV STYLE DPF 16.540
1.6 TDI CR 90 CV SPORT DPF 16.540


*Para el exclusivo Bocanegra, del que se comercializarán solo mil unidades al año, habrá que esperar hasta el mes de septiembre.
Los Ibiza más radicales
La venta de las versiones más deportivas del Ibiza ocupan un apartado de cierta relevancia en el cómputo total de las ventas del modelo español, de ahí que se cuide tanto la gama y se ofrezca tanta variedad. La compra de este tipo de coche tiene mucho de emocional, y desde luego sus compradores no se sentirán defraudados. Entre Cupra y Cupra Boncanegra, con sus 180 CV, la diferencia es algo de exclusividad por esos casi mil euros de más. Pero el coche, mecánicamente el mismo, tan solo con una suspensión endurecida progresivamente partiendo del acabado Sport de la gama Ibiza. Algo más duro en amortiguación en el FR con un milímetro más de barra estabilizadora –de 18 pasa a 19 mm–, y un poco más en el Cupra, que es un auténtico purasangre. Una suspensión dura pero no incomoda que anima a realizar una conducción deportiva por la excelente estabilidad conseguida. La posición de conducción, la sujeción de los asientos, la buena visibilidad y la adopción de las levas en el volante llevan al conductor a una atmósfera no sólo ya de un coche muy deportivo, también a la de un coche de un nivel superior, tanto por sus “gadgets” como por la amplitud y confort del habitáculo. El motor es realmente agradable. Utilizado en la posición D de la caja de cambios y sin más pretensiones que los desplazamientos, es un motor silencioso en el que siempre hay par y reserva de potencia para salir adelante en cualquier momento. Seleccionada la “S”, las cosas se animan con una electrónica que anima a apurar los desarrollos, pero el placer absoluto en su conducción se alcanza con la posición manual, en la que el conductor puede gozar del manejo secuencial de la caja de cambios con levas en el volante o con la palanca de cambio para exprimir toda la fuerza del motor. En esas circunstancias es como mejor partido se saca del Ibiza. Los cambios de marcha se suceden con leves toques sobre las levas, a la derecha para subir velocidades, a la izquierda para bajarlas. La electrónica protege de errores, el ESP no es desconectable y el diferencial autoblocante electrónico transforma la conducción permitiéndonos trazar y recortar las curvas más cerradas con trayectorias perfectas en las que resulta imposible arrastrar las ruedas. Y todo ello con una musicalidad que anima a bajar un poco la ventana para disfrutar de la acústica en los cambios de marcha, a los que se acompaña una leve detonación de lo más racing.

El conducto común llega a los TDi de la familia de los Seat Ibiza. El nuevo bloque de 1.6 litros es el primero en beneficiarse de esta tecnología y reemplaza directamente a los TDi de 1.9 litros y 90 CV, mientras que los de mayor potencia irán siendo sustituidos progresivamente con la llegada de los nuevos “common rail” para TDi. El 1.6 TDi CR está disponible tanto en carrocería de cinco puertas como en SC, SportCoupe de tres puertas. El nuevo motor se ubica en la gama entre los TDi de 1.4 litros y 80 CV, y el 1.0 TDi de 105 CV, siempre en cooperación con la caja de cambios manual de cinco relaciones.

El nuevo “CR” no decepciona, al contrario, será la versión de acceso a la gama, desde 14.480 euros, y respecto al TDi de 90 CV anterior, es más limpio, ecológico, menos ruidoso (entre un 8 y un 10 por ciento menos decibelios a plena carga) y también más progresivo, agradable y elástico, ideal para el uso cotidiano con menos sensación turbo y con una respuesta más homogénea. Con el nuevo motor “common rail”, el Ibiza alcanza los 177 km/h y rebaja en más de siete segundos algunas mediciones tan importantes como la recuperación de 80 a 120 km/h, que la cubre en 12 segundos frente a los 19,3 que necesitaba el antiguo TDi de 1.9 litros en la misma medición.
SEAT IBIZA SC
1.4 TSI 150 CV FR DSG 7 vel. 20.600
1.4 TSI 180 CV CUPRA DSG 7 vel. 22.500
1.6 TDI CR 90 CV REFERENCE DPF 14.480
1.6 TDI CR 90 CV STYLE DPF 16.210
 
SEAT IBIZA 5P
1.4 TSI 150 CV FR DSG 7 vel. 20.940
1.6 TDI CR 90 CV REFERENCE DPF 14.810
1.6 TDI CR 90 CV STYLE DPF 16.540
1.6 TDI CR 90 CV SPORT DPF 16.540


*Para el exclusivo Bocanegra, del que se comercializarán solo mil unidades al año, habrá que esperar hasta el mes de septiembre.
Los Ibiza más radicales
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.