Publicidad

Seat Ibiza 1.4 TDI contra Seat Ibiza 1.0 TSI, ¿cuál te interesa más?

Si es mejor un coche de gasolina -el Seat Ibiza 1.0 TSI-, o Diesel - el Seat Ibiza 1.4 TDI-, se responde con la amortización de la diferencia de precio de dos de los motores más atractivos de la gama Seat Ibiza.
Texto: Óscar Díaz / Fotos: Israel Gardyn -
Seat Ibiza 1.4 TDI contra Seat Ibiza 1.0 TSI,  ¿cuál te interesa más?

Esta comparativa entre dos de los Seat Ibiza más populares y atractivos del momento no es una más. No ha nacido al socaire de debates sobre si el Diesel es aconsejable o no en las ciudades, de si es justificado que dos de cada tres coches que se venden tengan esta mecánica o de si en pos de un coste de utilización más bajo se debe perder finura de funcionamiento y soportar más vibraciones. Pretendemos poner luz si los motores turbo de gasolina y pequeña cilindrada como el TSI de Volkswagen pueden conseguir revolucionar el mundo del automóvil como hace apenas unos años lo hicieron los TDI. Sus argumentos vienen dados por aunar la suavidad de funcionamiento y capacidad para subir de vueltas clásica de los motores de gasolina y una respuesta al acelerador que poco tiene que envidiar a un turbodiésel gracias al empuje del turbo, aunque un consumo más elevado, de un combustible más caro, puede condicionar su atractivo.

Para determinar qué es mejor, hemos tomado los dos motores más modernos del Seat Ibiza, el urbano más vendido en 2015 en nuestro país. Ambos cuentan con tres cilindros, inyección directa, turbo y los dos han reemplazado a variantes de mayor cubicaje. Se trata de los Seat Ibiza 1.4 TDI en su versión de 90 CV (450 euros más barata que la de 105 CV) y el Seat Ibiza 1.0 TSI de 110 CV, que al ser 450 euros más caro que la versión de 95 CV y cambio manual,  acerca la postura de ambos contendientes al reducir las diferencias de precio entre ambos.

Seat Ibiza 1.4 TDI contra Seat Ibiza 1.0 TSISeat Ibiza 3 y 5 puertas, similares, pero no tanto

Aunque cuestiones como la habitabilidad, la facilidad de acceso o la capacidad de su maletero tienen hoy una importancia secundaria, hay que apuntar cómo el Seat Ibiza está en la media de su categoría en cuanto a anchura interior o espacio trasero para las piernas y mejora la de espacio vertical. El colofón lo pone un maletero que con 350 l de capacidad verificada, no sólo es la mejor de un urbano sino que aventaja a algunos compactos. Curiosamente, estas carrocerías de tres y cinco puertas tan diferenciadas apenas presentan diferencias de habitabilidad en altura trasera.

Éstas tienen más que ver con el comportamiento que con la habitabilidad. Surgen al valorar la mecánica, su rendimiento y el agrado de uso que son capaces de ofrecer. Así, desde al ralentí y hasta que la velocidad de la marcha hace que la rumorosidad aerodinámica ahogue a la del motor igualando la situación, el Seat Ibiza TSI resulta más silencioso y refinado, especialmente en frío, donde no se percibe la aspereza del turbodiésel del Seat Ibiza TDI. Por si fuera poco, su mecanismo automático de parada y arranque es más suave y tiene menos tendencia a calar el coche ante cambios de marcha a bajo régimen de giro del motor, por lo que va ofrecer mayor agrado general de conducción, especialmente en ciudad.

Sin embargo, el tipo de uso que vaya a hacerse puede suponer una importante variación en el consumo y aumentar unas diferencias de una variable, el gasto de carburante, que en cualquier caso favorecen al Seat Ibiza TDI. Así, en los recorridos de prueba del Centro Técnico ha ido de los poco más de 0,3 l/100 km en carretera a los más de 1,3 en el recorrido urbano para una diferencia media de 0,75 que al actual precio de cada combustible sólo se amortizaría superados los 196.000 km. Esa cifra, por sí misma podría llegar a resumir esta comparativa, pero aún hay diferencias subjetivas que llevan a apuntalar el éxito del Seat Ibiza TSI.

Seat Ibiza 1.4 TDI contra Seat Ibiza 1.0 TSIEl dinamismo del Seat Ibiza

A pesar de todo, el Seat Ibiza 1.4 TDI impresiona por el consumo que es capaz de conseguir, especialmente en ciudad, aunque su entrega de par a bajo régimen no le hace muy agradable. Su cambio manual es de cinco marchas y presenta un comportamiento bastante rutero, con más fuerza desde las 1.750 rpm y las 3.000 que en la práctica sirve para aguantar la marcha más larga durante más tiempo sin tener que recurrir al cambio para mantener la velocidad de rodaje.

Por su parte, en el Seat Ibiza TSI 1.0 vamos a tener que usar más el cambio ya que al tener una relación más y un desarrollo final casi idéntico, tenemos una desmultiplicación más cerrada, que puede permitirnos mantener el motor en su zona buena más fácilmente a cambio de manejar el selector con alguna habilidad. Si a esto le sumamos unos cuantos caballos más, resulta más rápido tanto en una aceleración máxima como al ofrecer mayor facilidad para rematar un adelantamiento sin cambiar de marcha siempre y cuando no circulemos en sexta velocidad.

Pero también el Seat Ibiza TSI 1.0 es un motor más pequeño y ligero, que carga menos peso sobre el eje delantero y va a hacerle menos menos subvirador que el TDI —en el que modulando con el acelerador en una curva podemos modificar la trayectoria manteniendo constante el giro del volante: más gas abriría la trayectoria, un poco menos llevaría el morro más hacia el interior de la curva—. Será más neutro y con mayores posibilidades de disfrutar la conducción dinámica que permite el bastidor.

Seat Ibiza 1.4 TDI contra Seat Ibiza 1.0 TSIEl Seat Ibiza TSI gana

Con todo lo visto, parece claro que sin desmerecer al Seat ibiza TDI, éste no resulta una opción tan equilibrada como el Seat Ibiza TSI a menos que seamos de esas personas que recorren mil o más kilómetros a la semana, con alguna tirada de varios cientos de kilómetros. En esas condiciones no sólo estaremos aprovechando la gran economía del Diesel, sino que también estaremos dejando trabajar a sus sofisticados sistemas de depuración de gases de escape en las mejores condiciones ya que podrán funcionar en el rango óptimo de temperaturas, contribuyendo a su longevidad.

En cambio, si lo nuestro son recorridos cortos, de menos de 100 km cada uno y sólo hacemos viajes largos ocasionalmente, mejor elegiremos el Seat Ibiza TSI, por mucho que nos duela pasar por el surtidor con mayor frecuencia. 1.000 euros dan para muchos litros de gasolina.

También te puede interesar

- Seat Ibiza, analizamos en vídeo cómo es su interior

- Prueba Seat Ibiza Cupra 2016, el Seat Ibiza más potente y deportivo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.