Publicidad

Renault Laguna

Más rápido, más alto, más fuerte es el lema de los Juegos Olímpicos y le viene como anillo al dedo a la tercera generación del Renault Laguna ya que el paso dado con respecto a su predecesor es ciertamente gigantesco en todos los apartados.
-
Renault Laguna
La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos.

Galería relacionada

RenaultLaguna1

Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km. La anterior generación del Laguna fue el primer modelo de la marca que consiguió las cinco estrellas de EuroNCAP, y con esta nueva generación no podía ser menos. Al margen de los consabidos airbags para las plazas delanteras y traseras, el nuevo Laguna dispone de unos nuevos captadores ubicados en las puertas delanteras para que, en caso de colisión lateral, se active un doble airbag –cadera-tórax-salten con mayor celeridad –según la marca lo hacen el doble de rápido que los actuales- y se disminuyan lo más posible los daños a los ocupantes. También se ha incluido una nueva electrónica que hace que en caso de que el conductor levante de forma brusca el pie del acelerador, todo el sistema de frenos se ponga en “alerta máxima”, acercando las pastillas a los discos para disminuir el tiempo –y por consiguiente la distancia- de frenada.

En su lanzamiento el 19 del próximo mes de octubre, la gama del Renault Laguna sólo dispondrá de la carrocería de cinco puertas ya que la variante familiar, denominada Grand Tour, no lo hará hasta principios del próximo año. En su lanzamiento, el Laguna se ofrece con cuatro variantes mecánicas, dos de gasolina, un 2.0 de 140 CV y un 2.0 turbo de 170 CV de potencia y dos turbodiesel, un 1.5 con 110 CV y un 2.0 de 150 CV de potencia. En principio todos los motores vienen acoplados a una caja de cambios manual de 6 relaciones excepto del 2 litros turbo de gasolina y esta caja se ofrece como opción en el 2.0 dCi de 150 CV. A estas hay que añadir, a partir del próximo mes de enero de 2008, las versiones 1.6 de 110 CV –gasolina-, 2.0 dCI de 130 CV y 175 CV más las variantes de carrocería familiar. En la primavera la gama Laguna se completará con las versiones GT que se ofrecen con el motor 2 litros turbo de gasolina -205 CV- y el 2.0 dCI de 180 CV.

Teníamos curiosidad de ver cómo “se movía” el nuevo Laguna con el pequeño motor dCI de 1,5 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Y no porque no supiéramos de sus bondades –lo hemos probado en otras carrocerías, pero no tan grandes-, sino porque después de ver cómo aceleraba y, sobre todo, con que facilidad realizábamos los adelantamientos con el Laguna 2.0 dCi de 150 CV que habíamos tenido ocasión de conducir anteriormente teníamos ciertas dudas sobre su capacidad en esta carrocería. Nuestras dudas se despejaron a los pocos kilómetros ya que esta versión se movía con una más que aceptable rapidez por el tráfico de carretera de doble sentido, nos permitía adelantar con bastante autoridad y salía con bastante brío desde parado; por supuesto, estamos hablando de viajar sólo dos personas y con un equipaje de mano. Evidentemente no tiene la potencia del 150 CV, hay que ir más pendiente de las distancias con los coches que viene de frente a la hora de adelantar y, por supuesto, hay que utilizar más el cambio, pero la verdad es que nos ha dejado un buen sabor de boca. Tendremos que esperar a que pase por nuestro Centro Técnico y poder conducirlo por nuestros circuitos habituales de prueba –y a ser posible en seco- para ratificarnos, pero todo apunta muy bien. Renault empieza ahora una campaña de promoción, a la que se acogerá el Laguna desde su lanzamiento, que consiste en rebajar el precio del coche elegido en una cantidad equivalente a como lo harán el próximo 1 de enero cuando el impuesto de matriculación se cambie por un impuesto ecológico que, en función de las emisiones homologadas varía desde cero euros para los que ofrezcan menos de 120 gr/km de CO2- hasta el 14,75% de aquellos que superen los 200 gr/km.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.